coronavirus

Aplazada la final de la Copa del Rey, los futbolistas insisten en parar LaLiga

Después de retrasar la competición del KO y cancelar todo el fútbol no profesional en España, Rubiales y la AFE instarán este jueves a Tebas a suspender también Primera y Segunda

La afición del Yeclano, de Segunda B.
La afición del Yeclano, de Segunda B.el país

La sacudida del coronavirus al fútbol, que ha alcanzado ya a la final de la Copa del Rey, solo la aguantaban este miércoles los partidos de Primera y Segunda, programados a puerta cerrada para las dos próximas jornadas. Y no todos. El Gobierno de Castilla y León decretó la suspensión del Mirandés-Numancia, de la categoría de plata, previsto el próximo sábado en Miranda de Ebro, el mayor foco de la epidemia en esa comunidad autónoma. “Tenemos que tratar de evitar aglomeraciones fuera. No sirve de nada evitarla dentro si suceden cosas como las que sucedieron el martes en Valencia, en las que las aglomeraciones se hacen a la puerta del estadio”, razonó este miércoles el vicepresidente de la Junta, el médico Francisco Igea, de Ciudadanos, en referencia al Valencia-Atalanta sin público.

Más información

La posibilidad de suspender también toda la Primera y la Segunda volverá a tratarse este jueves a mediodía en la reunión de la comisión de seguimiento de la crisis del coronavirus que se celebra en la sede de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en Las Rozas (Madrid). La RFEF invitó este miércoles a sumarse a este órgano a LaLiga; el sindicato mayoritario de futbolistas, AFE; la Comisión Nacional de Fútbol Sala, y los representantes de los jugadores de fútbol sala.

Todos han aceptado acudir a un encuentro en el que los futbolistas insistirán en la exigencia que plantearon ya el martes en una nota pública: “La suspensión de todos los partidos, de todas las divisiones y de todas las categorías de ambos sexos. Dada la situación, hemos realizado esta solicitud pensando exclusivamente en la salud de los y las futbolistas, colectivos a los que representamos. Y lo que no es de recibo es que no se tenga en cuenta este hecho”.

Desde AFE aseguraban este miércoles que estaban recibiendo multitud de llamadas de futbolistas preocupados, hombres y mujeres, para apoyar la solicitud de la suspensión. Las voces públicas, sin embargo, han sido muchas menos. Carvajal, lateral del Real Madrid, fue la de más peso: “¿Los jugadores, cuerpo técnico y asistentes de las plantillas de 1ª y 2ª somos inmunes?”, se preguntaba en Instagram bajo la captura de un titular de prensa que decía “Suspendido todo el fútbol en España, salvo Primera y Segunda”. El presidente de la AFE, David Aganzo, ha sondeado en las últimas horas a futbolistas representativos que estuvieran dispuestos a pronunciarse en público, pero se ha impuesto la reserva, a la espera del resultado de la reunión de este jueves.

Sin cambios para Tebas

Por su parte, LaLiga mantiene la idoneidad del escenario actual, con partidos programados sin público, posición que explicó ya el martes en un comunicado: “El Ministerio de Sanidad y el CSD, en su calidad de garantes de la salud de aficionados, jugadores, empleados de clubes, periodistas, etc., han considerado como medida preventiva suficiente celebrar la competición a puerta cerrada y LaLiga, como no puede ser de otra manera, actúa en consecuencia”. Este miércoles se mantenían en ese punto: “No tenemos notificaciones del CSD ni de autoridades sanitarias de otro escenario”, decían desde el organismo presidido por Tebas.

Además de los futbolistas, la RFEF también se inclina por la suspensión de la Primera y la Segunda, propuesta que defenderá en el comité de este mediodía, y que se encuentra en línea con sus movimientos para parar todas las competiciones que caen únicamente bajo su jurisdicción. Rubiales suspendió este miércoles para las dos próximas semanas todo el fútbol, masculino y femenino, de Segunda B hacia abajo. Y lo mismo hizo con las competiciones de fútbol sala no profesionales.

Tampoco la final de la Copa entre la Real Sociedad y el Athletic, programada para el 18 de abril en Sevilla se jugará en la fecha prevista. Rubiales se citó este miércoles con los presidentes de ambos clubes en Las Rozas y acordaron retrasarla, probablemente a mayo, para intentar que el encuentro pueda jugarse con público, y que “La Cartuja esté a rebosar”, dijo el presidente de la RFEF.

En esa línea fueron también las explicaciones del presidente rojiblanco, Aitor Elizegi: “Necesitamos a nuestra afición para respirar y es lo que tenemos que poner por delante, y también su salud. Y, por supuesto, las plantillas a las que representamos”. Su homólogo de la Real, Jokin Aperribay, se pronunció en la misma clave: “Lo primero es la salud pública y lo primero es garantizar a nuestras aficiones cómo van a participar. Son la pieza clave en esta final”.

Desde Las Rozas sostienen que los estatutos de la federación les facultan para suspender LaLiga de manera unilateral. Por “razones de fuerza mayor, o disposición de la autoridad competente”, dice el articulado, cuya interpretación se presta a disputa. El Gobierno, recuerda LaLiga, no ha pedido parar. A horas del encuentro de este jueves entre todas las partes, desde la federación aseguraban que prefieren la vía de la “buena voluntad y la colaboración”.

Lo más visto en...

Top 50