Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘viejo’ régimen y el vacío

¿Hasta cuándo seguirán perpetuando su protagonismo Roger Federer, Novak Djokovic y Rafael Nadal? ¿Quiénes serán sus sucesores? Yo pienso que la jerarquía actual se alargará unos cuantos años más

Rafa Nadal, durante un entrenamiento en Nueva York.
Rafa Nadal, durante un entrenamiento en Nueva York. GTRES

Hoy se inicia la cuenta atrás para ver quién levantará el trofeo del último Grand Slam del año, el US Open, y es fácil presuponer que volverá a ser unos de los tres tenistas que han acaparado más títulos en los últimos 15 años: Roger Federer, Novak Djokovic y Rafael Nadal. Su condición de favoritos no viene dada solo por la inmensidad de sus currículum, sino sobre todo por el juego desplegado durante este año.

Federer y Rafael han mantenido el gran nivel del curso anterior y Djokovic ha recuperado definitivamente la competitividad que había perdido en este periodo de dudas. Su mirada vuelve a ser agresiva y desafiante; su juego y sus golpes, tan potentes como antaño. Entre ellos se han repartido los otros grandes de este curso, por lo tanto, no considerarlos los máximos candidatos sería querer pensar a contracorriente.

Fuera cualquiera de los tres el que ganara el torneo neoyorquino, sería además, el mejor jugador del año. Pero esto no es todo. De ganar Federer, este podría seguir alejándose de Rafael. De hacerlo mi sobrino, podría tratar de impedírselo y alejarse, a su vez, de Djokovic. Y de hacerlo este último, podría acercarse peligrosamente a mi sobrino.

Sin desprestigiar a ningún gran tenista de esta última década, que los ha habido y los sigue habiendo, es muy difícil no valorar la enorme hazaña que ha protagonizado la actual tripleta. Entre los tres suman nada menos que 50 Grand Slams. No quiero aburrirles enumerando el resto de títulos que han acumulado, pero la realidad es que sus números son apabullantes.

Los otros tenistas que cohabitaron en el circuito en la historia de este deporte, siendo las grandes figuras que fueron, estuvieron lejos de estos números. Bjorn Borg, Jimmy Connors y John McEnroe sumaron 26 grandes entre los tres; Pete Sampras, André Agassi y Jim Courier, 26 más; Ivan Lendl, Matts Wilander y Boris Becker, 21.

A día de hoy, los interrogantes son inevitables. ¿Hasta cuándo seguirán perpetuando su protagonismo estos tres tenistas? ¿Quiénes serán sus sucesores? ¿Habrá un vacío cuando finalmente se vayan despidiendo de la competición? Llevo suficientes años vinculado a esta disciplina como para saber que estas preguntas se han repetido siempre. Las grandes figuras han abierto siempre este debate.

Yo pienso que el régimen actual se alargará unos cuantos años más. En el caso de mi sobrino, no solo lo pienso, sino que sobre todo, lo deseo. Pero tarde o temprano nuevos nombres, si no alguno de la actual Next Gen, tomarán el protagonismo, ganarán los grandes torneos y tendrán su oportunidad para intentar estar entre los mejores de la historia.

¿Se puede repetir un escenario como el actual? Se me antoja realmente complicado y es por esto, precisamente, que las nuevas hornadas deben tomar el enorme desafío con gran optimismo y compromiso; deben aceptar la carga de trabajo con enorme ilusión y traicionar las reglas del mundo actual, tan dado a lo fácil, a lo rápido y a la complacencia.

Si no logramos hacerlo así, estaremos perdidos por una buena temporada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información