BREXIT FC
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Por fin se va el hombre más odiado del Manchester United

Woodward se marcha con el prestigio de gestor económico intacto, pero el club más laureado de Inglaterra lleva nueve años sin ganar la Premier

Ed Woodward en una imagen de enero de 2020.
Ed Woodward en una imagen de enero de 2020.DPA vía Europa Press (Europa Press)

Al conocerse la noticia, el día de Reyes, su hija se echó a llorar, su mujer descorchó una botella de champán para celebrarlo y la prensa empezó a publicar las necrológicas que tenían escritas desde hacía meses: Ed Woodward (51 años), el hombre más odiado por la afición del Manchester United, el banquero que ayudó a los Glazer a tomar el club y luego se convirtió en su mano derecha, se irá por fin el 1 de febrero. Su marcha estaba dictada desde abril del año pasado, cuando el proyecto de crear una liga europea le estalló en las manos y se vio forzado a anunciar su futura renuncia. Pero, adicto confeso al United, nunca acababa de irse.

Woodward se va con el prestigio de gestor económico intacto: ha sabido hacer crecer el potencial comercial de la marca Manchester United en tiempos de crisis. Pero “fútbol es fútbol”, que decía Boskov, y no ha podido superar la realidad de que el club más laureado de Inglaterra desde que se creó la Premier lleva ya nueve temporadas sin ganarla (incluyendo esta, en la que está a 22 puntos del líder). Ese ocaso, además, ha coincidido con el auge del despreciado vecino, el Manchester City, y el despertar del odiado Liverpool, el gran rival histórico.

Físico reconvertido a contable y banquero de inversiones, Woodward se ganó la confianza de los Glazer cuando desde 2003 les asesoraba en nombre de JP Morgan en la adquisición del United. En 2007 le pusieron al frente del departamento comercial y en 2013 fue el elegido para sustituir a David Gill al frente del club. Pero se llevó la sorpresa de que sir Alex Ferguson le anunciara en su primer encuentro que también él se iría a final de temporada. La primera, en la frente.

Crítica y público le acusan de haber gestionado mal las contrataciones de entrenadores y de jugadores a pesar de que los Glazer, siempre acusados de rácanos, han invertido más de 1.000 millones de libras en fichajes desde que se retiró Ferguson. El primer entrenador llegó impuesto: sir Alex había sugerido que su sucesor fuera David Moyes, otro escocés, que estaba triunfando en el Everton. Pero a Moyes no le dio el poder suficiente para ganarse la autoridad de su predecesor y tampoco tiempo: le echó a los ocho meses. Ferguson había tardado cuatro años en ganar su primera Copa y siete su primera Liga.

Woodward estableció que el futuro del United debía basarse en fútbol de ataque con jugadores con el factor-X, cantera, un equipo arrogante en el campo pero modesto fuera de la cancha y, claro, con mentalidad ganadora. El elegido para implementar esos mandamientos fue Van Gaal, cuyo fútbol de ataque había evolucionado a un fútbol de posesión que requería jugadores que el United no tenía. Luego llegó Mourinho, que no es exactamente un ejemplo ni de modestia ni de fútbol de ataque y al que no dieron los defensas que pedía. Le sustituyó Solskjaer, un histórico cuya leyenda se cimenta en un instante de gloria en 1999 y que nunca había demostrado nada como entrenador. Ahora está Ralf Rangnick, un alemán del que se espera que reinstaure en el vestuario la autoridad perdida desde la retirada de sir Alex.

Woodward ha fichado decenas de jugadores, pero con muy poco éxito. La lista es larga e incluye fracasos de la talla de Fellaini, Falcao, Di María, Schweinsteiger, Depay, Schneiderlin, Martial, Lukaku, Bailly, Ibrahimovic, Mkhitaryan, Fred, Matic, Lindelof, Alexis Sánchez o Pogba. Las cosas parecen haber mejorado (Jadon Sancho, Maguire, Varane, Bruno Fernandes) pese a una dudosa tendencia a viejas glorias a precios de saldo, como Cavani y Ronaldo.

Woodward ya no estará para contarlo. Pero ha repartido alegría por doquier: bajo su mandato, el Crystal Palace ha ganado en Old Trafford por primera vez desde 1989, el West Brom desde 1978, el Sheffield United desde 1973, el Newcastle desde 1972, el Sunderland desde 1968, el Burnley desde 1962, el Cardiff desde 1954 y el Swansea City por primera vez en su historia.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS