Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caruana da un golpe hercúleo

El estadounidense tumba a Vachier-Lagrave tras una pelea de seis horas y es 2º tras Niepómniachi

El excampeón Anatoli Kárpov saluda a Caruana antes de realizar el saque de honor, hoy en Yekaterimburgo Ampliar foto
El excampeón Anatoli Kárpov saluda a Caruana antes de realizar el saque de honor, hoy en Yekaterimburgo

Fabiano Caruana y Maxime Vachier-Lagrave han ilustrado hoy por qué el ajedrez es tan difícil que ni siquiera las computadoras más potentes han alcanzado la perfección. El estadounidense ganó un combate agotador de seis horas en la reanudación del Torneo de Candidatos en Yekaterimburgo (Rusia) un año después de la suspensión por la pandemia, y se acerca al ruso Ian Niepómniachi, líder a falta de seis rondas para decidir quién retará al noruego Magnus Carlsen en noviembre.

Eran, más o menos, las 03.00 de la madrugada del 27 de marzo de 2020. Caruana y Vachier-Lagrave respiraron muy hondo, aliviados, al igual que el autor de esta crónica y los demás pasajeros de un vuelo privado que fletó la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para sacarnos de Yekaterimburgo antes de que Vladímir Putin cumpliera su anuncio de cerrar el espacio aéreo ruso, lo que nos podría haber bloqueado allí durante meses. El avión ya estaba en el aire, rumbo a Roterdam (Países Bajos).

Vachier-Lagrave y Caruana junto a los demás pasajeros del avión privado que los evacuó de Yekaterimburgo el 27 de marzo de 2020 ampliar foto
Vachier-Lagrave y Caruana junto a los demás pasajeros del avión privado que los evacuó de Yekaterimburgo el 27 de marzo de 2020

Los dos jugadores estaban sumidos en la incertidumbre: no sabían cómo llegar a sus casas, en San Luis (EEUU) y París, respectivamente; tampoco estaba nada claro que el Torneo de Candidatos se fuera a reanudar algún día, ni dónde. El mundo entero estaba en un punto de interrogación y de angustia. Ambos eran conscientes de que debían enfrentarse en la ronda siguiente, si algún día llegaba a jugarse, pero no se acordaron de eso cuando nos despedimos y nos deseamos mucha suerte en el aeropuerto de Ámsterdam.

Por fortuna, el homo sapiens, que había sido incapaz de tomar medidas preventivas contra la pandemia a pesar de los avisos, encontró la manera de vencerla poco a poco. Meses después, Caruana y Vachier-Lagrave empezaron a preparar en serio la reanudación del Candidatos, y en especial la importante lucha entre ambos de la 8ª ronda (1ª de la 2ª vuelta).

Y ese combate estuvo hoy a la altura de las dramáticas y excepcionales circunstancias. El francés, con negras, se metió en una de las variantes más complejas de la Defensa Siciliana, la del peón envenenado, famosa desde 1972, cuando Bobby Fischer la empleó en la 7ª partida de su histórico duelo contra Borís Spassky. Pero Vachier-Lagrave se dio de bruces contra una realidad muy difícil de asumir: su rival había preparado esa variante mucho más profundamente que él.

Vachier-Lagrave, durante su partida de hoy con Caruana ampliar foto
Vachier-Lagrave, durante su partida de hoy con Caruana

Caruana dio un tremendo golpe en la jugada 18: un sacrificio de pieza, añadido a los tres peones que había entregado antes, para mantener al rey enemigo en el centro bajo el fuego cruzado de todas sus piezas. Sin embargo, Vachier-Lagrave hizo gala de su famoso virtuosismo defensivo -ayudado por una imprecisión clave del estadounidense- y logró el mal menor: un final muy técnico, en clara desventaja para él pero con muchas probabilidades de tablas.

Poco después, la posición se hizo aún más difícil, tanto que ni siquiera Carlsen, comentarista en directo de Chess24, lograba entenderla. Solamente los ajedrecistas de silicio más potentes son capaces de determinar cuándo ganan las blancas o cuándo es tablas. Ante esas tremendas complicaciones, Carlsen emitió un veredicto: “Maxime es una bestia en estas posiciones. Si hay una defensa, la encontrará”.

Y todo indicaba que iba a ser así. Pero, de pronto, tras casi seis horas de suplicio, el defensor galo se hizo un lío entre los intricados planes defensivos, aplicó el que no era, y quedó técnicamente perdido, lo que sitúa a Caruana a medio punto de Niepómniachi, muy criticado por Carlsen cuando, con blancas, hizo tablas con el neerlandés Anish Giri tras solo 28 movimientos. “Es verdad que las blancas solo tienen una mínima ventaja, pero si me das esa posición frente a Giri, yo le daría vueltas durante horas”, explicó el noruego.

También terminó en tablas rápidas el duelo entre los chinos Hao Wang y Liren Ding. Y el otro empatado en el tercer puesto tras la primera vuelta, el ruso Alexánder Grischuk, cayó ante su paisano Kiril Alexeyenko en una pelea aún más larga (seis horas y 45 minutos) que la del nuevo líder. La reanudación del torneo interrumpido hace un año por la pandemia no pudo ser mejor para Caruana, justo el día en que Carlsen ha hecho uno de sus alardes de sinceridad: “Fabi es, sin duda, el aspirante a quien más temo”.

Clasificación: 1º Niepómniachi 5 puntos; 2º-3º Caruana y Vachier-Lagrave 4,5; 4º-5º Giri y Wang 4; 6º-7º Alexeyenko y Grischuk 3,5; 8º Ding 3.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información