Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Real Madrid - Barcelona, cruce de guiones

Los azulgrana elaboran menos y se aferran al mazo de Messi, como en su día el Real a la pegada de Cristiano; mientras, los blancos muestran un juego más fluido pero mucho menos eficaz

real madrid barcelona
Karim Benzema se lamenta en un momento del partido contra el Athletic. EFE

Las últimas semanas de 2019 del Real Madrid y el Barça han dejado señales de un intercambio de papeles estilístico entre ambos extremos del puente aéreo, que durante años se percibieron también como extremos en el espectro del ideario futbolístico. En el Camp Nou sobresale la pegada sin atender ya al venerado manual de la elaboración. Mientras, el Bernabéu post CR contempla despliegues corales que someten al PSG y al Athletic, y que gobiernan el clásico, sin encontrar el viejo mazo con el que rematarlos.

Los blancos se quedaron a cero en sus dos últimos partidos de Liga, pese a rematar 17 veces el miércoles contra el Barça y 20 contra el Athletic el domingo. Del otro lado, el sábado marcaron para los azulgrana Messi, Suárez y Griezmann (además de Vidal) en la victoria por 4-1 ante el Alavés. En las primeras 18 jornadas de Liga, el tridente del Barça suma 30 goles, solo tres menos que los 33 que acumulan los madridistas.

La divergencia de los desempeños del Madrid y el Barcelona se puede ver también en una métrica que calcula Opta y que utilizan de manera habitual analistas y directores deportivos, conocida como goles esperados. Esta métrica, estimada a partir de miles de datos acumulados durante años, trata de calcular el número de goles que debería marcar en un partido un equipo en función de la calidad de las ocasiones que genere.

Acierto goleador

Cada equipo tiene un número esperado de goles a estas alturas de la Liga, calculados en función de la calidad de sus ocasiones y de sus remates. Su acierto es la diferencia entre los goles marcados y los goles esperados.

Equipos de la Liga

El Barcelona ha marcado 47 goles y su expectativa era de 28,59. Por tanto tiene un saldo favorable de 18,41 goles.

18,41

Barcelona

Getafe

R. Sociedad

Granada

Valencia

Betis

Athletic

6,92

3,99

2,77

0,95

0,62

0,17

–0,19

Levante

Eibar

Valladolid

Osasuna

Alavés

Sevilla

Mallorca

Villarreal

Real Madrid

Leganés

Celta

Espanyol

Atlético de Madrid

–0,28

–2,37

–2,48

–3,29

–3,69

–3,77

–4,06

–4,13

–4,26

–4,27

–6,96

–11,76

El Real Madrid ha marcado 33 goles y su expectativa era de 37,13. Por tanto tiene un saldo desfavorable de 4,13 goles.

Los goles del Real Madrid

en los últimos años naturales

178

167

156

156

156

152

142

140

130

100

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

2019

Primer año completo sin Cristiano Ronaldo

en el Real Madrid

Fuente: Opta y elaboración propia.

EL PAÍS

Acierto goleador

Cada equipo tiene un número esperado de goles a estas alturas de la Liga, calculados en función de la calidad de sus ocasiones y de sus remates. Su acierto es la diferencia entre los goles marcados y los goles esperados.

Equipos de la Liga

El Barcelona ha marcado 47 goles y su expectativa era de 28,59. Por tanto tiene un saldo favorable de 18,41 goles.

18,41

Barcelona

Getafe

R. Sociedad

Granada

Valencia

Betis

Athletic

6,92

3,99

2,77

0,95

0,62

0,17

–0,19

Levante

Eibar

Valladolid

Osasuna

Alavés

Sevilla

Mallorca

Villarreal

Real Madrid

Leganés

Celta

Espanyol

Atlético de Madrid

–0,28

–2,37

–2,48

–3,29

–3,69

–3,77

–4,06

–4,13

–4,26

–4,27

–6,96

–11,76

El Real Madrid ha marcado 33 goles y su expectativa era de 37,13. Por tanto tiene un saldo desfavorable de 4,13 goles.

Los goles del Real Madrid en los últimos años naturales

178

167

156

156

156

152

142

140

130

100

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

2019

Primer año completo sin Cristiano Ronaldo

en el Real Madrid

Fuente: Opta y elaboración propia.

EL PAÍS

Acierto goleador

Cada equipo tiene un número esperado de goles a estas alturas de la Liga, calculados en función de la calidad de sus ocasiones y de sus remates. Su acierto es la diferencia entre los goles marcados y los goles esperados.

Equipos de la Liga

Equipos de la Liga de Campeones

Saldo de goles en sus respectivos

campeonatos ligueros.

El Barcelona ha marcado 47 goles y su expectativa era de 28,59. Por tanto tiene un saldo favorable de 18,41 goles.

