Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubi: “¡Disfruten de Leo!”

El entrenador del Espanyol se rinde al argentino, que marca su sexto gol de falta esta temporada e iguala a Casillas como jugador con más victorias en LaLiga: 374

barcelona - espanyol Ampliar foto
Messi chuta a puerta frente a dos rivales del Espanyol. AFP

El Espanyol no gana en el Camp Nou desde el Delapeñazo,cuando el equipo que dirigía Mauricio Pochettino sorprendió al de Pep Guardiola. Ni siquiera ha empatado. Son 12 partidos, 10 de LaLiga, saldados con otras tantas victorias del Barcelona. Un hilo conductor: Leo Messi. El 21 de febrero de 2009, la noche en la que De La Peña se coronó en la casa azulgrana (1-2), Messi estaba en el campo. Fue su única derrota en el derbi. Ha participado en 25 partidos, con un saldo de 17 victorias (68%), 22 goles y ocho asistencias. Especialmente inspirado en los últimos siete partidos frente a los vecinos, siempre presente en los goles, con nueve tantos y cuatro asistencias. “Les aconsejo a los aficionados del Barcelona que lo disfrutéis, cuando él no esté más todo será distinto”, se sinceró Rubi.

El Espanyol saltó a la cancha del Barça con una idea fija, competir. “Habíamos analizado lo que habían realizado otros equipos que jugaron contra el Barcelona con línea de tres centrales, como el Girona, el Betis y el Valladolid. También, le dimos relevancia al partido del Rayo. Ante el Barça, defender con línea de cuatro es muy difícil porque te ganan la espalda con facilidad y siempre encuentran líneas de pase”, explicó el preparador del Espanyol. “Para nosotros es difícil jugar ante defensas con cinco jugadores, porque no hay espacios para romper, hay mucho tráfico. Es cuestión de preservar y tener cubiertas las espaldas. Hay que insistir, insistir e insistir”, corroboró Ernesto Valverde. Insistía el Barça, pero el plan de Rubi funcionaba en el Camp Nou. Hasta que apareció Messi. Ninguna novedad.

“He sido gafe con mi equipo. Les dije que prefería un gol de falta, antes que uno de esos en los que se meten por dentro hasta la cocina”, confesó el técnico del Espanyol. De nuevo acertó Rubi. Messi y su receta para descorchar murallas: ninguna tan vulnerable como la del cuadro blanquiazul. Es al equipo al que más faltas directas le han metido (seis). En la primera vuelta, en el RCDE Stadium, Messi marcó dos tantos a balón parado. En el Camp Nou abrió el marcador de la misma manera. Y eso que el Espanyol lo tenía contemplado. Víctor Sánchez, debía retroceder para cerrar en el poste desprotegido de Diego López. “Quisimos solucionarlo, pero Busquets estuvo listo y molestó a Víctor para que no pudiera ver la pelota. Cuando se la encontró, ya la tenía muy cerca. Ha vuelto a pasar, aunque no ha sido una falta tan magistral como en la primera vuelta”, aseguró Rubi.

Víctor Sánchez tocó el balón antes de que cruzara la línea. El árbitro, Del Cerro Grande, se lo dio a Messi para alegría de Valverde. “El balón iba a portería antes de que lo toque el jugador del Espanyol”, enfatizó el Txingurri. Fue el sexto gol de falta directa del 10 en la temporada. “¿Si hay psicosis en los rivales cuando Leo va a lanzar?”, cuestionó el preparador azulgrana. “Hay cierto nerviosismo, ¿no?”, resolvió; “mejor para nosotros”. El rosarino no se conformó. Y, cuando el capitán marca, el Barça casi siempre gana. En LaLiga, el Barcelona solo ha perdido el 2,7% de los duelos en que el rosarino ha cantado diana. “Sabemos lo importante que es y de lo que es capaz. A nosotros nos sorprende menos, nos tiene acostumbrados a mucho en los entrenamientos. Tiene mucho mérito”, subraya Busquets.

Calendario exigente

Ni las críticas en Argentina ni las molestias en el pubis condicionaron al 10. “Si juega es porque está bien”, sostuvo Guillermo Amor, responsable de relaciones instituciones del Barcelona. El día en que superó a Iniesta como el segundo con más presencias con la camiseta azulgrana (675, solo tiene a Xavi por delante: 767), Messi igualó a Iker Casillas como el que más victorias ha cosechado en LaLiga: 334 sobre 445 (75,1% de triunfos). Ahora, le tocará descansar. O no. “Teniendo en cuenta el calendario que tenemos, debemos tirar de todo el equipo. Vienen partidos muy seguidos. Será normal que hagamos algunos cambios. Ya veremos si Leo descansa o no”, concluyó Valverde. Juega Messi, gana el Barça. Si no, que se lo pregunten al Espanyol.

Busquets: “Se ha ganado y se ha hecho justicia al fútbol”

“Nuestro plan ha salido bien en la parte defensiva, pero no en la ofensiva”, dijo Rubi, entrenador del Espanyol, sobre la defensa con centrales que diseñó ante el Barça. “Es que para un equipo lo fácil es cuando tiene espacios. Es más sencillo jugar a la contra que en ataque de posición, donde se requiere una gran calidad técnica. Querían hacer un partido largo, que dejáramos huecos”, replicó Valverde.

La apuesta, en cualquier caso, incomodó al Barça pero no lo tumbó como ya es costumbre porque el Espanyol —en un récord negativo— suma 20 partidos en LaLiga sin ganar al Barça (cuatro empates y 16 derrotas). “Han jugado muy solidarios, muy juntos, muy cerca del área. Se trataba de insistir y perseverar”, expuso Valverde. “Han hecho un planteamiento ultradefensivo. Nos ha costado, pero se ha ganado y se ha hecho justicia al fútbol para el equipo que ha ido a ganar el partido”, reflexionó Busquets. Algo que rechazó Rubi: “No hemos venido a defender. Intentamos que el rival no estuviera cómodo para luego intentar atacar. Pero es muy difícil porque presionan todo el rato y una pérdida ahí significa gol suyo”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información