Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania castiga el desorden de España en la reedición de la final de la Euro sub-21

Metido en un proceso de regeneración, el equipo de De la Fuente no logra controlar el partido tras el golazo de Manu García (1-0) frente a un rival sin imaginación

españa alemania sub 21 Ampliar foto
Manu García celebra su gol ante Alemania. Getty Images for DFB

El Arcángel se embarulló con más de 12.000 aficionados para ver a España sub-21. Enganchada por la deslumbrante exhibición de clase e ingenio del equipo que conquistó el Europeo en Italia el verano pasado, la hinchada acudió al estadio de Córdoba en un intento de reproducir los placeres estivales. Lo que descubrió el público fue tan irrefutable como el paso del tiempo: ha llegado el otoño. De aquella brillante sub-21 ya no queda más que un intento fallido de continuidad. El amistoso que midió a los dos finalistas de Udine reveló más incógnitas que certezas. Luis de la Fuente tiene trabajo por delante.

ESPAÑA, 1; ALEMANIA, 1

 España: Álvaro Fernández, Pedrosa (Miranda, min. 73), Cuenca (Pipa, min. 73), Eric García, Buñuel (Montero, min. 73), Manu García (Gonzalo Villar, min. 55), Pepelu (Pol Lozano, min. 64), Fran Beltrán (Oihan, min. 64), Pozo (Cucurella, min. 64), Dani Olmo (Dani Gómez, min. 55) y Ferrán Torres (Andrés Martín, min. 55).

Alemania: Schubert (Grill, min. 46), Vagnoman (Felix Agu, min. 71), Schlotterbeck, Julian Chabot (Awoudja, min. 46), Janni Serra (Habdwerker, min. 46), Makana Baku (Burnic, min. 46), Luca Kilian (Kiomourtzoglou, in. 46), Niklas Dorsch, Adrian Fein (Robin Hack, min. 46), Janelt (Berisha, min. 46) y Eggestein.

Goles: 1-0, min.10: Manu García. 1-1, min. 32: Schlotterbeck.

Árbitro: Serdjan Jovanovic (Serbia). Amonestó al español Cucurella y a los alemanes Adrian Fein, Vagnoman y Salih Ozcan. Expulsó por doble amarilla a Kiomourtuzoglou en el minuto 90.

Incidencias: Partido amistoso disputado en el Estadio Municipal El Arcángel ante 12.244 espectadores.

Frente a una Alemania funcional y un tanto vulgar, la propuesta de España fue la propia de los equipos que recién se juntan. Los chicos están conociéndose. El mediocampo es una incógnita por la que desfilan nombres en busca de puesto. En un intento por establecer algunas pautas, De la Fuente situó a Olmo de falso nueve, a Beltrán de volante, y a Eric García al mando de la zaga. Los primeros pasos de la selección fueron prometedores, más por el empuje que por la sintonía. Eric García —la mejor noticia del equipo— dio un recital de solvencia y Olmo se fabricó dos ocasiones nítidas que falló por poco. España aturdía a su rival con más alboroto que juego cuando cayó el 1-0.

No fue producto de una jugada elaborada sino de un saque de banda. El lateral Pedrosa se la dio a Olmo, el atacante sacó a un central de su agujero y devolvió la pelota a Pedrosa, que acabó por descuadrar a la zaga trasladando la pelota en arremetida. Hubo un instante de confusión y en el claro, frente a la medialuna del área, solo con la pelota, se descubrió Manu García. Sin armar la pierna este llamativo futbolista del Sporting conectó un disparo precioso. Un ejercicio de mecánica del equilibrio transformado en gol que hizo feliz a la gente en las gradas. El efecto sobre el partido resultó nefasto.

Como si pretendiera administrar la exigua ventaja obtenida, la selección dio un paso atrás. Primero para presionar en bloque medio y luego —como quiera que la presión resultó descoordinada— para intentar salvar los muebles en el área propia. En esas estaba el equipo cuando los alemanes comenzaron a merodear la portería de Fernández con sus tallos de 1,90. Hubo un córner, dos rechaces, y un remate de Schlotterbeck que ratificó lo que ya se sabe: la selección no sabe especular defendiendo atrás.

España no se sobrepuso al gol recibido y los cambios apenas estabilizaron al equipo. Alemania hizo lo que pudo, atlética y puntual pero sin imaginación. Las 19 sustituciones no contribuyeron a la armonía necesaria en el juego. Del cruce de caminos afloró un partido atropellado que dice mucho de las tareas pendientes de ambas selecciones en el inicio del curso que conduce a los Juegos de Tokio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >