El juez de la Federación pide dar el partido por perdido al Fuenlabrada

Si el Comité de Competición acepta la propuesta del instructor, se abriría la puerta al descenso administrativo del equipo madrileño

Uno de los miembros del Fuenlabrada en el hotel de A Coruña donde varios jugadores e integrantes del equipo técnico permanecen aislados.
Uno de los miembros del Fuenlabrada en el hotel de A Coruña donde varios jugadores e integrantes del equipo técnico permanecen aislados.Cabalar (EFE)

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol decidirá de inmediato sobre el bloqueo originado por el aplazamiento del partido entre el Deportivo y el Fuenlabrada, pero el juez instructor del expediente federativo ya le ha orientado en un sentido. Ricardo Esteban Díaz propone que al equipo madrileño se le dé por perdido el encuentro por 3-0.

Lo argumenta en una resolución con pasajes muy duros hacia el Fuenlabrada y como una “medida disciplinaria de carácter provisional” prevista en el código disciplinario. Una cautelar con consecuencias: el Elche disputaría el playoff y al Deportivo, que con los tres puntos no le llega para salvar la categoría, se le abre la opción de que un descenso administrativo del Fuenlabrada le deje en Segunda por la gravedad de las infracciones que se describen.

Acuciado por la necesidad de tomar una decisión inmediata y lograr que la promoción de ascenso a Primera División se ponga en marcha, Ricardo Esteban Díaz tomó una determinación sin escuchar a los integrantes del club madrileño, a los que quería tomar declaración. Lo intentó el miércoles, pero una recusación sobre su figura frenó esa intención. Los citó para este viernes por la mañana, pero el Fuenlabrada alegó que estarían de viaje hacia Madrid. 28 de los 46 expedicionarios confinados en A Coruña aguardan un permiso inmediato para acabar la cuarentena y volver a la capital.

En una providencia emitida este jueves por la noche, Ricardo Esteban Díaz trazó una cronología de los acontecimientos y aportó detalles de la investigación para esclarecer cómo el Fuenlabrada pudo viajar a A Coruña. El instructor da por probado que el conjunto madrileño tenía cuatro miembros con resultados positivos (no emplea el término “alteraciones”) en Covid-19 antes del día del encuentro. Apunta también que los árbitros no se enteraron de la situación ni de la suspensión del partido hasta llegar al estadio de Riazor. Se alojaban en el mismo hotel que el Fuenlabrada y, de regreso, tuvieron que confinarse en sus habitaciones.

Rafael Esteban Díaz explica que en el momento de conocerse, el sábado a las 22.30, el primer positivo, el club madrileño debió establecer comunicación con las autoridades sanitarias y la Comisión de Seguimiento para el Covid-19 que integran LaLiga y la Federación, con presencia del Consejo Superior de Deportes. “Sin embargo, no solo no se comunicó con antelación suficiente, sino que la información trasladada fue parcial, por lo que se privó a dicha Comisión de datos fundamentales para adoptar su decisión”, reprocha en su escrito.

El instructor evacuó consultas con las autoridades sanitarias. Tanto en Madrid como en Galicia le refirieron que no hubo notificación de que existiese alguna anomalía o alteración. La Consejería de Sanidad madrileña recalca, además, en su respuesta a Ricardo Esteban Díaz que “el virus SARS-CoV-2 es una enfermedad de declaración obligatoria urgente”. Por ello, considera el instructor que el Fuenlabrada cometió una falta de especial gravedad porque, además, el certificado médico aportado por el club reconoce que en los días anteriores al viaje los futbolistas de la plantilla habían estado en lugares comunes a distancias menores de dos metros y durante más de 15 minutos.

“[El Fuenlabrada] puso con su desplazamiento en riesgo a la plantilla y a los árbitros del partido, que comían en el mismo hotel y no habían sido informados, ni tampoco el Comité Técnico de Árbitros, de nada de lo que venía sucediendo”, concluye la instrucción. Este extremo puede desembocar en el descenso administrativo para el club madrileño, según tipifica el código disciplinario de la Federación Española de Fútbol.

“Especial gravedad”

El Fuenlabrada incurrió en “una manifiesta ocultación”, estima la providencia elevada al Comité de Competición, porque a raíz de ello, recalca, “no se pudo adoptar en la resolución inmediata de la crisis una correcta decisión con conocimiento de todos los detalles precisos”. “La infracción puede ser reputada como flagrante”, deduce Ricardo Esteban Díaz, que le confiere “especial gravedad” por ocultar información al coorganizador de la competición (la Federación), afectar a la integridad de la competición y a la salud de los participantes. El instructor cree que el Fuenlabrada, que ha pedido jugar el partido aplazado el próximo domingo día 2, cuenta ahora con la ventaja de conocer los marcadores logrados por sus rivales en la lucha por entrar en la promoción y de enfrentarse a un rival que se sabe descendido y que lleva días sin entrenar. “Es un principio general del Derecho, el de que no puede verse beneficiado quien por sus actos es presuntamente responsable de la situación creada”, recuerda.

“Proseguir el normal desarrollo de la competición inmediatamente, disputar los playoff y cerrar la clasificación final son cuestiones que no admiten demora de ningún tipo”, concluye Ricardo Esteban Díaz en sus razonamientos. El Fuenlabrada, si Competición refrenda la petición tal y como parece probable, quedará al margen de esa pelea. Pero ahora se le abre otra aún peor. El artículo 74 del código disciplinario de la Federación Española de Fútbol tipifica como infracción muy grave y castigada con descenso de categoría la omisión del deber de asegurar el correcto desarrollo de los espectáculos deportivos que impliquen riesgos para los espectadores o para los participantes en los mismos. Por ello, corre serio riesgo de caer en Segunda B en una decisión que podría salvar al Deportivo, decimonoveno clasificado tras sumar los tres puntos de este partido decantado en los despachos. La alternativa menos cruenta es pactar una Liga de 24, que repescaría además al Numancia.

Expediente de la Xunta

”Ya tenemos información suficiente sobre lo sucedido, e identificadas a las personas e instituciones que, en nuestra opinión, son responsables”, advirtió Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Xunta de Galicia, que anunció la apertura de un proceso sancionador contra LaLiga y el Fuenlabrada por “incumplimiento grave” de los protocolos de salud.

”Hay datos constatados —sostuvo Feijóo— que muestran que hubo un incumplimiento sistemático de los protocolos deportivos y sanitarios, y de la propia normativa sanitaria española y de las comunidades”. Tanto LaLiga como el Fuenlabrada disponen ahora de un periodo para alegar e intentar sortear la sanción, que puede llegar a los 60.000 euros. LaLiga, horas después, deslizó trato de favor al Dépor: “Lamentablemente, observamos cómo la situación del Deportivo está provocando unas declaraciones y medidas injustas y arbitrarias de las administraciones públicas que nos retrotraen a tiempos que creíamos superados”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS