Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wimbledon ‘pasa’ del Mundial

Obligado a convivir este año con la Copa del Mundo y el avance de Inglaterra, el grande británico se niega a exhibir los partidos pese a la fiebre entre los aficionados locales: “Esto es un torneo de tenis”

Un aficionado observa el tenis en Wimbledon con una camiseta de Inglaterra.
Un aficionado observa el tenis en Wimbledon con una camiseta de Inglaterra. REUTERS

We still believe, we still believe… (Todavía creemos) It’s coming home (Vuelve a casa), it’s coming home, it’s coming (viene)… Football’s coming home! (¡El fútbol está volviendo a casa!).

En la peregrinación hacia el santuario del tenis británico, por Church Road, varios aficionados que acuden a Wimbledon lucen camisetas de la selección inglesa de fútbol y entonan el tema que The Lightning Seeds compuso para arropar a los pross durante la Eurocopa de 1996. El distrito SW19 no se libra estos días de la fiebre que recorre Londres de cabo a rabo, encantados como están los ingleses con la progresión de su equipo nacional en el Mundial de Rusia. Aunque el tenis y Roger Federer hacen las delicias de todos ellos, los hinchas no pierden ojo a lo que pueda ocurrir a casi 3.000 kilómetros de distancia, con su selección a solo dos pasos del gran éxito.

Este año, el torneo está obligado a convivir con la Copa del Mundo. Los seguidores alternan el tenis con los móviles, al igual que los jugadores y los periodistas locales. Un hecho que, en cierta medida, inquieta a la organización de Wimbledon. Hace unos días, al británico Aljaz Bedene se le vio entrenarse con una camiseta del artillero Harry Keane y Johanna Larsson exhibió orgullosa la de Suecia. Mientras, Rafael Nadal intentó cerrar lo más rápido posible su encuentro de la tercera ronda para ver qué sucedía en el Suecia-Inglaterra. “Lo que quiero es ir ahora a ver el fútbol…”, admitía el número uno durante la entrevista post-partido, sin ni siquiera haber pasado por el vestuario.

El revuelo alcanza a la planta baja de la sala de prensa, donde multitud de aficionados se agolpan tras una cristalera para observar las televisiones de algunos periodistas futboleros, excitados con los partidos. La organización del torneo, al quite, ordena cada vez que esto ocurre que el personal baje los estores enrollables con el objetivo de que fluya el tráfico de gente y de que la atención se concentre exclusivamente en las raquetas. Por eso, ni se le pasa por la cabeza proyectar ningún encuentro de Inglaterra en la pantalla gigante de la colina de Aorangi Park, pese al deseo de muchos seguidores, ávidos de que su selección haga algo grande en una Copa del Mundo 52 años después de su única conquista.

Horario inamovible para la final masculina

Tradicional como ninguno, Wimbledon respeta su guion a rajatabla. “No mostraremos fútbol. No lo hemos hecho nunca y no lo haremos ahora. Esto es un torneo de tenis”, advirtió en la antesala el jefe ejecutivo del club, Richard Lewis. “La final se jugará a las 14.00 [15.00 hora española], como siempre. Hemos vendido todas las entradas y hay un interés masivo. En absoluto hay ningún plan de cambiar nada”, agregaba Lewis ayer al canal deportivo de la BBC, al ser preguntado sobre la posibilidad de que el torneo modificase el horario de la final del domingo al poder solaparse con la del Mundial, fijada a las 16.00 (17.00 de España). “Nuestra final ha sido siempre a las dos y esta vez será otra vez a las dos”, corroboró el director comercial, Mick Desmond.

Se jugará a las 14.00. Hay un interés masivo

Richard Lewis, jefe ejecutivo

“Nos emociona el éxito de Inglaterra en la Copa del Mundo. Es fantástico para el espíritu de nuestra nación y ha generado una magnífica atmósfera. No hemos tenido una sola queja de que el fútbol haya podido interferir con el torneo. Tenemos muchas zonas con Wi-Fi, así que aquellos que quieran verlo tranquilamente en sus teléfonos o tabletas pueden hacerlo […]. Conozco a Gareth Southgate [el seleccionador inglés] y es un gran tipo. Y Jeremy Dier [el padre de Eric, internacional presente en Rusia] es miembro del club. Le conozco a su hijo desde que era un niño”, expresó el ejecutivo de Wimbledon.

Nadal: “Esto genera ilusión en la sociedad”

Después de superar a Jiri Vesely y alcanzar siete años después los cuartos, Rafael Nadal se refirió de soslayo a la cuestión horaria. “No es un tema de los jugadores. Como siempre, mandan el torneo y las televisiones, así que nosotros tenemos poco que decir en ese sentido”. Y después, el balear describió lo que percibe estos días en Londres: “Están contentos, como lo estaríamos nosotros si estuviéramos en las semifinales. Hace muchos años que no están en una posición como esta y es un país con una gran tradición deportiva y futbolística. Es normal que vivan este momento con ilusión y con pasión, y esto es bonito. Esto genera ilusión en la sociedad”.

“El fútbol es el fútbol y el tenis es el tenis. Si hemos venido a Wimbledon es porque nos entusiasma este deporte. Obviamente siempre apoyaremos a Inglaterra, pero yo no cambiaría la hora de la final”, sostenía el londinense Jonathan mientras seguía el pulso entre Kei Nishikori y Ernest Gulbis en la Henman Hill. “Esto es Wimbledon y aquí lo primeros es el tenis…”, añadía Tom, otro aficionado. “Pero por encima de todo está Inglaterra”, terciaba Paul. “Inglaterra y el fútbol son lo primero. Nos encanta el tenis, pero podemos volver a ser campeones del mundo. ¡No lo somos desde 1966!”, cerraba Andrew, el último componente de los amigos.

Y, mientras tanto. “… Three Lions On The Shirt! (... Tres leones en la camiseta) … Jules Rimet Still Gleaming (… Jules Rimet [el trofeo] sigue brillando) … No More Years Of Hurt (… No más años de dolor) … No More Need For Dreaming (… No más necesidad de soñar)”, se escucha día sí y día también, estas dos semanas, por las calles del barrio de Wimbledon.

RESULTADOS DEL LUNES 9

CUADRO MASCULINO: Rafael Nadal, ; 6-3, 6-3 y 6-4 a Jiri Vesely; Roger Federer, 6-0, 7-5 y 6-4 a Adrian Mannarino; Novak Djokovic, 6-4, 6-2 y 6-2 a Karen Khachanov; Milos Raonic, 6-3, 6-4, 6-7 y 6-2 a MacKenzie McDonald; John Isner, 6-4, 7-6 y 7-6 a Stefanos Tsitsipas; Kei Nishikori, 4-6, 7-6, 7-6 y 6-1 a Ernest Gulbis; Kevin Anderson, 7-6, 7-6, 5-7 y 7-6 a Gael Monfils.

CUADRO FEMENINO: Serena Williams, doble 6-2 a Evgeniya Rodina; Angelique Kerber, 6-3 y 7-6 a Belinda Bencic; Kiki Bertens, 6-3 y 7-6 a Karolina Pliskova; Dominika Cibulkova, 6-4, 6-1 a Su-Wei Shieh; Jelena Ostapenko, 7-6 y 6-0 a Aliaksandra Sasnovich; Camila Giorgi, 6-3 y 6-4 a Ekaterina Makarova; Julia Goerges, 6-3 y 6-2 a Donna Vekic; Daria Kasatkina, 6-7, 6-3 y 6-2 a Alison Van Uytvanck.

Más información