Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión del Area Metropolitana aprobó el plan de ordenación de Getafe

La Comisión de Planeamiento y Ordenación del Arca Metropolitana de Madrid se reunió ayer por la tarde para aprobar el plan general de ordenación de Getafe, plan que se había retrasado desde finales del verano pasado por la protesta masiva de asociaciones ciudadanas y partidos políticos ante lo que consideraban como una forma de masificar aún más la ciudad de Getafe, con el pretexto de dotar a la zona de una serie de puestos de trabajo, 28.640 exactamente.Aunque los términos de carácter técnico no serán conocidos hasta hoy, durante una rueda de prensa, que se celebrará esta mañana, el delegado del Gobierno en Coplaco, señor Cruz, informo; ayer a EL PAIS que ésta es la única salida que quedaba a la Comisión. «Si no aprobamos el plan, que ha tenido en cuenta las 35 alegaciones que se presentaron, y que ha quedado modificado sustancialmente respecto a la idea primitiva que sobre él se tenía, el Ayuntamiento de Getafe habrá tenido que dar vía libre a las licencias de construcción que estaban paralizadas desde hace tiempo.»

Hace aproximadamente un mes que se supo la decisión de Coplaco de aprobar este plan. Desde entonces, las protestas vecinales, de partidos políticos y de centrales sindicales se mantuvieron en los mismos términos. Ayer por la mañana estaba prevista una reunión en la que todas estas entidades y organizaciones se reunirían con Elías Cruz para cambiar impresiones y para ser informados de los aspectos concretos que conllevará el plan. Sin embargo, en vista de que tan sólo acudieron el PCE, Comisiones Obreras, la Asociación de Vecinos de Centro-San Isidro y la de amas de casa, éstos decidieron no celebrar la reunión.

La falta de coordinación entre partidos y asociaciones se hizo evidente desde que se disolvió la coordinadora en la que todos ellos estaban integrados, cuando se obtuvieron ciertas garantías por parte de Coplaco de que el plan no iba a obtener luz verde. Una vez disuelta la coordinadora, el plan siguió adelante, y ha sido finalmente aprobado.

Sobre las previsiones iniciales de asentamiento humano en el nuevo plan, 88.372 habitantes, parece que se ha restringido en parte la amplitud de la actuación urbanística, que no sobrepasará la barrera del sexto cinturón de ronda. Se prevé la remodelación del casco del pueblo y habrá que esperar a que existan toda una serie de planes parciales y períodos de información pública para que comience la aplicación exacta del plan general.

Según Coplaco, era inevitable la aprobación de este plan, ya que de no hacerse se aplicaría el plan anterior, se otorgarían las licencias de construcción solicitadas y se invadirían las zonas de reserva urbanística.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de abril de 1978

Más información

  • Tras seis meses de aplazamiento por las protestas vecinales