Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valverde: “Me voy un poquito preocupado”

El entrenador del Barcelona asegura que su equipo tenía que arriesgar para remontar el partido en Anoeta

real sociedad - barcelona Ampliar foto
Valverde, en el nuevo estadio de Anoeta. Getty Images

Desde que Ernesto Valverde se hizo cargo del banquillo del Camp Nou la temporada pasada, el Barcelona se convirtió en el equipo que más puntos ha sumado después de comenzar los partidos perdiendo. No se cae el Barça tras encajar ni se queda quieto el Txingurri. En los cinco partidos oficiales que ha disputado el conjunto azulgrana en lo que va de campaña, Valverde ha modificado su equipo en el entretiempo en tres. En la Supercopa de España frente al Sevilla, Rakitic reemplazó a Rafinha tras el paso por los vestuarios. Ante el Alavés, en LaLiga, Semedo le dejó su lugar a Coutinho. Misma estrategia en Anoeta. Sabe corregir a tiempo el preparador azulgrana, mientras espera que el banquillo dé un paso al frente. “Es normal que haya cambios en el equipo tras las jornadas de selecciones”, apuntó Luis Suárez. “La plantilla es amplia y de mucho nivel”, sumó Jordi Alba.

De la maldición a las dos remontadas

Ni Guardiola, ni Tito Vilanova, ni Martino, tampoco Luis Enrique. Desde que la Real Sociedad había regresado a Primera el Barcelona no podía con el cuadro de San Sebastián en Anoeta. Hasta que llegó Ernesto Valverde, que le da lo mismo si la Real juega en el viejo o en el renovado estadio. La temporada pasada, el Barça rompió una racha de siete partidos sin triunfos en la casa de la Real (dos empates y cinco derrotas) después de remontar un 2-0 para imponerse 2-4. Y ayer volvió a dar vuelta el marcador. El Barça pasó de la maldición a las remontadas en Anoeta.

“En este campo no hay un paseo triunfal para nadie”, señaló Valverde. “Con las reformas, el ambiente es espectacular. La gente empuja mucho aquí. Ellos estaban muy motivados. Es un estadio muy bonito y cuando acaben la tribuna del gol que falta todavía será más difícil jugar aquí”, concluyó el técnico del Barcelona.

Antes del duelo ante la Real, Valverde había anticipado las rotaciones. El técnico planteó dos cambios respecto de su once tipo en la temporada: Busquets y Coutinho se quedaron en el banquillo para dar vuelo a Rafinha y Semedo. No funcionó. “En la primera parte nos costaba atravesar sus líneas, porque estaban muy atrás”, analizó el preparador del Barcelona. Luis Suárez coincidió con su técnico. “La intención era buscar espacios en la primera parte, pero se cerraron bien”, aseguró el delantero. El cambio de piel del Barcelona se explicó a través de Coutinho (saltó al campo en el minuto 46) y, sobre todo, de Busquets (minuto 56). Con el pivote de Badia al mando del equipo, el Barça arrinconó a Rulli: pasó de jugar el 65% al 75% del tiempo en el campo de la Real. “La entrada de Coutinho en la segunda parte fue lo que cambió la dinámica del partido. Entró muy bien. Nuestra intención era empezar la segunda parte tal y como empezamos el primer tiempo: tener la pelota y buscar espacios, sabiendo que el rival estaba un poco encerrado atrás”, subrayó Luis Suárez. “En el segundo tiempo buscamos tener más amplitud”, añadió Sergi Roberto.

La estrategia

Cuanto más cerca de Rulli se plantó el Barça, más peligro tuvo Ter Stegen. “Sabíamos que teníamos que meter una marcha más porque estábamos perdiendo y eso requiere asumir más riesgo. Hemos tenido más juego, a costa de conceder alguna contra en el segundo tiempo”, explicó Valverde. Y añadió: “Está claro que la Real te puede meter dos o tres contrataques, pero hay que saber dominarlos. Me voy un poquito, pero poquito, preocupado”.

El Barça recurrió a la estrategia para superar a la Real. “Este tipo de partidos hay que jugarlos, intentar dominarlos y superar las dificultades. Hemos conseguido tres puntos muy buenos. Hay que darles valor a las victorias en estos campos, son los triunfos que la gente quita de la memoria”, sostuvo Valverde. “Estos encuentros son en los que se van las ligas”, corroboró Suárez.

Y con el marcador a favor, Valverde mandó al campo a Arturo Vidal. A partir de entonces, el Barcelona reculó: pasó a jugar un 51% del tiempo en su campo. “¿Por qué me preguntáis por el cambio de Vidal?”, cuestionó el Txingurri. “Quería tener más control”, resumió Valverde, ajeno a las críticas. “Esto es como todo, haces un cambio y ganas y sueles ser el rey, hoy he hecho un cambio y hemos ganado y estamos así, imagínate...”, cerró el preparador azulgrana.

Garitano: “Que te hagan goles en dos saques de esquina...”

Con el Barcelona entregado a jugar en el campo de la Real Sociedad, apareció la figura de Ter Stegen para frenar los remates de Theo y Juanmi cuando el marcador estaba 1-0. Una vez más el portero alemán se convierte en el pilar de la victoria azulgrana. “Ha tenido buenas intervenciones. Nos ha salvado, pero cada uno cumple su función en el equipo, los delanteros están para marcar y los guardametas para parar”, explicó Valverde.

Las estadísticas dicen que Rulli y Ter Stegen terminaron el duelo empatados en paradas, cuatro cada uno. El Barcelona, en cualquier caso, concedió siete remates por 11 de la Real. Sin embargo, el meta alemán fue un manto de tranquilidad para sus compañeros. Falló ocho pases y recuperó ocho balones, por los 21 y siete que firmó el portero argentino, que la semana pasada se estrenó bajo el larguero de la Albiceleste. “Marc ha estado a su nivel, para mí es el mejor portero del mundo”, lo elogió Jordi Alba. “Es un placer tener a un portero como Ter Stegen, siempre nos ayuda muchísimo”, sumó Sergi Roberto.

“No hemos tenido el acierto necesario o el rival ha hecho buenas paradas. Estábamos cómodos y hemos tenido tranquilidad y pausa. Pero, después de no marcar, han llegado sus goles”, analizó Garitano. Y se lamentó por recibir dos goles de estrategia. “No te puedes ni imaginar la pena que me da. Ellos te exigen mucho e intentas controlar todas las situaciones. Pero no hemos tenido acierto en el balón parado. Puede pasar que el Barça te haga goles, pero que te los haga en dos saques de esquina… Esto es alta competición y hay que ser solventes. La diferencia está en los grandes detalles”, dijo el técnico de la Real.

“Estoy orgulloso de todo el equipo, creo que merecíamos algo más. Es difícil jugarle así ante el Barça. Ellos nos han metido en dos rebotes. Hay que estar muy contentos por el estadio, por la gente y por nosotros”, concluyó Elustondo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información