_
_
_
_

Manuel Pellegrini: “Los futbolistas deberían exponerse menos en redes”

El técnico del Betis analiza su experiencia en el fútbol español y la evolución de este deporte en los últimos 20 años

Manuel Pellegrini
El entrenador del Real Betis Balompié, Manuel Pellegrini, posa en la ciudad deportiva Luis del Sol, del Betis.PACO PUENTES
Rafael Pineda

Manuel Pellegrini (Santiago, Chile; 70 años) atiende a EL PAÍS en la ciudad deportiva Luis del Sol. El entrenador del Betis, que recibe hoy al Barcelona (18.30, Movistar), está cerca de cumplir 20 años en el fútbol europeo.

Pregunta. ¿Qué considera que ha aportado al fútbol español?

Respuesta. Hace ya 20 años que estoy aquí. Por medio hay cinco años en Inglaterra y dos en China. Han sido cinco años en el Villarreal, uno en el Madrid, tres en el Málaga y, de momento, tres en el Betis. Cuando llegué al Villarreal traje un sistema novedoso en España. Se jugaba con extremos de ida y vuelta con centros, y nosotros propusimos las denominadas bandas móviles con Cazorla, Pires o Riquelme. Y luego, he tenido la suerte de ofrecer siempre un buen rendimiento. También en el Madrid, donde hicimos 96 puntos, la mejor puntuación de su historia hasta ese momento.

P. ¿Es clave en ese éxito lo fácil, aparentemente, que los equipos adoptan su estilo de juego?

R. La clave está en la conducción del grupo. Es muy importante, sobre todo fuera del campo. Lo de dentro del campo está bien, pero el 85% del tiempo lo dedico entre semana para intentar mejorar a mi equipo.

P. ¿Cuánto ha cambiado el fútbol desde que empezó a entrenar en 1988?

R. Ha cambiado todo. Fui jugador profesional de 1973 a 1986 en la Universidad de Chile, luego hice los cursos de entrenador en Italia e Inglaterra. La evolución física del jugador es impresionante. Y ha aumentado mucho la exigencia. El fútbol cambia de manera constante. Por ejemplo, el fútbol del gran Barcelona de Pep Guardiola ya ha cambiado. Dejó el legado de la posesión, pero ahora se necesitan más cosas. Lo único que no ha cambiado es que los buenos la meten dentro y los malos la echan afuera.

P. ¿Es usted mejor entrenador ahora de lo que lo era hace 20 años?

R. Si tienes la mente abierta, puedes mejorar. Cuando tomé la decisión de dejar la ingeniería para ser entrenador teniendo una constructora pequeña que me iba bastante bien, lo hice porque quería mejorar constantemente. Mi carrera de ingeniero también me ayudó, así como saber idiomas. Siempre he tenido un afán por superarme.

P. Tiene a jugadores muy activos en redes sociales, caso de Bellerín, Aitor Ruibal o Borja. ¿Usted cree que eso puede alterar su rendimiento deportivo?

R. Todo lo de las redes sociales genera polémica. Por lo expuestos que estamos ya en nuestra profesión, deberían exponerse menos. Nunca he hablado de política en un vestuario, ni participo de las redes sociales. El fútbol es una actividad que une. Hay una pertenencia a un club más allá de tus ideas políticas.

P. ¿Un entrenador debe ser autoritario?

R. Uno debe lograr el compromiso del grupo con un proyecto. Tienes a 25 jugadores con diferentes caracteres. Con alguno debes ser más autoritario, con otros más dialogante. Hay que conocer la personalidad de cada uno y cómo llegarle. Y luego, hay que vincularlos a una idea común. He tenido muchas peleas con los futbolistas. No puedes pelearte con uno y luego no ponerlo nunca más. El técnico tiene bastantes años más que el jugador. El futbolista es primero yo, segundo yo y tercero yo.

P. ¿Cómo ve la presión que está recibiendo Xavi?

R. El que se dedica a esta profesión sabe perfectamente a lo que está expuesto. Xavi lo sabe. Pasas de bestial a bestia en dos días.

P. ¿Le queda todavía alguna espinita de su paso por el Madrid?

R. Ninguna. No tengo rencor, le tengo un enorme cariño al Madrid. Me tocó un presidente que pensaba de distinta manera y ya está. No tengo ningún problema con Florentino. Cada uno tiene su manera de ser y a los dos nos ha ido muy bien. Yo no voy a cambiar ni él tampoco.

P. ¿Cómo explica el renacimiento de Isco?

R. Yo con Isco tuve la visión de comprarlo en el Málaga por cinco millones cuando apenas había jugado un partido en la Copa. Pagar entonces cinco millones por él parecía una locura. Con el Málaga hizo dos años muy buenos. Lo tenía firmado para el City, para venirse conmigo, pero él quiso ir al Madrid. Se ha mantenido ocho años en el Madrid a gran nivel salvo un cierto declive al final. Luego tuvo un momento de confusión personal y un periodo malo en el Sevilla. Pero cuando hablé con él para venir al Betis vi a un Isco completamente listo para un nuevo desafío.

P. ¿Qué liderazgo ejerce Isco?

R. El de la calidad. Hay muchas maneras de hacerse notar en el vestuario. Con calidad, con personalidad, con la manera de ser, con la forma de entrenar... Isco ejerce su liderazgo desde la calidad.

P. ¿Qué le parece la Superliga?

R. Me parece malísima para el fútbol. He vivido cinco años en Inglaterra y allí nunca se aceptará. El fútbol local es muy importante y en Inglaterra la gente se siente mucho más identificada con la Premier que con la Champions. En España y otros países supondría la muerte del fútbol local.

Manuel Pellegrini, posa en la ciudad deportiva del Betis.
Manuel Pellegrini, posa en la ciudad deportiva del Betis. PACO PUENTES

P. ¿Los millones de Arabia Saudí ayudan al fútbol?

R. Yo creo que los millones ayudan en cualquier actividad. Si Arabia Saudí tiene dinero para hacer una gran Liga, pues fenomenal. Si le pagan 500 millones a Jon Rahm es porque se lo ha ganado. Una cantidad que él produce porque nadie regala el dinero. Las ligas no se van a resentir. El fútbol en Europa es fuerte.

P. ¿A qué tiene miedo?

R. A nada. No le tengo miedo a la muerte. Tampoco a la exigencia. Me gusta la cultura, me gusta la música, me gusta leer, aunque ahora es muy difícil ver un libro en un vestuario. Nadie lee ya. Es una cuestión de personalidad, no lo digo por orgullo. Mire, la última vez que enfermé fue en 1978, de fiebre tifoidea.

P. ¿Entrenará alguna vez a la selección de Chile?

R. Tengo 70 años y contrato con el Betis hasta 2026. Con 73 años, ¿por qué no voy a entrenar a Chile? Voy al gimnasio todos los días, juego al tenis dos o tres veces a la semana, también al golf. Me encuentro bien. Me encantaría entrenar a la selección de Chile, mi país, me siento muy chileno, además de mis raíces en Italia y en España. Pero está claro, necesito un proyecto serio. No voy a ser una cabeza de turco. Quiero dirigir un proceso una vez que termine en el Betis. Llevo 25 años seguidos entrenando y solo una destitución en el West Ham. Me encantaría retirarme dirigiendo un Mundial con Chile.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_