Ciclismo

Van Vleuten, la reina del ciclismo femenino, ficha por el Movistar

El conjunto español contrata a la corredora holandesa, ganadora de tres Mundiales y dos Giros

Annemiek van Vleuten, en la salida del Campeonato de Holanda, el pasado 22 de agosto.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

El Movistar ficha a Annemiek van Vleuten y la noticia ocupa portadas en Holanda, donde el ciclismo femenino es un deporte importante, donde Van Vleuten, 37 años, campeona del mundo, es la reina, la mejor. La Messi de las dos ruedas, por decirlo de forma más sencilla, ha decidido terminar su carrera en un país en el que hasta hace nada, hasta en los años de Joane Somarriba y Dori Ruano, el ciclismo femenino era un chiste, un empeño de mujeres decididas a romper barreras con apoyo mínimo y mínima repercusión.

“Es un salto adelante, sí”, explica Rafael Fernández Alarcón, responsable del equipo en Telefónica. “Nosotros creamos el equipo femenino hace dos años para fomentar en el deporte la misma política de diversidad e igualdad de oportunidades y de género que fomentamos en la empresa, y con el fichaje de Van Vleuten lograremos consolidarlo en el WorldTour, entre los mejores del mundo, y aparte de alcanzar más victorias y más presencia y peso en la sociedad, conseguiremos que su ejemplo, su calidad, sirvan de referencia y modelo para que las ciclistas españolas den el salto de calidad que les permita estar entre las mejores del mundo”.

Si se la ficha para que el ciclismo español se multiplique, las razones de Van Vleuten, que empezó a competir tarde, a los 23 años, después de terminar una carrera universitaria y que es conocida por la necesidad que tiene de controlarlo todo, de ser ella quien tome todas las decisiones, son otras. “Quiero salir de mi zona de mi confort, afrontar un nuevo desafío”, explicaba hace unos días a sus conocidos la corredora holandesa, una ciclista única cuya profesionalidad y dedicación deja en ridículo a la mayoría de sus colegas masculinos. Van Vleuten lleva una vida prácticamente monacal de reverencia a la bicicleta y a la forma física, con continuas estadías en altitud sobre todo, aire puro y oxígeno racionado, que busca bien en Colombia, donde pasó unas semanas en enero y febrero, en Livigno (en los Alpes italianos) o en el volcán del Teide en Tenerife. Y cuando corre, es como Evenepoel o Van Aert o los nuevos ciclistas, que odian rodar en el pelotón y atacan y atacan en cualquier circunstancia hasta irse solos y ganar. Hasta ahora corría en el Mitchelton australiano (acabó contrato), y el Movistar también cubre otra de las necesidades de la holandesa, la de que su equipo tenga también sección masculina.

El salario de Van Vleuten en el gran equipo español será de unos 250.000 euros por cada una de las dos temporadas para las que se ha comprometido. Un sueldo superior al de la mayoría de las deportistas españolas pero equivalente, en ciclismo masculino, al de un buen gregario y poco más. No al de un campeón como ella, con, además del Mundial de Yorkshire, dos Giros de Italia (la gran carrera femenina), dos Mundiales contrarreloj, dos Tours de Holanda, dos de Bélgica, dos Durango-Durango y dos Strade Bianche en su palmarés.

“Y justo en Durango el año pasado empezó nuestro cortejo a Annemiek”, explica Sebastián Unzue, responsable del equipo. “Estoy convencido de que con ella no solo el Movistar sino todo el ciclismo femenino español pasarán a otro nivel. Y no olvidemos que en 2022 el Tour ha prometido organizar por fin su versión femenina, y no dudo que la Vuelta seguirá sus pasos”.

Archivado En: