Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo régimen guineano no controla todo el país

El ultimátum dado por el nuevo régimen guineano al presidente Macías para que se rinda y deponga las armas venció la pasada medianoche sin que se supiera la respuesta del ex dictador, que durante todo el día de ayer continuó oponiendo resistencia a las tropas del teniente coronel Teodoro Nguema, que el pasado sábado se hizo con el poder en la ex colonia española. Resulta sorprendente para los observadores esta «resistencia» por parte de Macías cuando en las primeras horas se afirmó que el presidente había sido detenido.

A pesar de que el golpe no esté técnicamente completado, aunque en las próximas horas se espera el control de todo el territorio por el nuevo régimen, el Gobierno español sigue realizando sus gestiones en Malabo de apoyo al nuevo régimen y multiplicando sus declaraciones de satisfacción. Por el momento, ningún país occidental o africano ha reconocido a las nuevas autoridades. Se espera con verdadera expectación la reacción de la OUA, que en su última cumbre volvió a condenar al régimen de Macías.Rumores sin confirmar señalan que tropas gabonesas habrían entrado, en las últimas horas, en Guinea. Gabón es país fronterizo con la ex colonia española y tiene una fuerte influencia francesa.

La creación de un marco jurídico capaz de normalizar la vida del país, el desmantelamiento del aparato represivo y una amnistía general son los tres principales puntos de un documento hecho público ayer en Madrid por la oposición guineana, que lleva largos años en el exilio, en una conferencia de prensa.

Este documento está firmado por representantes de los siguientes partidos y grupos: Acción Nacional por la Liberación de Guinea, FAM (Frente Anti-Macías), Alianza Nacional por la Restauración de Guinea, Organización Nacional de la Oposición Guineana en el Exilio, Unión Revolucionaria de Guinea Ecuatorial, organizaciones culturales y personalidades independientes.

Interrogados sobre cuál es la postura de estos grupos de oposición con respecto a la personalidad del nuevo gobernante de Guinea, los portavoces señalaron unánimemente que será favorable «si cumple lo que promete», en el sentido de una total democratización del régimen.

En relación con la posición española en el tema, los portavoces la estimaron correcta «en tanto en cuanto contribuyó al golpe militar que derrocó a Macías», pero la juzgaron «incoherente si tenemos en cuenta la incapacidad que para apoyarnos manifestó en el pasado España».

El régimen militar establecido en Guinea Ecuatorial a raíz del golpe de Estado controla actualmente las dos terceras partes del territorio nacional, afirmó ayer el diario gabonés Union.

El antiguo presidente Macías Nguema opone, siempre según el diario gabonés, una fuerte resistencia a los autores del golpe de Estado desde su pueblo natal de Nzeng Ayong, cerca de Mengomo, que ha sido convertido en una especie de campamento atrincherado. Macías, rodeado de su guardia personal y de los militares todavía leales, se resiste y trata de poner en pie una contraofensiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 1979

Más información

  • Confusa situación en la colonia española tras el golpe de Estado