Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Copa del Rey Cuartos

FINALIZADO

“Tirarnos las cosas a la cara no ayuda”

Piqué afirma que “la unión del vestuario es máxima” ante el “ruido externo” y los azulgrana dicen haberse quitado un peso de encima al demostrar que pueden jugar bien

Piqué, al ser sustituido por Samuel Umtiti. En vídeo, declaraciones de Setién tras el partido. FOTO: AP | VÍDEO: ATLAS

A cada día que pasa se le complica más la temporada al Barça, enredado en líos de despachos y económicos, discutida la presidencia y ahora eliminado de la Copa del Rey tras destituir al entrenador en invierno y a la carrera, entonces con el conjunto líder de LaLiga. Ya no lo es, colgado del Madrid en la competición doméstica, también eliminado en San Mamés de la Copa, competición fetiche azulgrana y de la que había participado en las últimas seis finales. “Hay que hacer equipo y no buscar nada más porque no nos interesa”, resolvió Guillermo Amor, responsable de las relaciones institucionales, comedido pero directo, consciente del revuelo que hay en la casa, hasta el punto de que el presidente Bartomeu se reunió con Messi y Abidal para mediar la paz tras las críticas del secretario técnico al vestuario en las que les señalaba de ser los culpables de la destitución de Valverde.

“Cada uno sabe lo que ha hecho bien y no”, intervino Piqué, que abandonó el partido antes de tiempo porque se le subieron los dos gemelos. “Tirarnos las cosas a la cara de ahora al final de temporada no ayuda. Debemos centrarnos en el juego y este club se ha sustentado en la victoria en los últimos años. Los jugadores tenemos la capacidad para seguir ganando y en eso estamos”, añadió. El problema, sin embargo, es que la pelota no entró y al Barça le volvieron a doler las muelas. Pero, según dijeron los protagonistas, ya tienen el empaste para las caries. Piqué lo aclaró: “Dentro del vestuario la unión es máxima. Hablábamos ahora que hemos perdido, pero hemos reaccionado a este ruido externo. Es duro porque quedamos eliminados, pero en sensaciones hemos dado un paso hacia delante”.

Busquets fue el primero en posicionarse a ras de césped, todavía con el aliento entrecortado: “Ha sido una jugada desgraciada y quedamos eliminados. Pero la imagen ha sido buena, hemos tenido ocasiones muy claras y merecíamos pasar”. Un discurso que se repitió en la expedición azulgrana. “Hemos merecido ganar y pasar. El dominio del control y del partido ha sido nuestro por completo”, deslizó Amor. “Felicitar a los jugadores porque ponen ganas, fuerza y ambición, además de actitud. Así conseguiremos muchos éxitos. Valoro el juego y la sensación es que hemos dominado y ellos han pasado con solo un tiro a puerta”, resolvió Bartomeu. “Hemos hecho uno de los mejores partidos de la temporada. Las hemos tenido muy claras, pero ellos en una llegada en el último minuto nos han hecho el gol”, agregó Alba.

Sacar la gabarra

Siempre puntilloso con el juego del equipo, Setién varió de registro en San Mamés y tiró flores a los suyos. “Hay días que tienes una y la metes; y otros que disfrutas de diez y no la metes. Hay cosas que los entrenadores no podemos controlar y esta es una de esas. No recuerdo ninguna parada de Ter Stegen en la segunda parte. Es doloroso, pero hemos transmitido muy buena imagen”, expuso Setién, que prosiguió: “Hemos dado un nivel muy bueno y el equipo ha sido superior. Nos ha faltado un poco de acierto y es una pena porque esta competición no nos da la revancha. Pero eso llegará”. Tesis que compartieron desde el vestuario. Aunque Piqué fue de lo más rotundo: “El equipo es suficientemente fuerte para ver las cosas positivas. Es impactante porque es una derrota, pero nos vamos satisfechos. Nos hemos quitado un peso de encima al ver que podemos volver a jugar bien”. Así lo vio también Setién: “Estoy muy contento y bastante satisfecho con el trabajo del equipo porque hemos dado un paso hacia delante en las cosas que debemos ir mejorando. La gente solo verá el resultado, pero yo me voy a quedar con más cosas”.

Para felicidad la del Athletic, ya en semifinales de la Copa. “A veces hay que tener fe y corazón. Es nuestra oportunidad para sacar la gabarra si hacemos las cosas bien. Es nuestro momento. Da igual quien nos toque porque queremos estar en la final”, resolvió Williams con la voz entrecortada por la emoción de la victoria. El Barça se quedó con el juego porque entiende que así logrará recobrar la senda al buen fútbol. “Este es el camino, claramente. Solo nos ha faltado ganar”, expuso Alba. “Estamos contentos y con confianza de que podemos ganar y seguir luchando por la Liga y Champions”, cerró Piqué.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >