Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin alivio para Madrid y Barcelona

La Premier cierra el mercado de compras a la baja sin alistar a Bale y Coutinho, mientras el United retiene a Pogba y el Tottenham ficha a Lo Celso

Lo Celso posa con la camiseta del Tottenham.
Lo Celso posa con la camiseta del Tottenham.

La Premier League sigue siendo la competición europea con mayor potencial económico del continente, pero sus hábitos de consumo han sufrido este verano una rebaja porcentual del 11% en comparación con el desembolso total que realizaron los clubes ingleses en el pasado mercado de fichajes, en el que invirtieron 1.654 millones de euros. Este jueves a las 18.00 (hora peninsular) concluyó la ventana estival de incorporaciones en Inglaterra, y el gasto total en traspasos alcanzó los 1.542 millones, la cifra más baja en los últimos cuatro años. Como consecuencia, Barça y Madrid no encontraron alivio en la Premier, que no alistó a Bale ni a Coutinho y retuvo a Pogba, el gran deseo de Zidane. No obstante, el mercado cerrado es el de compras, no el de ventas.

Esta desaceleración evidencia no solo un cambio de tendencia en un mercado castigado por la inflación, sino que encuentra respuesta en el reciente éxito de los clubes ingleses en las competiciones europeas durante la pasada temporada. El Liverpool, finalista de la Liga de Campeones en 2018 y vencedor en 2019, solo ha acometido una contratación, la del defensa holandés Sepp van den Berg por 1,9 millones de euros; y ha incorporado al portero Adrián, libre desde el West Ham. “Comprobamos opciones, pensamos sobre ello y tomamos decisiones. No ficharemos solo por fichar. Eso no tiene sentido”, aseguró Jurgen Klopp, técnico de los reds, en referencia a un posible retorno de Coutinho a Anfield.

Su rival en la final del Wanda Metropolitano, el Tottenham, que no realizó ningún fichaje en el verano de 2018, cerró este jueves la llegada del medio argentino Lo Celso procedente del Betis, y acordó el pago en dos tiempos. Los spurs abonarán 15 millones de euros en concepto de cesión, y 41 al final de la próxima temporada si se dan una serie de variables estipuladas en el acuerdo. En las mismas oficinas de Londres, sin embargo, no lograron llevar a cabo la contratación de Dybala, el otro gran objetivo del Tottenham, después de que a última hora de la tarde las negociaciones con la Juventus se rompieran tras no alcanzar un acuerdo en las condiciones del traspaso del internacional argentino, de 25 años.

Fichajes premier league

El cierre de la puerta inglesa ha repercutido directamente en la Liga española, y especialmente en el Real Madrid y el Barça. En el equipo blanco contemplaban el regreso a las islas como la mejor salida para la delicada situación de Bale, descartado por Zidane y con tres años más de contrato a razón de 17 millones de salario por temporada. Sin embargo, el Tottenham, único club que mostró interés por el galés, desestimó su contratación por no contar con el músculo económico suficiente para satisfacer las exigencias de todas las partes de la operación.

Junto a este contratiempo, la negativa del Manchester United a negociar por Paul Pogba, y el hecho de que no haya contratado a ningún jugador de su perfil —Eriksen, el elegido, quiere jugar fuera de Inglaterra, preferiblemente en España, según The Telegraph—, convierte la salida del francés en una quimera para el Madrid y para Zidane. Los red devils han sido el segundo equipo que más ha gastado en fichajes, 159 millones de euros, destinando 87 de ellos al traspaso de Maguire, el defensa más caro de Europa. Wan-Bissaka (55) y James (17) completan la lista de altas en Old Trafford, mientras que Lukaku y su marcha al Inter (65 millones y 13 en variables) han cuadrado las cuentas del equipo de Solskjaer.

Fichajes premier league

Con esta operación, el delantero belga se convierte en la segunda venta más cara en la historia del United solo superado por los 94 que abonó el Madrid por Cristiano; y se sitúa como el tercer futbolista que más dinero han movido en traspasos durante su carrera (203,5), superado por Cristiano (230) y Neymar (320).

El Barça también observaba en el mercado inglés el mejor escaparate para dar cabida a Coutinho, donde el brasileño aún mantiene su cartel de estrella. Sin embargo, tanto el Arsenal, que llegó a interesarse por él pero nunca pareció cercano a las cantidades que orbitaban alrededor del traspaso, como el Tottenham, el otro club que preguntó por el brasileño, no lograron convencer a Coutinho de su regreso a Inglaterra, lo que merma la liquidez del Barça para recuperar a Neymar.

El City, a la cabeza

El equipo inglés que más ha gastado este verano ha sido el Manchester City (167), que cerró la incorporación de Cancelo en la víspera del cierre a cambio de Danilo y 35 millones (la operación total está valorada en 65); y que realizó su principal esfuerzo en el pago de la cláusula de Rodrigo (70) en julio. Un escalón por detrás de los dos equipos de Mánchester está el Arsenal (51), que destinó la mayoría de su presupuesto en pagar al Lille 80 millones por Nicolas Pépé, convirtiendo al marfileño en el jugador más caro en la historia de los gunners, y fichó en el último momento a David Luiz, del Chelsea, por ocho millones.

El pinchazo de la Premier este verano ha llevado a situarla en registros inéditos en el último lustro, a pesar de que en el ejercicio 2018-2019 sus clubes se repartieron 2.456 millones de euros en concepto de derechos de imagen. Atendiendo a los diez traspasos más caros de cada una de las últimas cinco temporadas, la liga inglesa solo sitúa hoy a dos jugadores en la lista: Maguire y Rodrigo. En la 2018-2019 fueron siete, seis en la 2017-2018, los mismos que en la 2016-2017 y la 2015-2016.

El Chelsea, castigado sin fichar un año

Campeón de la última Europa League y desposeído de su mejor jugador, Eden Hazard, el Chelsea se ha visto comprometido en el mercado de fichajes por la sanción que le impuso la FIFA en febrero por irregularidades en la contratación de menores. El castigo, que no finalizará hasta el verano de 2020, ha impedido que el club que dirige el magnate ruso Roman Abramovich, emplee los 100 millones de euros que recibió del Real Madrid por Hazard en reforzarse. El equipo que dirige el novato Frank Lampard logró esquivar la sanción abordando el fichaje de Kovacic como una renovación, por encontrarse cedido con anterioridad por el Madrid. Pulisic, la otra incorporación, se comprometió con los blues en enero, antes de que entrara en vigor el castigo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >