Santander: agresión de la fuerza pública a un diputado socialista

Los socialistas piden la dimisión del gobernador

«Esta agresión de la fuerza pública al diputado socialista de la Federación de Cantabria, Jaime Blanco, es un hecho insólito e inadmisible. Es una grave ofensa no sólo al PSOE sino también a todos los parlamentarios y a todo el pueblo de Cantabria», declaró ayer al corresponsal de EL PAIS el secretario general del grupo parlamentario del PSOE, Gregorio Peces Barba, llegado urgentemente a Santander para ocuparse directamente de las acciones que su partido va a llevar a cabo frente a la agresión física y verbal y posterior detención que Jaime Blanco sufriera él sábado minutos después de finalizar la manifestación autorizada pro autonomía de Cantabria a la que asistieron más de 10.000 personas y que había encabezado entre otros políticos el diputado socialista santanderino.

Más información

Cuando se dispersaban los manifestantes y Jaime Blanco, el abogado de izquierda Democrática Mario García Oliva y otras personas se encontraban en el interior de un café frente a la Diputación, observaron como era golpeado brutalmente un muchacho de alrededor de veinte años que se encontraba en el suelo rodeado de unos ocho o diez guardias mientras uno de ellos golpeaba.El diputado socialista se dirigió a los agentes de orden público, se identificó como parlamentario y fue reconocido como tal, aún antes de enseñar sus documentos de identidad, pero a los pocos momentos fue rodeado e insultado por los agentes, algunos de los cuales le llamaron «hijo de puta», «diputado de mierda», «payaso» y «partido de los maricones de la provincia». A continuación, le cogieron por los brazos y le arrastraron contra su voluntad hacia el cuartelillo de la Policía Armada en la calle de Barcelona, golpeándole desde atrás en la cabeza con un objeto contundente, al parecer una porra. Fueron testigos directos de tales hechos, además del abogado Mario García Oliva, que inmediatamente se dirigió al Gobierno Civil para protestar, aunque sin resultado, por lo que estaba viendo, varios compañeros del partido del diputado socialista y numerosas personas, todas ellas coincidentes en esta versión.

Más insultos

Una vez en el cuartelillo, el parlamentario montañés fue colocado contra la pared. Cuando preguntaba en calidad de qué estaba allí detenido le decían: «Usted, cállese y póngase contra la pared.» Al comentar Jaime Blanco si no sabían que no se puede detener a un diputado, los guardias allí presentes y algunas personas vestidas de paisano, especialmente uno con traje marrón, de unos 45 años, estatura media, complexión fuerte, con corbata, le insultaban diciendo: «Tú eres el diputado de los maricones de esta provincia». El individuo vestido de marrón, según declaraciones posteriores de los testigos, fue visto también instigando a los manifestantes frente a la Diputación y precisamente la carga de la fuerza pública se produjo cuando un grupo de jóvenes le perseguía en dirección al cuartelillo de la Policía Armada.

Más tarde el diputado socialista fue llevado a una sala donde fue encerrado en solitario sin ninguna explicación. Cuando quiso abrir la puerta para interesarse por los compañeros que quedaban en el exterior detenidos, un policía empujó y cerró de nuevo la puerta, que no volvió a abrirse hasta unos diez minutos más tarde, en que entró un señor de paisano que parecía el comandante de la unidad.

Tras relatarle el diputado los hechos anteriormente narrados, el que parecía ser jefe de la unidad del citado cuartelillo, sin hacer comentarios de lo sucedido, le mandó marchar.

Una vez en la calle, el diputado socialista santanderino se dirigió a comisaría, donde presentó una denuncia en la que quedaron relatados los hechos como queda dicho, trasladándose más tarde al hospital de Valdecilla, donde fue reconocido por el médico de guardia que certificó contusiones en el brazo izquierdo y erosión longitudinal en el brazo derecho.

« Esto no puede quedar así -declaró también el secretario general del grupo parlamentario socialista al corresponsal de EL PAIS-; exigimos la sanción judicial, la investigación y la persecución de los responsables directos de la agresión, y exigimos también una sanción al responsable político que es el gobernador.»

Que se aclaren

A lo largo de todo el día de ayer domingo, Jaime Blanco y el secretario general del grupo de parlamentarios socialistas, señor Peces Barba, se dedicaron a poner en conocimiento de los hechos a los responsables del PSOE, al presidente del Congreso y al Gobierno. Precisamente al presidente del Ejecutivo, al ministro de Relaciones con las Cortes y al ministro del Interior enviaron el siguiente telegrama: «Ante brutal e injustificada agresión diputado Jaime Blanco García por fuerzas de orden público exigimos investigación y aclaración, inmediata sanción responsables directos, dimisión del gobernador civil y excusas oficiales por ofensas grupo parlamentario socialista, Congreso de Diputados y pueblo de Santander.»

Prácticamente todos los partidos de izquierda y varias asociaciones de la provincia han enviado a la prensa notas de protesta por los hechos ocurridos el sábado. También los diputados y senadores de UCD, y el senador de designación real Víctor de La Serna han enviado nota de solidaridad

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de agosto de 1977.

Lo más visto en...

Top 50