ArchivoEdición impresa

Portadas de El País Portadas a la carta »

Regala algo diferente, regala una portada

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

Domingo, 19 de septiembre de 1976

Opinión

Editoriales

Coordinación, Democrática y el Gobierno

COORDINACION DEMOCRATICA es un organismo respetable, En él se suman -no es preciso proceder a enumeraciones- partidos políticos de importante raigambre histórica y algo más que probable...

Tribunas

La calle

Juan Luis Cebrian

Un estudio de opinión que ayer mismo publicó este periódico indica bastante a las claras que la calle se halla complacida después de la intervención del presidente Suárez ante TVE. Indica...

Ante el año de la verdad

Ricardo de la Cierva

El Rey acaba de regresar a su observatorio de La Zarzuela. Viene de unas vacaciones profundas, necesarias tras el desgaste excepcional de la primera transición; pero hábilmente entreveradas, acaso...

Otros artículos

Luis Leal, al club

J. GARCIA CANDAU

Luis es hombre discreto y sabe contenerse y, por tanto, resulta difícil oírle decir que está hasta el gorro del Atlético. No lo dirá, seguramente, porque además de honrado, profesional es...

Cruyff, plato fuerte

Antonio Valencia

Hoy, domingo, el horizonte del fútbol está dominado por el Barcelona-Madrid, pero este dominio está rebajado, como a la violeta. Sucede demasiado pronto en el calendario, con la Liga a poca...

Sostenimiento artificial

Alfonso Tulla

No se ha llegado al pacto social, ni tan siquiera al político, pero hemos tenido un pacto bursátil (entre la autoridad monetaria y la gran Banca) que ha permitido que después de 16 sesiones de...

Liquidación del Movimiento

Josep Melia

El proyecto de reforma constitucional supone lisa y llanamente la liquidación, del Movimiento Nacional. Lo mismo la del Movimiento Comunión que la del Movimiento Organización. Pero es grave y...

El anacrónico cardenal Segura

Ramón Serrano Súñer.

Entre el clero, con referencia a la Falange, se habló más de una vez de estatolatría, de panteísmo hegeliano y de otras herejías análogas. A la cabeza de los recelosos intransigentes se puso,...

La figura del que fue cardenal arzobispo de Sevilla Pedro Segura es el eje de estas páginas sobre las relaciones de la Falange con la Iglesia, y de la Iglesia con el Estado, escritas por El cardenal, Segura, a quien el autor retrata como hombre de carácter íntegro, de talante integrista y de una intolerancia medieval, fue a pesar de todo, uno de los pocos príncipes de la Iglesia, que en los años cuarenta y cincuenta permanecieron al margen del confusionismo existente en las relaciones de la Iglesia con el Estado. «Mientras el clero intervenía de mil maneras en actos profanos -escribe Serrano Súñer-, personajes y personajillos del régimen se creían autorizados a predicar incluso en el interior de las iglesias o a dirigir fuera de ellas verdaderas homilías y hasta el sermón de las Siete Palabras». Las siguientes páginas pertenecen a un próximo libro de memorias que prepara el autor de Entre Hendaya y Gibraltar.

Pocos presos

Francisco Umbral

Bueno, pues ya han quitado la materia reservada, pero a mí me parece que estábamos mejor como estábamos, porque en seguida han empezado a saberse cosas que no conviene. Por ejemplo, lo de la...

Cartas

Asociaciones y santoral

Amador Cuervo Valsera

La cátedra de don Luciano de la Calzada

María Rita Navarro | Madrid.
Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa


Webs de PRISA

cerrar ventana