Rebaja salarial en la plantilla del Villarreal sin ERTE para sus empleados

El presidente del club, Fernando Roig, cree que se puede jugar cada 48 horas con cinco cambios por partido

Santi Cazorla celebra con Carlos Bacca.
Santi Cazorla celebra con Carlos Bacca.Tim Clayton / Getty Images

Los jugadores y el cuerpo técnico del Villarreal han consensuado una rebaja salarial del 20% si no se reanuda la Liga. Para el resto de los empleados, el presidente del club, Fernando Roig, descarta bajadas de sueldo, y su intención es mantener los puestos de los 623 trabajadores y evitar solicitar un ERTE. “Los clubes debemos llegar a acuerdos. Si hay un desfase económico lo debemos solucionar los que tenemos el dinero, los jugadores y el club. Yo he decidido no hacer ni ERE ni ERTE”, dice el dueño del Villarreal, que cuenta con un montante en tesorería superior a los ocho millones de euros.

Según ha explicado el club, el recorte de los salarios sería menor si vuelve LaLiga, con diferentes escenarios en función de si la competición vuelve con público o a puerta cerrada. En este segundo caso, los jugadores y técnicos del primer equipo solo dejarán de percibir el 5% del sueldo. La masa salarial de la plantilla profesional del club castellonense asciende a 67,3 millones de euros, similar cantidad que percibe la entidad de Roig por los derechos de retrasmisión televisiva (68,5), que se verían mermados en torno a un 20% de dar por finalizado ahora el curso.

Roig estima que “no se debe suspender la Liga, si tenemos que jugar cada 48 horas se puede hacer, o hacer cinco cambios en un partido para preservar la salud de los jugadores. Además tenemos 25 jugadores por plantilla, lo que hace posible esta opción; es posible hacer rotaciones y aligerar el esfuerzo”, considera el presidente más longevo, con 23 temporadas en el cargo. Aunque deja claro que “el retorno solo se puede dar cuando el Gobierno y Sanidad digan que se puede hacer”.

Roig cree oportunas todas las medidas preventivas para una hipotética vuelta a la competición. “No sé cómo debería ser el protocolo, pero sabemos que para volver a entrenar debemos ir poco a poco, con un control importante. En nuestras instalaciones contamos con un hotel en el que los jugadores podrían estar perfectamente aislados y controlados. Podemos morir del coronavirus, pero no podemos parar todo; debemos reaccionar poco a poco y buscar la normalidad”.

En el aspecto social, el Villarreal colabora para mitigar los efectos colaterales del COVID-19, garantizando la alimentación básica de las familias con escasos recursos y con colectivos en riesgo de exclusión social, repartiendo más de 200 comidas diarias a través de la campaña #CuentaConmigo, impulsada por la entidad y la Fundación Carlos Bacca, el delantero colombiano.

Más información

Lo más visto en...

Top 50