Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PC francés endurece su oposición a la ampliación de la CEE

El buró político del Partido Comunista francés (PCF) marcó ayer un hito en su trayectoria antiampliación del Mercado Común con la publicación de un comunicado oficial en el que acentúa aún más su actitud al declararse opuesto a la candidatura de España.La Interpretación que algunos observadores hicieron sobre la posibilidad de un «consenso» entre las diferentes fuerzas políticas francesas, la giscardiana incluida, para obstaculizar la entrada de España en el Mercado Común no fue apreciada en los círculos progubernamentales galos. Para estos últimos, la declaración del Consejo de Ministros, de anteayer, reafirmando su actitud «positiva respecto a la candidatura española», es explícita y establece una diferencia clara entre la posición del presidente y la de los partidos de la oposición.

Pasa a página 3

Dura declaración del PC francés contra el ingreso de España en el Mercado Común

(Viene de la página primera)

Por lo que se refiere a los gaullistas, los medios oficiales cargan al señor Chirac con la responsabilidad de sus propósitos, y varios comentaristas hacen observar que del Gobierno forman parte seis ministros gaullistas.

La declaración del buró político del PCF sorprendió por su brutalidad, e incluso en los círculos de la izquierda gala muchos se preguntan cuál es la razón última que lo motiva. El comunicado recuerda «la firme oposición del PCF a la ampliación del Mercado Común a España, Grecia y Portugal», lo que se ha interpretado como una actitud negativa respecto de la simple candidatura de estos países.

En opinión del referido texto, «la ampliación está ligada a la voluntad de integrar a Francia en un conglomerado oeste europeo y atlántico, dominado por la República Federal de Alemania bajo la tutela de Estados Unidos». Lo anterior no haría más que agravar de manera dramática la situación de los agricultores y la economía del país.

El mismo comunicado anota después que los socialistas y los gaullistas, aunque aparenten lo contrario, apoyan la actitud positiva del presidente de la República. El buró político concluye con una invitación a sus militantes para que, de todas las maneras posibles, tomen iniciativas para alertar a los franceses sobre una cuestión (la ampliación de la CEE) que va contra «los intereses de los trabajadores y de la nación».

¿Cuáles son las motivaciones profundas del PCF? En primer lugar, parece repetirse su estrategia de las últimas elecciones legislativas contra los socialistas; es decir, existiría una razón electoralista camuflada de supuesto «miserabilismo» de la clase trabajadora francesa. No habría que excluir en la actitud del PCF una respuesta a la política de consenso del Partido Comunista de España y, de paso, a la actitud de su líder, Santiago Carrillo, con el presidente francés durante la visita oficial de este último. Esta respuesta, por otra parte, se ligaría a la fluctuante estrategia del movimiento comunista internacional. Por fin, una vez más vuelve a evocarse una cierta complicidad entre gaullistas y comunista, que, en el plano de la política europea, consistiría, de cara a la elección del Parlamento Europeo, en medularla en torno a temas que posibiliten la exaltación del nacionalismo.

La URSS, con el PCF

La Unión Soviética apoyó ayer la declaración del Partido Comunista francés contra el ingreso de España, Grecia y Portugal en el Mercado Común Europeo.

La agencia soviética oficial dio su conformidad al documento elaborado por el politburó del PCF, publicado por L'Humanité, manifestando su «resuelta oposición» a la ampliación de la CEE.

Tass subrayó que la declaración urge a todos sus miembros y organizaciones a «reforzar su lucha contra la ampliación del Mercado Común Europeo mediante la admisión de España, Grecia y Portugal y contra la política que perjudica a los intereses de la clase trabajadora de la nación francesa».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 1978

Más información