Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid prolonga su racha en la Euroliga

Los de Laso, liderados por Causeur y Tavares, superan a un Olympiacos destartalado y encadenan su octavo triunfo consecutivo en Europa

Deck busca el pase ante Milutinov
Deck busca el pase ante Milutinov euroleague
Euroliga Fase Regular

Finalizado

Seleccionando los acelerones y mirando el retrovisor, el Madrid superó a un Olympiacos destartalado y logró su décimo triunfo en 13 jornadas de la Euroliga, el octavo consecutivo para prolongar la mejor racha de la competición. Primero con Campazzo y Randolph al frente, después con Mickey y Thompkins, y más tarde con Tavares y Causeur (18 puntos y dos asistencias en menos de 17 minutos), los de Laso volvieron a marcar territorio en su cancha ante un rival irreconocible por desajustado y falto de colmillo (18 pérdidas de balón).

En un comienzo espeso y destemplado, los dos equipos rivalizaron en despropósitos e imprecisiones. El Madrid, con un 1 de 10 en tiros de campo y tres pérdidas de balón en los primeros cinco minutos; Olympiacos, con un 1 de 3 y cuatro pérdidas en ese tramo. Pero los de Laso despejaron rápidamente la galbana. Campazzo y Randolph se sumaron a la hiperactividad de Deck y el ataque blanco comenzó a carburar a buen ritmo. En un santiamén llegaron cuatro triples locales y la diferencia al término del primer cuarto alcanzó el +11 (21-10, m. 10). La carrerilla madridista cogió a contrapié al conjunto del Pireo, que entró en un atolladero.

Los de Kemzura, sin las dosis de temple y cuajo del lesionado Spanoulis, se fueron achatando en ataque y descolocando en defensa mientras el Madrid presumía de repertorio. Thompkins y Mickey irrumpieron con fuerza en el partido y el demarraje madridista se consolidó a base de puntos (39-20, m. 16). Sin embargo, Milutinov frenó momentáneamente las maniobras de despegue de los blancos y, agarrado a la brega de su torre serbia, Olympiacos rebajó las proporciones del chaparrón y adecentó el marcador antes del viaje a vestuarios. Un parcial de 2-10 permitió al cuadro griego maquillar su desventaja en el rebote y el lastre de sus 10 pérdidas de balón (41-30, m. 20).

En la reanudación, Olympiacos estiró su optimismo aprovechando una técnica a Campazzo y otro arranque chirriante del Madrid. Pero a los blancos les bastó con una vuelta de tuerca en defensa y un leve ajuste en las revoluciones de Campazzo para resolver definitivamente la contienda. En apenas cuatro minutos, se pasó del 43-34, tras un triple de Koniaris; al 62-39, después de una canasta de Causeur, el enésimo protagonista episódico del elenco madridista. El francés sumaba entonces ocho puntos; acabó con 18 en 16m 49s y fue el mvp del encuentro. La sacudida local en el tercer cuarto se cerró con un parcial de 31-18 y un marcador de 72-48. Rochestie, Cherry y Vezenkov fueron de los pocos capaces de mantener el oremus en un Olympiacos hipotenso. Escaso argumento ante un Madrid en racha.

Con el dilema competitivo resuelto, la diferencia osciló del 76-51 del minuto 31 al 79-65 a falta de 4m 46s, pero el Madrid impuso su sprint siempre que quiso. A pesar de las bajas, Laso pudo dosificar a Campazzo, Deck y Tavares, todos en la frontera de los 20 minutos, y no necesitó recurrir a Mejri, en su primera convocatoria. Los blancos encadenaron su octavo triunfo en la Euroliga, seis de ellos en casa por el calendario asimétrico. Aún les queda por recibir el próximo martes al Armani Milán de Messina y El Chacho antes de cerrar la primera vuelta con tres partidos a domicilio ante Baskonia, Panathinaikos y Asvel Villeurbanne.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información