Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlsen y otras siete estrellas vuelven a la arena de internet con el “ajedrez termostato”

Algunas partidas de cada duelo puntúan más, para mantener siempre la emoción

Magnus Carlsen hace una jugada durante la Copa Sinquefield 2019 en el Club de Ajedrez de San Luis (Misuri, EEUU) Ampliar foto
Magnus Carlsen hace una jugada durante la Copa Sinquefield 2019 en el Club de Ajedrez de San Luis (Misuri, EEUU)

Si alguien sostiene aún que el ajedrez es aburrido, debe rendirse. Si las trepidantes partidas rápidas, y la comodidad de verlas en pijama desde casa, no fueran suficientes, llega el “ajedrez termostato”, que aumenta la emoción con partidas de puntuación extra. El multicampeón del mundo Magnus Carlsen, noruego, y siete astros más luchan desde hoy por una bolsa de premios de 265.000 dólares (235.000 euros) en Lichess.org, bajo la organización del vanguardista Club de Ajedrez San Luis (Misuri, EEUU), patrocinado por el mecenas Rex Sinquefield.

La idea es de Maurice Ashley, el primer gran maestro negro, comentarista y presentador. “El ajedrez termostato [Clutch Chess, en inglés] pone a prueba la habilidad del jugador para rendir bajo presión en los periodos más críticos de un duelo”, dice el texto de presentación del nuevo formato. Se estrenó a finales de mayo con un cuadrangular entre las cuatro grandes estrellas del ajedrez estadounidense: ganó Wesley So, superando a Fabiano Caruana, Hikaru Nakamura y Leinier Domínguez. De las doce partidas de cada duelo (con diez minutos iniciales por bando y cinco segundos adicionales tras cada movimiento) la 5ª y 6ª tienen una puntuación doble (dos puntos para el ganador), y las dos últimas, triple.

De modo que quien pierda las cuatro primeras puede igualar el marcador si gana las dos siguientes. Y quien llegue a la undécima con un 3-9 en contra pero gane la 11ª y 12ª  será el vencedor del duelo porque el primer sistema de desempate serán los puntos extra sumados en las partidas 5, 6, 11 y 12. Si tembién hubiese empate en esos puntos extra, se jugarán dos partidas relámpago; y si persiste la igualdad, una de muerte súbita). Además, las partidas con puntos extra también están dotadas de primas especiales: 2.000 dólares la 5ª y 6ª; 3.000 las dos últimas.

Maurice Ashley, autor de la idea del ajedrez termostato, durante la Copa Sinquefield 2019 en el Club de Ajedrez de San Luis (Misuri, EEUU) ampliar foto
Maurice Ashley, autor de la idea del ajedrez termostato, durante la Copa Sinquefield 2019 en el Club de Ajedrez de San Luis (Misuri, EEUU)

Tres de los cuatro primeros espadas citados repiten en el torneo que comienza hoy. Hikaru Nakamura ha decidido tomarse un descanso tras eliminar a Carlsen en las semifinales del Lindores Abbey y caer en la muerte súbita de la final ante el ruso Danil Dúbov. Será reemplazado por el portento Jeffrey Xiong, 2º del mundo sub-20. Los otros tres gladiadores mentales invitados son el francés Maxime Vachier-Lagrave, el ruso Alexander Grischuk y el armenio Levón Aronián.

Los emparejamientos están dictados por el orden de escalafón, de tal modo que, si se cumplieran todos los pronósticos, la final sería Carlsen-Vachier Lagrave. Los cuartos de final se disputan desde hoy hasta el martes, a partir de las 20.00 (hora peninsular española; 15.00 en Buenos Aires; 13.00 en Ciudad de México y Bogotá) con una duración de cuatro horas. Estos son los duelos: Carlsen-Xiong y Vachier Lagrave-So (sábado y lunes); Leinier-Caruana y Grischuk-Aronián (domingo y martes). Además de Lichess.org y el portal del Club de San Luis, habrá retransmisiones en directo en otros clubes virtuales.

El dominio de Carlsen es indiscutible en la modalidad clásica (partidas lentas), pero no tanto en las rápidas y menos aún en relámpago, terrenos en los que principalmente Nakamura (1º del mundo en relámpago) pero también Vachier-Lagrave (2º en rápidas) están a su altura. Los elocuentes gestos de enorme enojo que mostró el campeón hace una semana al ser eliminado por Nakamura están todavía en la retina de los aficionados.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información