El éxito de Herri Batasuna sorprende al PNV y preocupa al PSOE y UCD

El alza inesperada de Herri Batasuna (HB)- la gran sorpresa de la jornada electoral- ha logrado restar importancia al triunfo global en Euskadi del PNV, al sensible avance de UCD, que se convierte en la segunda fuerza del País Vasco, y al retroceso significativo en el mismo del PSOE, tres de las notas destacadas del 1 de marzo.

Más información

El éxito de la coalición abertzale radical fue ayer el único tema de conversación que dejó la resaca electoral en Euskadi. Los altos porcentajes de votos logrados por Herri Batasuna -que en líneas generales sorprenden en el sector nacionalista y preocupan al PSOE Y a la derecha se interpretan unánimemente en medios políticos vascos como el triunfo de los planteamientos disidentes y radicales de una coalición a la que han ido a parar los votos de una gran parte de los vascos decepcionados, frustrados o marginados por la política de consenso y los escasos éxitos de los parlamentarios vascos en Madrid. No se descarta que en el elevado número de votantes de Herri Batasuna haya un apreciable porcentaje de personas que el 15-J dieron su apoyo al PNV, y,- sobre. todo, al PSOE. Hay unanimidad también al afirmar que al Gobierno debe en gran parte la coalición abertzale su éxito.«Ese tanto debe apuntárserlo el gabinete Suárez, y, en concreto, Martín Villa», declaraba en la madrugada de ayer Txiki Benegas. El dirigente socialista, que afirmó que la abstención elevada en el País Vasco había perjudicado a su partido, consideró que el éxito de HB es el dato más sorprendente y a la vez el más significativo de estas elecciones. «La enorme incomprensión del Gobierno y UCD hacia el País Vasco ha creado grandes frustraciones entre la población, y fundamentalmente entre la juventud. Con la negativa a satisfacer reivindicaciones y su absurda política de utilización de detenciones, (Monzón) y ampliación de medidas policiales ha logrado radicalizar el nacionalismo.»

En opinión del nuevo diputado del PSOE, «el Gobierno, con su política de freno al tema autonómico y su obsesión por descafeinar la preautonomía, ha hecho un flaco favor al País Vasco, poniendo en bandeja el triunfo a HB». El PNV, Euskadiko Ezkerra -con una política sensata y responsable-, y nosotros mismos, tratamos de convencer al pueblo vasco que por la, vía de la negociación, por la vía institucional -a través del CGV- podían verse resueltas viejas aspiraciones del pueblo vasco».

Mario Onaindía, de Euskadiko Ezkerra, también apunta a Martín Villa como propiciador del éxito de Herri Batasuna. «Con su irresponsable política de represión y medidas policiales ha conseguido radicalizar al pueblo vasco, ya de suyo radicalizado por el paro creciente y la insatisfacción producida por la política de consenso y los escasos logros de los parlamentarios vascos en Madrid.»

Por su parte, Michel Unzueta, cabe ia de lista para el Senado del PNV por Vizcaya, explicaba el éxito de HB (apoyándose en un editorial de EL PAIS del día 11 de marzo de 1977) como «la lógica de la protesta vasca». «Hay -sobre todo en la gente joven- hastío de tanta palabra vacía, sin contenido, de tanta promesa sin cumplir, de tanta incomprensión. El rechazo amplio de la Constitución en Euskadi fue el primer toque de atención de ese estado de decepción. Nuestro partido sabe que hay votos de HB que el 15 de junio fueron nuestros. También debemos analizar nuestra culpa. El éxito de HB debe hacemos meditar a todos. »

El propio Santiago Brouard, cabecera de lista al Senado por Vizcaya de Herri Batasuna participa de este criterio. «Nosotros debemos méditar mucho en adelante, pero también deben hacerlo el PNV, el PSOE y sobre todo UCD, que sigue sin entender la lucha del pueblo vasco.» Estima el presidente de HASI que el pueblo vasco, al votar HB, ha votado «una trayectoria limpia, sin consensos, basada en la representación de la lucha de violencia revolucionaria que lleva a cabo el País Vasco desde hace veinte años».

El presumible trasvase de votos del PNV a Herri Batasuna es interpretado por Santiago Brouard como la confirmación del «desgaste» que también ha sufrido el Partido Nacionalista en Euskadi por sus escasos éxitos en el Parlamento y lo que califica de «arreglos poco convincentes», como la firma de los pactos de la Moncloa.

En contrapartida, Rodríguez Sahagún, ministro de Industria y ya diputado por Vizcaya, de UCD, considera que del alto porcentaje de aceptación de la coalición abertzale tienen la culpa el PNV y el PSOE. « Los puntos de polarización del voto en el País Vasco han sido UCD y HB. Es una prueba clara de radicalización de la juventud vasca. Los votos del PNV y PSOE se han desplazado a HB porque el pueblo vasco necesita un modelo político definido que ninguno de los dos le ofrece, cosa que sí hace UCD.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de marzo de 1979.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50