Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Atención, hincha! No pidas a tu equipo que corra si quieres que gane

Nuevas métricas desarrolladas por Mediacoach (LaLiga) junto con investigadores universitarios sirven para derribar mitos del fútbol

Los partidos de fútbol no se ganan corriendo más que el rival. De hecho, el equipo que más metros recorre suele perder. Tampoco es determinante tener más tiempo el balón; la posesión incide tan solo un 5% en el resultado final. Ni siquiera el centrar más veces al área o presionar mejor en campo contrario garantiza de forma clara la victoria. El grupo de expertos que forma Mediacoach está derribando los clichés más habituales instalados en los debates de los aficionados. Su trabajo diario, junto a las colaboraciones externas de especialistas, analistas de clubes de LaLiga e investigadores universitarios han servido para establecer unas métricas avanzadas capaces de retratar con precisión por qué un equipo se va a la caseta derrotado y el otro sale victorioso. Comienza la lección.

La investigación deportiva solía centrarse en cuestiones fisiológicas: el aumento de frecuencia cardíaca, el gasto energético. Ahora con la generación y estudio de miles de métricas y la contribución de los analistas de los 42 clubes de LaLiga y de expertos universitarios, ha podido desarrollarse una aproximación científica que va más allá de eso. Mediacoach quiso encontrar la manera de cuantificar el valor real de las estrategias. Lo que se denomina “el ADN táctico” de los equipos, a través de los datos. “Consiste en objetivar en términos cuantitativos cómo es cada estilo de juego y qué eficacia se obtiene a partir de la mejor aplicación de cada uno”, describe uno de los expertos, Ángel Vales, profesor de Ciencias del Deporte de la Universidade da Coruña.

Con la observación de las métricas recogidas sobre LaLiga Santander pudieron observar, por ejemplo, cómo existe una tendencia inversamente proporcional entre la distancia recorrida y el puesto en la clasificación. El líder, el FC Barcelona, apenas recorre 103.100 metros por partido, el dato más bajo de los 20 equipos de la máxima categoría, una situación que se repite con respecto a la anterior edición del campeonato en la que ya fueron campeones. Es significativo que, en el duelo que perdió en el Camp Nou contra el Real Betis, terminó con 106.144 metros quemados a la carrera, más de lo que el equipo acostumbra. Como el actual líder, los datos de los siguientes cuatro clasificados, con datos de la jornada 28, están por debajo de la distancia media recorrida, que es de 108.913 metros recorridos por equipo y partido.

El equipo que corre más distancia suele ser el que pierde

Roberto López, Coordinador del Proyecto Mediacoach y del Área de Investigación Deportiva de LaLiga, señala como explicación que en estos conjuntos "lo que corre es el balón, no los futbolistas. La velocidad promedio de un jugador de LaLiga es de 6,6 kilómetros por hora, mientras que el balón se desplaza a una velocidad media de 22,4 kilómetros por hora; y encima, el balón no se cansa". El Barcelona da 17,5 pases buenos por minuto de posesión, destacando en la cumbre de este baremo. Le siguen Real Madrid con 16,7 y Real Betis con 15,6, ambos muy por encima de un promedio situado en los 13,7.

¿Gana el equipo que más tiene la pelota?

Tampoco. Juan del Coso, Director del Laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Camilo José Cela, que lidera el grupo de investigación formado por Ricardo Resta (Director del Área Deportiva y Mediacoach de LaLiga), Hugo Blanco (Responsable de Proyectos Deportivos de LaLiga), Roberto López y Diego Brito, llevan más de un año analizando las variables de las ocho últimas temporadas de LaLiga Santander para tratar de identificar —y medir— qué hace a un equipo ser mejor. Lo primero fue tratar de descubrir a cuáles atender que fueran suficientemente concluyentes y, para explicarlo, toman como ejemplo el caso del Atlético de Madrid. "Ha presentado en distintas métricas defensivas rendimientos excelentes en este tiempo, pero en otros equipos también se aprecian valores semejantes sin que, en cambio, traigan aparejado un resultado siquiera parecido", comenta Del Coso. ¿Cuál era entonces la fórmula del éxito en este caso? "Algunos de los factores determinantes que encontramos podrían parecer obvios, como la importancia de evitar disparos cercanos a tu portería, los que mayor probabilidad tienen de terminar convertidos en gol”.

Pero poco a poco dieron también con otros menos evidentes, que contradicen mitos muy asentados. En un artículo científico que verá la luz próximamente se concluye que: "La posesión del balón influye solamente un 5% en el marcador. El factor más trascendente para el resultado está en la finalización: que tu equipo dispare más y con más precisión supone un 40%".

En el quesito de explicaciones de los autores hay todavía un pellizco importante para una categoría llamada "inexplicables". Aun así Del Coso se arriesga a postular que "en los últimos ocho años los equipos más directos han demostrado ser estadísticamente más capaces de alcanzar el éxito. El nuevo paradigma del fútbol ha de concentrarse, más que en el pase y la distribución, en mejorías posibles de cara a gol".

Con el mismo sistema, el análisis de regresión múltiple, el grupo de investigación UCJC – LaLiga quiso también descubrir qué separaba a un campeón de aquel que quedaba en segunda posición. De nuevo su ejercicio trajo argumentos más o menos esperables junto a otros más insólitos. "El que gana la competición siempre obtiene más puntos fuera de casa que el segundo, pero también, en los últimos ocho años, ha demostrado mejor puntería, ha incurrido más veces en fuera de juego, ha marcado más goles en el tiempo de descuento y ha dado más pases", se analiza en el artículo. El segundo clasificado, por su parte, en el histórico de datos determinado por esos ocho años ha perdido más veces fuera de casa, ha recibido más goles de falta, ha concedido más saques de esquina al rival y ha acumulado más tarjetas amarillas, amén de un mayor número de disparos totales (no fructíferos) que el primero.

La posesión influye en el resultado en un 5%, frente al 40% de la precisión del disparo

¿Gana el que más centra al área? ¿El que más córners saca? ¿El que más cerca de la portería rival roba la pelota? Son todos indicadores positivos, por cuanto suponen que el equipo está atacando, pero ninguno es elocuente por sí solo. El FC Barcelona, el equipo más goleador, es el que menos centra al área: 10,6 por partido. Se escucha con frecuencia en boca de entrenadores la frase: "Hicimos un buen partido, generamos ocasiones porque colgamos bastantes centros, pero no encontraron rematador". Sin embargo, de los primeros cinco clasificados solo el Real Madrid ocupa un puesto alto en esta estadística, son terceros con 21,2, tras la SD Eibar (29,5) y Real Valladolid (22,1).

Mediacoach contó con la colaboración de Vales y Hugo Blanco para desarrollar juntos modelos estadísticos avanzados que sí ofrecen un reflejo fiel de los andamiajes del fútbol. A partir de cuatro métricas complejas dirimen cómo es el estilo de juego de un equipo, y a partir de otras cuatro cómo de eficaces son con ese juego. "Los de mayor tendencia ganadora son aquellos más capaces de imponer su estilo al rival. A esos otros equipos más reactivos, más expectantes, pueden salirle bien las cosas una temporada. Pero, de acuerdo con la estadística, a medida que insistieran con su fórmula lo corriente sería que obtuvieran resultados normalizados" , explican.

Los análisis miden la capacidad para imponerse en base a: la iniciativa de juego (que se extrae de tener en cuenta el porcentaje de posesión, el ratio de goles a favor y en contra, remates a favor y en contra, cuántos de ellos acabaron en gol por cada uno que fallaron...); el grado de elaboración ofensiva (registro de la media de pases ejecutados por posesión, minutos con el balón en los pies...); el ritmo de circulación (velocidad a la que hacen circular el balón cuando atacan) y ritmo de recuperación (¿cuánto tardan en arrebatar la pelota al contrario desde que la pierden?).

Messi sacando de esquina ante el Sevilla. ampliar foto
Messi sacando de esquina ante el Sevilla.

La eficacia en el juego (sea cual sea el estilo del contendiente) la evalúan con los parámetros de: eficacia de construcción ofensiva y eficacia de finalización (¿cuántos goles se han conseguido?, ¿con cuántos remates?, ¿cuántas ocasiones de gol han acabado sin siquiera poder tirar a portería?...); eficacia de contención defensiva (¿cuántas veces he conseguido que los ataques del rival no lleguen hasta mi portero?) y eficacia de evitación (¿cuántas veces, a pesar de rematar, ha impedido portero o defensas que el balón termine en la red?).

Centrar balones al área no es para nada la mejor forma de atacar para garantizar la victoria

¿Qué dibujan todos estos números? Los seis primeros clasificados de LaLiga Santander y LaLiga 1|2|3 al final de las dos últimas temporadas están notablemente por encima del promedio tanto en estilo como de eficiencia del juego, y los seis últimos son justo los que se hallan más abajo en esas medias.

"Un entrenador ha de saber exactamente por qué gana o por qué pierde, y, aunque el fútbol nunca vaya a ser cuadrado y por tanto quepa lo impredecible, esta herramienta es fundamental para poder ir mucho más allá de lo que se tiene a la vista", defiende Vales. Del Coso se atreve a opinar que en cuestión de un par de años o tres, así, profundizando en el análisis "científico" van a ser capaces de responder todavía a más preguntas y con más precisión. ¿Puede entonces el aficionado dar por ciertas sus impresiones desde la grada o la televisión? ¿Debe seguir pidiéndole a sus jugadores que corran?

Los engranajes de Mediacoach

Informe Mediacoach
Informe Mediacoach

El personal técnico de Mediacoach genera más de 365 páginas de datos por partido, equipo y jugador cada jornada. Una enormidad cuya producción y gestión requiere de perfiles de ingeniería de datos como Fran Jarque, responsable último de la creación, tratamiento y puesta de relevancia de los informes Mediacoach accesibles en la aplicación Portal; Carlos Linares, responsable del sistema tecnológico utilizado para la captación de datos en los estadios; David Ruiz, al cargo de los datos que en directo se proporcionan durante los encuentros a los banquillos a través de Mediacoach Live, y Xavi Armanqué, responsable de la herramienta de vídeo-análisis Mediacoach Desktop usada por los analistas de los clubes para preparar los partidos. Tan nutrido equipo trabaja bajo la batuta de Juan Pedro Belchi, manager del equipo de Mediacoach en Barcelona.

Con los ingenieros y su labor se asocian otros perfiles especializados en el análisis del propio juego, del fútbol, como Ricardo Resta, Ángel Vales, Hugo Blanco y Roberto López. Ellos se encargan de dotar de contexto a los datos y de organizarlos para facilitar la toma de decisiones de los cuerpos técnicos de LaLiga. La vía de contacto con los clubes la mantiene abierta Manel Lozano, responsable del departamento de Soporte, quien recoge sus peticiones para mejorar en la forma en que se sirve la información, para que sea más útil, día a día.

Por último, Silvestre Jos, Product Manager de Mediacoach, consigue que todo funcione como un reloj suizo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información