18,41

Barcelona

Getafe

R. Sociedad

Granada

Valencia

Betis

Athletic

18,41

Barcelona

Liverpool

Borussia Dortmund

Tottenham

Leipzig

Lyon

Atalanta

Manchester City

Valencia

6,92

10,03

3,99

9,5

2,77

8,91

0,95

5,9

0,62

4,94

0,17

3,71

–0,19

Levante

Eibar

Valladolid

Osasuna

Alavés

Sevilla

Mallorca

Villarreal

Real Madrid

Leganés

Celta

Espanyol

Atlético de Madrid

3,04

–0,28

0,95

–2,37

–0,55

Chelsea

Juventus

Bayern Múnich

Nápoles

PSG

Real Madrid

Atlético de Madrid

–2,48

–0,64

–3,29

–1,01

–3,69

–2,82

–3,77

–3,24

–4,06

–4,13

–4,13

–11,76

–4,26

–4,27

El Real Madrid ha marcado 33 goles y su expectativa era de 37,13. Por tanto tiene un saldo desfavorable de 4,13 goles.

–6,96

–11,76

Los goles del Real Madrid en los últimos años naturales

178

167

156

156

156

152

142

140

130

100

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

2019

Primer año completo sin Cristiano Ronaldo en el Real Madrid

Fuente: Opta y elaboración propia.

EL PAÍS

Real Madrid - Barcelona, cruce de guiones

Según estos cálculos, los 47 goles que llevan los de Valverde en la Liga son 18 más de los anticipados (29), mientras que los 33 de los de Zidane suponen cuatro menos respecto a los generados por el equipo (37). Los equipos con mejores jugadores suelen estar por encima de lo esperado, salvo anomalía, como la que padece estas semanas el Atlético, 12 por debajo de lo creado, el peor entre los 16 en octavos de la Champions.

Hay una jugada reciente que concentra el momento contracultural que atraviesa el Barcelona. El pasado 1 de diciembre en el Metropolitano se alcanzó el minuto 85 con 0-0 en el marcador. Entonces Messi agarró la pelota en la banda derecha, unos metros por delante del centro del campo y activó una de las jugadas más simples del manual azulgrana: echó a correr hacia la portería. A medida que se acercaba al área, el rostro de Simeone reflejaba la angustia de lo inevitable. Las imágenes muestran incluso cómo al Cholo se le escapa una patadita de manera refleja, como queriendo interrumpir al 10 en la distancia. Messi avanzó, cedió brevemente la pelota a Suárez, que se la dejó casi en el mismo punto, y batió a Oblak por donde todos sabían que lo haría. Simeone aplaudió.

Los 50 goles anuales de Messi, que antaño coronaban la polifonía con que los azulgrana colonizaban el centro del campo, ahora sacan al equipo del atolladero en el que ha ido cayendo con las retiradas de Xavi e Iniesta y el desgaste de Busquets. Además, a los 13 que lleva en esta Liga se suman los 10 de Suárez y los 7 de Griezmann. Un mazo que ya no es hijo del juego. No funcionaron André Gomes, Coutinho ni todavía Arthur. Valverde ha tenido que recurrir al casi desahuciado Rakitic y a la disonancia estilística de Arturo Vidal.

En el otro rincón, Benzema aguanta el pulso con 12 goles, pero el siguiente de la lista es Ramos con tres, dos de penalti. Bale solo ha marcado dos y Hazard, uno. El tridente blanco caza la mitad que el azulgrana.

La diferencia conocida es Cristiano Ronaldo, que dejó el club en el verano de 2018. Florentino Pérez tenía previsto paliar en parte esa huida con la incorporación de Eden Hazard después del Mundial de Rusia, pero según fuentes conocedoras de las negociaciones, Marina Granovskaia, directora general del Chelsea, se empeñó en conservar al belga una temporada aun a costa de rebajar sustancialmente el precio de una operación cocinada durante meses.

Sin esa incorporación ni ninguna otra de peso, el Madrid penó especialmente en el curso 2018-2019. Hazard llegó al Bernabéu este verano, pero se lesionó contra el PSG cuando empezaba a coger vuelo, después de 13 partidos y un solo gol en 984 minutos.

Las otras soluciones para el gol también se encuentran pendientes de germinar. Ante la imposibilidad de contratar a futbolistas como Harry Kane o Kylian Mbappé, en las oficinas del club blanco insistieron en la vía del joven prometedor pendiente del último punto de cocción. Después de invertir 90 millones de euros en Vinicius y Rodrygo, gastaron 60 en Luka Jovic —cumplió 22 años este lunes—, que el curso pasado anotó 27 goles en 48 partidos con el Eintracht Fráncfort. La cúpula blanca aguarda entre la impaciencia y la intriga el resultado de una apuesta arriesgada. Jovic ha anotado una vez en 423 minutos repartidos en 14 encuentros, se ha topado dos veces en los palos y en otros tres aciertos el VAR le cazó en fuera de juego. Ronda el gol. Quienes lo ven entrenar aseguran que luce una precisión notable.

Mientras eso llega, ha comenzado a funcionar algo más inesperado, un centro del campo que el verano dejó pelado de efectivos. La emergencia de Fede Valverde y la reanimación de Kroos han engrasado una maquinaria que ayuda a proteger la retaguardia —solo 12 goles concedidos— y a surtir profusamente a los atacantes, aunque con poco colofón. El reverso del Barça, un cruce de guiones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información