Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enric Mas, líder del cambio en el Movistar

“Queremos que viva con nosotros los mejores momentos de su carrera”, asegura Eusebio Unzue

Enric Mas, durante la 18ª etapa del Tour de Francia.
Enric Mas, durante la 18ª etapa del Tour de Francia. DPA

Enric Mas (Mallorca, 1995), es el relevo en el equipo Movistar. En un grupo deportivo que ha conocido varias generaciones de ciclistas desde Arroyo, Delgado e Indurain, hasta Landa y Quintana, que tiene en sus filas a uno de los corredores más longevos del pelotón –Alejandro Valverde–, ya con fecha de retirada, la transición es algo natural. El futuro siempre está presente, así que el anuncio de la despedida de sus figuras de 2019, y la llegada de las promesas de 2020, no es un trauma.

Mas, que se hizo ciclista en la Fundación de Alberto Contador, con quien compartió entrenamiento hace un par de días en Mallorca, llega al Movistar para seguir creciendo. “Es un resto ilusionante para el equipo”, asegura su patrón, Eusebio Unzue. “Es un chaval que está progresando muchísimo y que tiene por delante un futuro que prevemos muy bueno. Eso es lo que esperamos de él, que siga mejorando y llegando a las metas que se vayan poniendo. Queremos que evolucione con naturalidad y que viva con nosotros los mejores momentos de su carrera”.

El ciclista mallorquín, que durante el pasado Tour de Francia fue el lugarteniente más fiel de Julian Alaphilippe, líder hasta dos jornadas antes del final de la carrera, adquirirá en el Movistar la condición de jefe de filas, como en la Vuelta a España de 2018, en la que se destapó con su segundo puesto en la clasificación general y su victoria en el Col de la Gallina, en Andorra, en la que saltó del cuarto segundo puesto final.

“Mas va a trabajar para estar entre los mejores del pelotón, responder y afrontar todos los objetivos, apunta Unzue. “Forma parte de un relevo generacional, que queremos que vaya en una buena dirección para el equipo. La juventud te aporta ilusión en el trabajo. Durante los últimos años, hemos tenido a Nairo y a Landa como nuestros hombres fuertes, y les agradecemos su trabajo, pero ahora cambiamos con gente como Mas”.

Unzue no pone plazos al ciclista que vestirá los colores del Movistar desde el 1 de enero, aunque ya ha firmado su contrato con el equipo telefónico. “Nadie le va a meter prisa. Sabemos que todavía no ha alcanzado sus límites e iremos con el con paciencia, trabajando para que cada día sea mejor ciclista”. El sello de la casa no cambia, pese a la salida de ciclistas como Carapaz, ganador del Giro de Italia, que se va al Ineos, y que supone una baja importante para la estructura del Movistar. “Desde luego que nos hubiera gustado que se quede, pero hay cuestiones que nosotros no podemos controlar”, dice Eusebio Unzue.

Con los galones de jefe de filas, Enric Mas tendrá enfrente a ciclistas de su edad o más jóvenes que él, como Remco Evenenpoel, que ha sido su compañero en el Deceunik el último año, o Egan Bernal, el colombiano que venció en el Tour de Francia. De repente, las figuras del ciclismo han bajado bruscamente su media de edad. El corredor español peleará por entrar en el Olimpo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >