España toma vuelo ante Eslovaquia y se medirá a Montenegro en los octavos de final del Eurobasket

Astou Ndour, Silvia Domínguez y Cristina Ouviña lideran una exhibición defensiva y anotadora de la selección (93-61), que pasa a los cruces de este lunes como segunda de su grupo

Silvia Domínguez busca el pase ante las defensoras eslovacas. fiba
Silvia Domínguez busca el pase ante las defensoras eslovacas. fiba
Eurobasket Femenino - Grupo a - jornada 3Así fue
España Femenino
España Femenino
93 61
Finalizado
Eslovaquia Femenino
Eslovaquia Femenino

La selección española superó a Eslovaquia (93-61) con otra versión sólida y arrebatadora y avanzó de fase en el Eurobasket femenino. Astou Ndour, Silvia Domínguez y Cristina Ouviña lideraron el segundo guateque consecutivo en la Fonteta de Valencia. Otro alarde de un equipo liberado, intenso y solidario que, a pesar de todo y penalizado por el tropiezo en el partido inaugural, acabó en el segundo puesto del grupo A y este lunes se enfrenta a Montenegro (21.00, Teledeporte) en el cruce de octavos de final. Un duelo que estrecha el calendario del torneo pero, al tiempo, da continuidad competitiva a las anfitrionas, que afinan su mejor versión tras el tortuoso inicio de campeonato. “Ahora llegan los partidos a cara o cruz y tenemos que seguir con nuestra garra española”, resumió Ouviña tras el encuentro, en el que la selección alcanzó la segunda mayor anotación de lo que va de Europeo, con un 10 de 20 en triples y 28 asistencias repartidas.

MÁS INFORMACIÓN
España reacciona a lo grande y funde a Suecia
Una España angustiada cae ante Bielorrusia

Antes del partido, España ya sabía que quedaba abocada a disputar el cruce de octavos de hoy. El triunfo de Bielorrusia ante Suecia (54-78) garantizaba el pase de la selección, pero, a la vez, la dejaba sin opciones de alcanzar el primer puesto del grupo y el pase directo al cruce de cuartos. El muro bielorruso (solo 54,3 puntos encajados de media en la primera fase), ante el que se estrelló el equipo de Mondelo en el debut, no dio opciones tampoco a las suecas y, entre Bentley y Papova, 20 y 17 puntos respectivamente, confirmaron la solidez de una de las grandes revelaciones del torneo. Conocido el resultado, España no especuló con las distintas hojas de ruta del campeonato en función de su posición definitiva y salió dispuesta a mantener el perfil arrollador con el que se reencontró el viernes tras su angustioso estreno en el torneo. Cayó Eslovaquia igual que lo hizo Suecia, sin margen para rechistar. La selección firmó un 10-2 de salida que se convirtió en un 21-10 poco antes de cerrar el primer cuarto. La puesta en escena consolidó su inercia optimista de la selección, y su rival apenas pudo alargar la contienda en la primera mitad.

En el grupo B, del que salían los rivales para España, Serbia selló el liderato con un solvente triunfo ante Montenegro (75-87); Italia se hizo con el segundo puesto logrando ante Grecia su segundo triunfo (77-67); y Montenegro se clasificó en la tercera posición gracias a su triunfo en la jornada inaugural ante el equipo griego, colista sin victorias. Así pues, la Montenegro de la pívot Markeisha Gatling (exjugadora del Casademont Zaragoza y mvp de la pasada Liga Femenina Endesa, con 20 puntos por partido, recién fichada por el Nadezhda ruso) y Milica Jovanovic será el obstáculo de la selección española en el peaje de octavos. Un desvío del camino que reeditará aquel cruce de cuartos de 2015, salvado por España con una de las apariciones providenciales de Anna Cruz.

MÁS INFORMACIÓN
Laia Palau: “El mundo se tendría que gestionar como un equipo”

En caso de superar a Montenegro en octavos, el rival de España en cuartos sería Serbia, una de las favoritas del torneo, en el cruce del próximo miércoles en La Fonteta. Campeonas de Europa en 2015 y medalla de bronce en 2019 en la fase final disputada en Belgrado (en la que cayeron ante las españolas en una semifinal memorable), las serbias están lideradas por Tina Krajisnik, la estadounidense nacionalizada Yvonne Anderson, y el emblema, Sonja Vasic, jugadora del Uni Girona de 32 años, que hace tres meses anunció su retirada definitiva del baloncesto tras los Juegos de Tokio. Vasic está promediando 15,3 puntos, seis rebotes, cuatro asistencias y 17,7 de valoración en 25 minutos en pista, en un equipo que, superado el susto del partido inaugural cuando Italia les llevó al límite y estiró su rendición hasta la prórroga, está mostrando solidez y solvencia. Para llegar a ese pulso a España le queda superar la barrera de Montenegro. Comienzan las finales sin margen de error.

Explicó Mondelo antes del torneo que la preparación, por diseño y adversidades (con los positivos de Alba Torrens y Tamara Abalde), se había quedado muy corta para rematar el rodaje de la selección española, que además se vio obligada a redistribuir roles tras las bajas. La competición marca ahora una etapa más en el camino, con unos octavos de peaje y también de rampa de lanzamiento. Astou Nodour primero y Silvia Domínguez después sellaron el contundente inicio de España ante Eslovaquia (29-16, m. 12). Un impulso, con un juego dinámico y solidario (12 asistencias en ese tramo), que quedó momentáneamente rebajado por el dominio reboteador de las eslovacas (18-9 en la primera mitad) y el acierto de la terna Jakubcova, Prazenicova y Palenikova. Antes del descanso, el equipo de Juraj Suja logró un parcial de 7-17 que ajustó el marcador (36-33, m. 19).

No titubeó España y, en la reanudación, se lanzó a sentenciar definitivamente el encuentro. De nuevo con Astou Ndour como referencia, con Laura Gil equilibrando la pelea bajo los aros, Cristina Ouviña agitando el perímetro, y Laura Quevedo dando un sobresaliente relevo en el puesto de tres, se desató la selección con otra versión trepidante. La defensa española atenazó a las eslovacas y lanzó a las anfitrionas. La tormenta dejó un parcial de 19-2 y un 56-34 en el marcador en el minuto 26. No hubo más pelea y España gestionó un cómodo aterrizaje de partido con Maite Cazorla y María Conde sumándose a la fiesta, y con la vista puesta en Montenegro.

Eliminatorias y cruces

Por un lado del cuadro, Serbia se medirá en cuartos al vencedor del España-Montenegro. Y Bélgica se enfrentará al ganador del duelo Rusia-Eslovenia. Por el otro lado, Bielorrusia tendrá como rival en cuartos al vencedor del Italia-Suecia. Y Francia se cruzará con el ganador del Bosnia-Croacia. En la hipotética hoja de ruta de España aparecen por tanto dos de las grandes candidatas al título, como son Serbia y Bélgica, pero la selección evitaría a Francia, la gran favorita, hasta la final. Comienza el cara o cruz.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS