Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cisma entre los entrenadores de la ACB

La gran mayoría de los técnicos de la liga, entre ellos Agustí Julbe, apartado por el Fuenlabrada, no paga la cuota de la Asociación, que corresponde al 0,8% de su ficha anual

Agustí Julbe, en el banquillo del Fuenlabrada
Agustí Julbe, en el banquillo del Fuenlabrada Europa Press

De madrugada, a través de twitter y sin esperar al pronunciamiento de su club, Agustí Julbe se dio por despedido del Baloncesto Fuenlabrada. “(...) Casi sin tiempo para cogerle cariño al Fernando Martín, he sido despedido de forma inesperada. Cinco partidos oficiales han sido suficientes para que dejaran de confiar en mí”, escribió el técnico a las 2.52, en la duermevela del lunes al martes, 32 horas después del zarandeo sufrido ante el Baskonia (60-110) en la última jornada de la Liga Endesa.

“Después de las situaciones sucedidas que tuvieron como resultado final (...) la mayor derrota en casa de nuestra historia, se ha decidido apartar de sus funciones de primer entrenador a Agustí Julbe”, respondió ayer al mediodía el Montakit en un comunicado en el que anunciaba el relevo interino de José María Raventós para el partido de la Champions FIBA ante el Antwerp belga.

Julbe, de 46 años, se convirtió este verano en el octavo entrenador al que el Fuenlabrada daba la oportunidad de debutar en la ACB después de ser ayudante de Xavi Pascual en el Barça y de Perasovic en Baskonia y Efes. Pero, tras un mes de competición, la relación contractual tendrá que resolverse por via judicial en tiempos convulsos para el sindicato de entrenadores, el organismo defensor de los técnicos en este tipo de procedimientos.

El mes pasado, un grupo de 16 entrenadores, ocho de ellos en banquillos de la actual Liga Endesa —Pedro Martínez (Baskonia), Salva Maldonado (Gran Canaria), Ibon Navarro (Andorra), Joan Peñarroya (Manresa), Jaume Ponsarnau (Valencia), Luis Casimiro (Unicaja), Porfirio Fisac (Zaragoza) y Sergio Valedeolmillos (Guipuzkoa)— presentaron una demanda ante la Audiencia Nacional contra el convenio entre la Asociación de entrenadores (AEEB) y la ACB. Un convenio que recoge, entre otras cláusulas, el depósito del contrato profesional en el sindicato y el pago de un 0,8% de la ficha hasta un máximo de 3.000 euros anuales. La vista judicial desestimó la demanda pero ni los ocho técnicos mencionados ni varios más de la ACB, entre los que se encuentra Julbe, están al corriente de pago de ese 0,8%, establecido sobre un salario mínimo de 142.344,39 euros brutos anuales (unos 100.000 para entrenadores de primer año). Sí cumplen Pablo Laso y Svetislav Pešic, técnicos de Madrid y Barça.

“En los últimos seis años ha habido unas 32 intervenciones y hemos recuperado más de cuatro millones de euros”, explica Juan María Gavaldá, presidente de la AEEB. “Dentro de nuestra cobertura global, de varios miles de entrenadores, son treinta y pico técnicos del ámbito profesional y muy pocos los que no cumplen sus obligaciones solidarias”, prosigue Gavaldá. En la Euroliga, la aportación para los técnicos sube al 1% sin tope máximo.

“Tenemos un convenio originario de 1991, revisado y renovado al 200% en 2012 y revisado y renovado nuevamente en 2016. Un grupo potente no lo cumple y la discrepancia no puede pasar por saltarse la reglamentación y la solidaridad, se llamen como se llamen, porque hay otros con mucho nombre que sí lo hacen. Cuando te echan no vale hacerte del grupo para que te defiendan. Un entrenador desprotegido por la reglamentación es un entrenador con problemas”, avisa Gavaldá.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información