Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rodrigo y Gameiro noquean al Athletic

Un gran gol del internacional y otro del francés rompen la racha de cuatro empates consecutivos del Valencia

Rodrigo, en el centro, celebra el primer gol del Valencia.
Rodrigo, en el centro, celebra el primer gol del Valencia. AFP

Un gran gol de Rodrigo Moreno y otro de Gameiro rompieron la racha de cuatro empates seguidos del Valencia. Sorprendentemente el partido entre los reyes del empate, 15 para el Valencia y 12 para el Athletic, no acabó en tablas. Cuarta victoria del equipo de Marcelino este curso en Mestalla y quinto partido seguido como local sin encajar en todas las competiciones. A trabajos forzados, la tropa de Marcelino se acerca a Europa.

El partido se abrió temprano, generando muchos espacios para que los explotaran dos equipos a los que les gusta correr. En el Valencia, Marcelino volvió a transformar a su equipo, al que el jueves le espera un duelo de Europa League ante el Krasnodar. Seis permutas respecto al miércoles pasado en las semifinales de Copa realizó el técnico. La presión alta en el Athletic generaba muchas dificultades en la salida del balón cuando los encargados eran los centrales Roncaglia y Diakhaby. Parejo y Kondogbia acudieron al rescate.

VALENCIA, 2 - ATHLETIC, 0

Valencia: Neto; Wass, Diakhaby, Roncaglia, Gayà; Ferran (Carlos Soler, m. 75), Parejo, Kondogbia, Cheryshev; Rodrigo (Guedes, m. 79) y Santi Mina (Gameiro, m. 69). No utilizados: Jaume, Paulista, Coquelin y Piccini.

Athletic: Herrerín; De Marcos, Yeray, Iñigo Martínez, Yuri; Dani García, Beñat (San José, m. 63), Ibai Gómez (Susaeta, m. 81), Raúl García (Kodro, m. 66) Iker Muniain; Williams. No utilizados: Unai Simón, Nuñez, Córdoba y Balenziaga.

Goles: 1-0. M. 48, Rodrigo. 2-0. M. 89, Gameiro.

Árbitros: Medié Jiménez. Amonestó a Yeray, Iñigo Martínez y Raúl García. VAR: Del Cerro Grande.

Mestalla, 39.041 espectadores.

Una caída de Raúl García en el área de Neto que el VAR no consideró como penalti activó al Valencia. Esa acción, que calentó al guerrillero centrocampista navarro y le costó minutos después una amarilla, pulsó el interruptor del juego local. La tropa de Marcelino, brillante semifinalista de Copa, empezó a jugar por los costados, con Gayà por la izquierda y la sociedad formada por Wass, en esta ocasión lateral, y Ferrán Torres bombardeando el castillo vasco. Las alas del Valencia llegaron a línea de fondo y centraron con peligro pero no encontraron rematador y Herrerín, como Neto enfrente, no intervino.

En una de esas, el elegante Ferrán, que desplazó al banquillo a Carlos Soler, repitió el magnífico remate que en Balaídos le dio un gol en la victoria blanquinegra por 0-2. El chut, con el exterior de su pie derecho, en esta ocasión se marchó fuera. Dominador y jugando en campo contrario más minutos que el Athletic en el suyo, el Valencia no dio con el gol. Era el guion de la temporada hasta que lo rompió Rodrigo en la apertura del segundo acto.

El tanto del internacional español fue un prodigio. Una doble pared con Santi Mina originó un gol de hermosa factura. El gallego recuperó una pelota en el balcón del área y combinó con Rodrigo, que le devolvió la pelota por arriba. Santi Mina se elevó y con la cabeza insistió con su compañero. Entonces Rodrigo alumbró el gol más bonito que se ha visto este curso en Mestalla. Sin dejar botar el balón golpeó de volea con el empeine de su pie derecho, su pierna mala.

Al Valencia, que pudo sentenciar el partido y falló en varias salidas, le entraron los miedos hasta que acertó Gameiro a embocar un gran centro de Carlos Soler. El mejorado Athletic de Gaizka Garitano no lanzó a puerta ni una vez.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información