Crítica:Crítica
i

Rogof, con la Sinfónica de RTVE, en el Real

Rony Rogof posee una técnica admirable por facilidad, belleza de sonido y precisión. Es, además, un músico no sólo de calidad, sino de tal vivacidad expresiva que sus versiones se ganan al auditorio desde los primeros compases. Así sucedió en el caso de la atractiva Sinfonía española, ese «viaje sonoro» por nuestra patria realizado por Edouard Laló. Por cierto que no estoy en absoluto de acuerdo con la habitual supresión del «tiempo de habanera», para lo que nunca he escuchado razón más válida que la de la tradición. Cortas y caprichosas tradiciones éstas sin apoyo valedero alguno. En fin, como los usos con los usos, a ellos se rindió homenaje una vez más a costa del pobre míster Laló, quien, evidentemente, no fue Beethoven, pero se merece cierto respeto para su obra, sobre todo una vez que es aceptada. Tanto Rogof como García Asensio lograron una exposición fluida, coloreada, azogada.Ninguna novedad en el resto del programa: primera sinfonía beethoveniana, una de las que el maestro valenciano interpreta con mayor propiedad, y las dos «suites» del Sombrero de tres picos, eternamente frescas y jóvenes, luminosas y, para su momento, actuales. Además, con algo no corriente en la obra de Falla: la ironía, un sentido del humor que enlaza bien por un extremo con la novela de Alarcón y, por otro, con los decorados y figurines de Picasso. Exito total

Orquesta Sinfónica de RTVE

Director: Garcia Asensio. Violinista: Rony Rogof. Obras de Beethoven, Lalo y Falla. 6 y 7 de noviembre. Teatro Real

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de noviembre de 1976.