El Nobel de la Paz desierto

La comisión especial del Parlamento Noruego, encargada de decidir la persona sobre la que había de recaer este año el premio Nobel de la Paz, ha decidido declararlo desierto.Desde la segunda guerra mundial, ésta será la décima vez que, ocurre tal cosa. Los candidatos de este año eran Luis Echeverría, ex presidente de Méjico, y el de Findandia, Uhro Kekonen. También figuraba la madre Teresa, nacida en Albania y que ha dedicado su vida al cuidado de leprosos y niños abandonados en la India.

La dotación, de 166.000 dólares (más de diez millones de pesetas), se acumulará a la del año próximo. En los últimos años, el Nobel de la Paz se concedió a Henry Kissinger y Le Duc To, conjuntamente, en 1972. En 1973, a Eisaku Sato, ex premier japonés. A Sean McBride, primer ministro de Asuntos Exteriores irlandés, en 1974, y a Andrey Sajarov, intelectual soviético, en 1975.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de octubre de 1976.

Archivado En: