Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ha muerto el cantante Jacques Brel

La muerte del popular cantante belga Jacques Brel (49 años), ocurrida durante la madrugada del lunes en un hospital en París, provoca casi un duelo nacional en Bélgica. La radio y la televisión modifican sus programas. Miembros del Gobierno expresan su pésame y dolor. Los amigos del cantante recuerdan pasajes de la vida de Jacques Brel, «bruselense» bien amado de los belgas de expresión francesa. Discutido por los belgas de habla holandesa, los flamencos, que fueron, centro de sus críticas en múltiples canciones.

Como todos los belgas que quieren. triunfar en el plano artístico o literario, Brel descendió a París para iniciar su carrera. A los veinticuatro años Jacques Brel, hijo de una familia burguesa, abandona a su mujer y sus tres hijas para iniciar su peregrinaje por los cabarets de la rive gauche parisiense. Su aire desgarbado, sus canciones de protesta contra la burguesía, los militares, la educación tradicional, no le facilitan la tarea de sus primeros años. «Tus canciones son excelentes. Continúa», le recomienda Georges Brassens. Finalmente Brel se abre camino con seis años de éxitos ininterrumpidos, de 1960 a 1966. Le plat pays, Amsterdam, Quand on n'a que Vamour, Ne me quite pas, se suceden como títulos, entre otros muchos, antes de saltar al mundo del cine. Primero como actor en filmes de Carné, Lelouch, Molinaro, hasta intentar, sin gran éxito, una. realización como director-productor, con su filme Franz. El montaje de su comedia L'Homme de La Mancha le revela como un buen actor de ópera.En plena carrera triunfal, Brel anuncia en 1969 su intención de retirarse de la canción. Este eterno adolescente, que sólo ama a los niños y a los viejos, explica su necesidad de descubrir nuevos horizontes, otros que escenarios y galas. Algunos periódicos se hacen eco de una posible enfermedad. Su exilio voluntario en las islas Marquesas, en pleno océano Pacífico, no le impide la composición de un último álbum con doce canciones cuya salida al mercado en 1977 origina la venta de más de un millón de ejemplares en pocas semanas. Después es otra vez el silencio. Los rumores sobre su estado de salud corren a buen ritmo. Todo el mundo sabe que Brel sufre de un terrible cáncer pulmonar.

La amplia obra de Jacques Brel cantando el amor, la amistad, la vejez y la muerte, mantiene como constante un sentimiento dio tradición hacia su infancia y juventud vividas en Bélgica.

Como última voluntad, Jacques Brel pidió ser enterrado en las islas Marquesas, en el volcánico y exótico paisaje de la Polinesia francesa, donde reposan, también, los restos mortales del célebre pintor Paul Gauguin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de octubre de 1978