Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hierro confirma que Costa y De Gea serán el eje de España

El nuevo seleccionador ratifica el plan de su predecesor, Julen Lopetegui, y se aferra al punta y al portero antes de viajar a Moscú a medirse a Rusia en octavos de final

Hierro habla con Costa este viernes en Krasnodar. Ampliar foto
Hierro habla con Costa este viernes en Krasnodar. REUTERS

La fase de grupos del Mundial arrastra a España hacia el estadio Luzhniki de Moscú al tiempo que desvela el verdadero plan de su seleccionador accidental. Fernando Hierro da su toque personal a las charlas, trata a los jugadores con más encanto que su predecesor e introduce pequeñas variaciones tácticas. Puede confirmarse que se trata de lo que en la nueva jerga administrativa del fútbol se conoce, en palabras de un empleado federativo, como “un gestor”. Uno extraordinario, a juzgar por la suavidad con la que conduce las cosas. Pero, en lo esencial, uno que preserva el eje de la estrategia de Julen Lopetegui.

Jugar con David de Gea en la portería y con Diego Costa en la punta del ataque era el alfa y omega del seleccionador destituido. Desde que asumió en el cargo en 2016 hasta que se subió a una furgoneta en Krasnodar, finiquitado dos días antes del inicio del campeonato, su idea fue firme, según lo confirmaron fuentes de su entorno hace un mes. La Copa del Mundo se conquistaría con De Gea y Costa o no se conquistaría de ninguna otra manera. Hierro sostiene esta propuesta.

Lo reveló el propio Hierro este viernes, horas antes de embarcarse con el equipo hacia Moscú. Lo dijo en RTVE: jugará De Gea y jugará Costa. Mantiene la confianza en el nueve después de haberle dado la titularidad con un reparto de 77, 90 y 74 minutos en los tres partidos de la fase de grupos con un balance de tres goles. El seleccionador defendió con vehemencia a los dos pilares del nuevo modelo. Ya había esgrimido el sentido de “familia” para mantener al portero tras el error garrafal que concedió la ventaja (1-2) a Portugal. Algún jugador se preguntó entonces si la red de seguridad parental se extendería a los demás cuando fallaran pases, goles o controles.

De momento, no se sabe si Hierro mantendrá a Thiago para poner a Koke otra vez; o si relevará a Silva, como piden algunos medios para alinear a Asensio; o si le retirará la confianza a Ramos por su mal partido frente a Marruecos, o incluso a Iniesta por implicarse en el error que desembocó en el 1-0 de Boutaib. Nadie está asegurado hasta que se demuestre lo contrario. Después de todo, como recordó un jugador en esta semana: “¿Acaso no dejó Del Bosque a Xavi en el banquillo después de perder contra Holanda el primer partido del Mundial?”.

Los jugadores con memoria en Krasnodar no olvidan Curitiba. No olvidan que Xavi, el alma de la selección, acabó sentado en 2014 sin que se produjera ningún escándalo mediático. Aplicado el bisturí, España se hundió más, solo que con menos estilo.

David y Abdullah

“No podemos vivir con el miedo a fallar”, dijo Thiago este viernes. “Queremos jugar. Queremos darle velocidad al balón. Queremos que el equipo tenga la posesión para ir desarmando al rival. Pero es muy complicado cuando cometemos pequeños errores, el rival se pone por delante y se encierra atrás, como hicieron Portugal y Marruecos. Hay que tener más cuidado en el pase porque te pueden pillar a la contra, pero no tienes que jugar con miedo. Lo más importante es confiar en nosotros y en los compañeros. ¡Tenemos que recuperar la alegría!".

Alegría necesita el portero. De Gea ha encajado cinco goles: los mismos que Abdullah Al-Mayoof, el meta saudí, con la diferencia de que España es una de las selecciones menos rematadas (seis tiros en contra) mientras que Arabia Saudita ha sufrido 11 tiros.

“La portería es la posición más desafortunada que hay en el campo”, observa Thiago, en defensa de su colega. “Cuanto más cerca del área juegas mayor es el nivel de riesgo. David, como vimos en el United y en la selección en los últimos años, es un porterazo. ¿Cuántas veces hemos dicho que David ha salvado el partido o que ha perdido el partido? Hay que valorar lo buen portero que es y las veces que ha sido el mejor en la Premier. Para criticar no solo hay que ver los partidos. Hay que estar en los entrenos y ver cómo trabaja como un animal. La confianza en él es gigante”.

Thiago habla en público como debe hablar un líder empeñado en reforzar la moral de la tropa. Sabe que la mayoría de la plantilla necesita renovar la fe, especialmente después de conocer que Hierro dice que insistirá en que toda España gire alrededor del eje Costa-De Gea.

España renueva su condición de líder mundial del pase

Thiago Alcántara acertó 86 pases y falló uno en el área contraria. Estuvo intachable contra Marruecos a pesar de sentir —tras ser suplente dos veces seguidas— que le examinaban con lupa.

El volante del Bayern, un jugador a quien Busquets aprecia mucho como escolta, representa la clase de centrocampista que puede darle velocidad y contundencia al juego de España en campo contrario, sello de distinción del equipo. Al cabo de las tres jornadas de fase de grupos España lidera la tabla de pases con 2.277 por delante de Alemania, con 1.970. La cifra es más llamativa en los pases en campo contrario: 1.471 frente a 1.342 de Alemania. La señal de dominio puede agrandarse debido al repliegue masivo de rivales como Irán.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.