ArchivoEdición impresa

Portadas de El País Portadas a la carta »

Regala algo diferente, regala una portada

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

Domingo, 7 de enero de 1979

Opinión

Editoriales

El león dormido

EL DISCURSO pronunciado ayer por el Rey ante una amplia y significativa representación de las Fuerzas Armadas no ha sido una pieza oratoria de carácter protocolario. Su evidente intención de hacer...

Los controles policiales

LA EVALUACION de la eficacia policial en la persecución de un terrorismo técnicamente cualificado, como el de ETA, resulta en ocasiones más que preocupante. Inmediatamente después del asesinato...

Tribunas

La acracia recuperada

Rafael Conte

De la nada a la más absoluta miseria. Ya se sabe. Como todo está mal, como no puede mejorar jamás, huyamos de la miseria absolutizada por obra y gracia de nuestro bautismo verbal y no caigamos en...

Otros artículos

Los jardines de Francisco Peinado

Mario Hernandez

Francisco Peinado, tal como recogen Ferres y Grosso en un reciente libro que se le dedica al pintor, ha podido decir: «Me fascina el mundo del microscopio, la anatomía claro que la geometría, los...

Necesidad de una "ruptura" en la política científica

JULIAN SALAS

Ingeniero industrialPara iniciados o incluso simplemente interesados por los temas de la ciencia y la técnica. España es caso único en el panorama mundial: país industrialmente avanzado,...

"El espectáculo de una indisciplina, de una actitud irrespetuosa, es francamente bochornoso" .

El texto integro del discurso del Rey de España es el siguiente:«Queridos compañeros:

El discurso del Rey don Juan Carlos se basó, fundamentalmente, en un examen de las virtudes militares y, en concreto, de la disciplina, que ha de ser, dijo, ciega y consciente. Don Juan Carlos aludió a las nuevas Reales Ordenanzas Militares y felicitó expresamente al teniente general Gutiérrez Mellado por la labor desarrollada «con la colaboración decidida del Gobierno, al que constitucionalmente corresponde dirigir la administración civil y militar del Estado».

Momentos de reflexión

Capitán de IngenierosEl editorial que EL PAÍS dedicaba a la sanción real de la Constitución terminaba afirmando: «Ahora todos, comenzando por el Gobierno y la clase política, debemos...

Puños y pistolas

París,

«La siniestra dialéctica de los puños y las pistolas amenaza de nuevo a una España aterrada que se enfrenta con la brutal escalada del terrorismo vasco. A la violencia armada de los comandos de...

Cuestión de «modos»

Madrid,

«Con un empleo descarado de esa ambigüedad con que los dirigentes del PNV suelen, habitualmente, tratar los problemas del terrorismo vasco, el señor Arzallus, en una reciente conferencia motivada...

El Concordato

O sea que han quitado el Concordato y hasta hay curas rojos que lo celebran, como mi amigo Martín Descalzo, que le tengo que llevar a la tienda de gatos que he descubierto en Malasaña, la...

La vuelta de los arbitristas

Por lo que toca a la libertad de enseñanza y a las opciones que corresponden a los padres, ya vimos cómo éstas dependen, en gran parte, de obstáculos económicos que no todas las familias sufren...

Inspector Financiero y Tributario

Cartas

Serenos marginados

Celestino García García | Madrid

Mujeres y publicidad

Flor R. Céspedes | Madrid

Carles Marti y Tarradellas

Carles Martí Massagué | Reus

Puntualización de Euroestudios

Juan Herrera | Madrid
Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa


Webs de PRISA

cerrar ventana