NATACIÓN

La sanción al nadador chino Sun Yang le deja sin Juegos

Pese al castigo, el TAS reduce a la mitad la pena por destruir a martillazos una prueba de sangre en un control antidopaje

Agencias
El nadador chino Sun Yang durante el Mundial de Natación en Gwangju, Corea del Sur, en el verano de 2019.
El nadador chino Sun Yang durante el Mundial de Natación en Gwangju, Corea del Sur, en el verano de 2019.Mark Schiefelbein / AP

El nadador chino Sun Yang se perderá los Juegos Olímpicos de Tokio tras la suspensión por cuatro años y tres meses dictada este martes por el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), por haber destruido a martillazos una muestra de su sangre en un control antidopaje. La suspensión terminará en junio de 2024 (se toma con fecha de inicio el 28 de febrero de 2020), justo antes del comienzo de los Juegos de París, cuando Sun Yang tenga ya 32 años. La decisión del TAS, no obstante, supone una reducción a la mitad de la pena original dictada en una instancia anterior, ya en un principio la suspensión al actual campeón mundial y olímpico de los 200 metros libres fue de ocho años.

Más información

El TAS había castigado al deportista con la máxima pena posible en febrero de 2020, pero, ante la estupefacción general, el Tribunal Federal de Suiza, la instancia jurídica más alta del país, anuló en diciembre la suspensión por “parcialidad de un árbitro del TAS”. El Tribunal Federal, que no juzgó el fondo del asunto, aludió a los tuits racistas antichinos del presidente del grupo de jueces, Franco Frattini, exjefe de la diplomacia italiana, para denunciar la crueldad infligida a los animales en China, justo durante la instrucción del caso de Sun Yang. Este martes el TAS confirmó la suspensión, aunque reduciendo su duración a cuatro años, a los que se suman tres meses por una violación precedente del reglamento antidopaje.

Sun Yang es idolatrado en su país, imagen de grandes marcas, y tiene en su palmarés tres medallas de oro olímpicas -dos en Londres 2012 (400 m y 1500 m libres) y una en Río 2016 (200 m)- pero es una figura controvertida en el mundo de la natación desde hace años. En 2014 y en un gran secreto, dio positivo a un estimulante (trimetazidina), aunque la sanción solo se hizo pública una vez cumplido el castigo. Él ha asegurado que lo tomó como tratamiento de una condición cardíaca, pero en los Juegos de Río el nadador australiano Mack Horton lo llamó tramposo y en el Mundial de 2019 en Corea del Sur se negó a compartir podio con él. Sobre el caso de la destrucción de las muestras de sangre, Sun ha alegado su inocencia en todo momento, citando que la identidad de los que le hicieron la prueba no es de fiar

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50