Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estampida de culturistas ante un control antidopaje

Se suspende un campeonato de culturismo en Euskadi tras el abandono de la mayor parte de los participantes al ver que se iban a realizar pruebas antidopaje

Cartel de la competición suspendida.

Un campeonato de fitness y fisicoculturismo que se iba a celebrar el domingo pasado en Santurtzi (Bizkaia) tuvo que ser suspendido tras el abandono masivo de la competición por parte de los participantes al saber que se realizarían pruebas antidopaje. Se trata de la II Copa Euskadi organizada por IFBB-Euskadi (International Federation of BodyBuilding and Fitness).

En un comunicado, la Agencia Vasca Antidopaje (EAA-AVA), dependiente de la Dirección de Actividad Física y Deporte del Gobierno Vasco, ha recordado que en mayo suscribió un acuerdo de colaboración con la IFBB-Euskadi para que esta agencia realizara controles de dopaje en las competiciones organizadas por dicha asociación en el País Vasco.

Fruto de este acuerdo, la AVA hizo controles de dopaje en una competición celebrada en Santurtzi el 16 de junio de 2018, cuyos resultados fueron remitidos a IFBB-Euskadi. En su nota, la AVA recuerda que es la IFBB-Euskadi quien se encarga de tramitar los expedientes sancionadores por el uso de sustancias dopantes.

En dicho control, se tomaron muestras a 12 participantes, de los que cinco dieron positivo por una o varias sustancias de distintos tipos (anabolizantes, estimulantes, diuréticos y drogas sociales). Antonio León, presidente de la Asociación de Fisioculturismo de Euskadi, aclara al diario As que uno dio positivo por un inhalador ya que arrastraba problemas respiratorios, aunque no lo comunicó en el pesaje, y otro se puso nervioso "y le dio a la marihuana".

El pasado domingo, la AVA, sin previo aviso "como es lo habitual y deseable", se presentó en la competición, que comenzó a las ocho de la mañana en el teatro Serantes de Santurtzi. Cuando los agentes de la AVA se personaron en el lugar, ya había comenzado el evento, puesto que el pesaje ya se había llevado a cabo. Mientras los agentes realizaban los preparativos para realizar el control, el organizador les informó de la suspensión de la prueba por la estampida de los participantes.

A juicio de AVA, "esto no significa que el abandono de la competición por parte de los participantes haya sido debido a la existencia de control de dopaje". "Dicha aseveración debe ser realizada, en todo caso, por parte de la IFBB-Euskadi (organizador) y/o por las personas participantes", agrega la nota.

As precisa que de 27 participantes, abandonaron el teatro 20. Según la normativa, siete participantes son insuficientes para disputar un torneo con diferentes categorías. "Los chavales cuando vieron a una persona con una tarjeta colgada al cuello en la que pone que es de la Agencia Antidopaje y una carpeta, se asustaron", explica Antonio León al diario deportivo.

La AVA añade en su nota que en los foros internacionales en materia de lucha contra el dopaje en los que ha participado esta agencia se ha puesto de manifiesto que una actividad "en la que existe una importante problemática en relación con el uso de sustancias dopantes, es la del físico-culturismo y fitness".

"Luchamos por un reconocimiento deportivo para evitar que sucedan estas cosas y la gente no utilice sustancias prohibidas", sentencia en el As Antonio León, que anunció la suspensión definitiva de la Copa Euskadi.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información