gran premio de andalucía | motogp

Marc Márquez: “He sobrepasado el límite”

El piloto de Honda se retira al no soportar una jornada de competición cuatro días después de ser operado de una fractura de húmero y su perderá su primera carrera en MotoGP

Marc Márquez, durante la tercera sesión del fin de semana en el circuito de Jerez.
Marc Márquez, durante la tercera sesión del fin de semana en el circuito de Jerez.JAVIER SORIANO / EL PAÍS

“Nunca había vivido una semana con tanta intensidad. Esto ha sido nuevo para mí”, declaró Marc Márquez, serio, pero en paz consigo mismo, a través de Zoom y en respuesta a los periodistas que querían saber cómo se siente el campeón del mundo al tener que abandonar el gran premio de Andalucía (hoy la carrera a las 14.00, DAZN) después de haber hecho lo impensable para montarse en su Honda tan solo cuatro días después de ser operado de una fractura diafisaria del húmero del brazo derecho. El de este fin de semana en Jerez será el primer gran premio que el piloto de Cervera (Lleida), de 27 años, se pierda desde que debutó en la máxima categoría del motociclismo en 2013. Siete años y seis títulos de MotoGP después, Márquez no formará en la parrilla de salida.

Ninguna lesión ósea se lo había impedido con anterioridad. Aunque el 93 sabe perfectamente qué significa no gozar de salud para competir. El año 2011 tuvo que perderse también dos carreras al final de la temporada en Moto2, después de que una caída en Malasia le provocara un problema de visión doble que lo tuvo cinco meses sin subirse a una moto. Quizá por eso diga ahora que su prioridad es recuperarse. “Y tener un brazo con forma de brazo, no esto”, bromeaba en referencia a una extremidad inflamada y dolorida tras un sábado en que puso su Honda a 290 km/h en un intento por recuperar sensaciones y preparar una carrera que, al final, no disputará.

Márquez decidió a las dos de la tarde que no participaría en la segunda cita del curso de MotoGP. Salió con dudas a la sesión de clasificación y no duró más que unos minutos. Se retiró de la Q1 en cuanto comprobó que le faltaba fuerza.

Tras la intervención quirúrgica del martes se propuso probarse el sábado y decidir en función de sus sensaciones sobre el asfalto. “Hice un pacto con Honda; desde el principio quise ser honesto y realista. Mi cuerpo me decía que podía intentar estar aquí; sabía que era una lesión seria, pero si no lo hubiera intentado no me hubiera sentido tranquilo en toda la temporada”, explicó. Por la mañana se sintió bien, marcó tiempos competitivos, también en su primera salida a pista por la tarde. “Pero paré en el box y al volver las sensaciones cambiaron. No sé por qué, pero por el esfuerzo, el calor o la inflamación, el brazo empezó a fallarme; perdí el autocontrol. Me he dicho que si salía a la Q1 y se repetía esa sensación pararía inmediatamente, no era seguro para nadie. Ahí es cuando hay que saber decir que no”, añadió. Y por mucho que a veces pueda parecer un inconsciente, supo.

“Hemos comprendido que era mejor no tomar más riesgos. Hemos seguido el plan siempre respondiendo al estado físico del piloto. Marc ha ido escuchando su cuerpo para ver cómo se sentía. Pero por la tarde ha visto que no podía. Y lo hemos comprendido. Ya ha hecho mucho viniendo e intentándolo”, explicaba Alberto Puig en declaraciones a DAZN. Y añadía: “Un campeón no puede quedarse en casa si cree que tiene opciones; y es lo que ha hecho”.

“Lo último que hago en mi vida es rendirme, pero hoy he visto que sobrepasaba la raya del límite. Lo he intentado para poder dormir tranquilo esta noche”, declaró. El corredor aseguró que si quiso arriesgarse fue porque el miércoles, un día después de la intervención quirúrgica en Barcelona, comprobó que podía hacer 20 flexiones y montar en moto. Además, las pruebas médicas que le realizaron el jueves ya en el circuito fueron muy duras. Y, aunque con dolor, también las superó. Pero soportar todo un día encima de la moto a 35 grados en las calurosas tierras gaditanas fue mucho más duro de lo que se había imaginado para su brazo, por bien que ahora ese húmero esté sujeto por una placa metálica.

El plan de Márquez pasa por regresar a casa y recuperarse pertinentemente. Aspira a volver a competir en el siguiente gran premio, en la República Checa el 9 de agosto. Esa es, según dijo, su “segunda prioridad”, el Mundial.

Los otros dos pilotos que regresaron pese a sus lesiones, Crutchlow —operado de una fractura en el escafoides el martes— y Rins, con una pequeña fractura en el tróquiter, un hueso del hombro, superaron la dura prueba de Jerez y estarán hoy en la parrilla.

Quartararo, de nuevo en la ‘pole’

Con o sin Márquez, el Mundial de motociclismo asiste al ascenso meteórico de Fabio Quartararo (Niza, 21 años), que vuelve a la pole position una semana después en Jerez, el mismo circuito que le vio obtener su primera victoria en MotoGP el domingo pasado. El joven talento del Petronas Yamaha intentará repetir triunfo hoy. Tendrá, como ya pasó entonces, a Maverick Viñales como su gran rival por el triunfo. El catalán peleó hasta el último segundo para llevarse la pole, pero en su vuelta rápida tocó la zona verde del circuito, por lo que finalmente saldrá segundo. En la tercera posición formará por vez primera Pecco Bagnaia, que mientras sueña con el podio no pudo más que rendirse a la fuerza de voluntad de Márquez —”Ya ha hecho un milagro esta mañana, el tiempo que ha marcado en su estado es increíble”—, a quienes todos siguen mirando de reojo pese a causar baja en el gran premio de Andalucía.

Le sigue de cerca, especialmente, Quartararo. “Es verdad que Márquez se planta al inicio del campeonato con menos 50 puntos y que este es un Mundial corto [13 carreras], pero si miras sus resultados del año pasado, a excepción de Austin [se cayó], su peor resultado fue un segundo puesto. Hizo el récord de puntos en la historia del Mundial”, recalcó el piloto de Yamaha, que no descarta al 93 de la lucha por el título. “Sabemos de lo que es capaz”, añadió. “A pesar de contar con menos carreras, el campeonato sigue siendo largo. Tenemos que centrarnos en disfrutar”, apuntaba Viñales, el otro gran rival en el campeonato.

La no participación de Márquez en la segunda carrera de la temporada tras la espectacular remontada que había protagonizado una semana antes abrió un debate en el paddock a raíz de las declaraciones del ex piloto Alberto Puig, director deportivo del Repsol Honda: “Si no puede ser Márquez el que consiga el campeonato, no creo que el que lo consiga se sienta del todo satisfecho, o no debería, sabiendo que el piloto número uno no ha estado presente en su totalidad”, dijo en una entrevista a DAZN España. Y sus palabras no cayeron bien en la parrilla. “Me gustaría recordar que todos empezamos a competir hace una semana en las mismas condiciones, todos estábamos al 100% sanos y aunque algunos se lesionaron todos hemos tenido también las mismas posibilidades de hacernos daño”, se reivindicó Jack Miller, cuarto clasificado la semana pasada.

“Gane quien gane el título, el campeón es siempre el que lo ha hecho mejor que los demás. Yo quiero ganar siempre con mis rivales en pista, pero el valor de un campeonato es siempre el mismo”, sentenció ayer el propio Márquez.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50