La federación vasca pide su admisión en la UEFA y la FIFA

El organismo autonómico quiere ser reconocido como independiente de la FEF

Bartra y Aduriz, en un Catalunya-Euskadi de 2015
Bartra y Aduriz, en un Catalunya-Euskadi de 2015efe

La Federación Vasca de Fútbol (FVF) inició su particular procés en Durango, el centro geográfico del País Vasco. En un convento de los Agustinos reconvertido en teatro, los miembros con derecho a voto del máximo organismo del fútbol vasco decidieron pedir oficialmente ser admitidos en la FIFA y en la UEFA como federación independiente de la española, e iniciar un camino que, probablemente, saben que no llevará a ninguna parte.

Más información
Euskadi vence a Túnez en un partido de guante blanco
Catalunya y Euskadi quieren una fecha FIFA
Fiesta en Catalunya; copa para Euskadi
Reivindicación del fútbol plácido
El balón multicolor

De los 124 miembros de la Asamblea, concurrieron 44: 43 votaron a favor y se produjo una abstención, por lo que el proceso, “que irá lento”, según afirma el presidente de la FVF, Luis María Elustondo, se pone en marcha.

Entre los asistentes aparecían algunos futbolistas profesionales como Illarramendi y Zurutuza, de la Real Sociedad, Asier Riesgo del Eibar, Manu García, del Alavés, y Ainhoa Tirapu, portera del Athletic. Faltó Aritz Aduriz, el goleador rojiblanco, que tenía derecho a voto. También estuvieron presentes José Ángel Iribar, José Mari Amorrortu —secretario técnico del Athletic—, y el exjugador rojiblanco Koikili Lertxundi, uno de los impulsores de la iniciativa.

La prensa no tuvo acceso a la Asamblea, que suele estar abierta a los medios, a los que se hurtó el posible debate, que no existió. Apenas 10 minutos después de comenzar la asamblea se procedió a la votación, que no fue unánime por apenas un voto. Los clubes que se oponían al acuerdo no se presentaron en Durango.

La Federación Vasca, a pesar de su decisión de convertirse en una entidad independiente, choca contra los estatutos de la FIFA, que en su artículo 1 señala que “se reconocerá como federación miembro a una sola por país, bajo reserva de lo estipulado en los apartados 5 y 6 del presente artículo”. En el artículo cinco se habla de la particularidad de las federaciones británicas, y el 6 reza: “Con la autorización previa de la federación miembro del país del que dependa, la federación de fútbol de una región que aún no haya obtenido su independencia podrá solicitar su admisión en la FIFA”, un caso en el que el País Vasco no se encuentra. “Pero no es un obstáculo”, afirma Elustondo; “hay otros casos, como Gibraltar, Kosovo o las Islas Feroe. La mayor objeción puede venir de la Federación Española, a la que el asunto no le hace mucha gracia”. En la FEF, que preside Luis Rubiales, afirmaban no conocer los planes de la Federación Vasca. “Tienen autonomía para reunirse, y no sabemos nada de este asunto”, aseguraban a EL PAÍS. “Sí sabían que íbamos a debatir esta propuesta. En la Federación Española hay vocales vascos”, dijo en cambio Elustondo, que añadió: “No será una separación rápida. No vamos a ir quemando contenedores por ahí para conseguirla”.

Entre los votantes estaba Juan Luis Larrea, expresidente de la FEF y presidente de la Federación Guipuzcoana.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS