Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Baskonia resiste la mejoría del Barça

El equipo vitoriano pone el 2-0 en las semifinales con más apuros que en el primer partido (85-79)

Garino gana un rebote entre Claver y Reynolds.
Garino gana un rebote entre Claver y Reynolds.
Liga Endesa ACB Jornada 2

Finalizado

Que no, que no hay dos partidos iguales por muy seguidos que se disputen y por mucho que se disputen en el playoff. Tanto es así que el Barcelona, derrotado, casi humillado en el primer partido, a priori vencido de antemano (nunca mejor dicho) resulta que dominó el partido y el marcador hasta el tercer cuarto (61-60). El resto para el Baskonia fue sufrir, andar por detrás buscando la calderilla que no se caía de los bolsillos, por ejemplo, de Moerman, implacable en el lanzamiento de tres, escondido entre las figuras, florecido en los trigales. Pero era otro Barcelona, el que salió y el que acabó perdiendo, más grupal, más orgánico, más organizado, convirtiendo al Baskonia en un grupo que daba la sensación de vivir con un exceso de relajación. Ni Huertas, tan productivo en la última fase de la temporada, ni el resto del colectivo parecía implicado en una tarea que solo acababa de comenzar.

El Barça era otro equipo y el Baskonia también. O sea, era otro partido, más igualado, menos extraño que el del lunes, donde todo no podía ser tan fácil entre plantillas parejas. La virtud del Barcelona fue su juego coral, aunque Tomic no fuera el referente buscado, pero encontró a un sorprendente Jackson, como base, y a un Reynolds por encima de sus posibilidades.

El Baskonia apeló a la paciencia, sabiendo que la frontera de diez no podía romperse. Pedro Martínez utilizó a los tres bases (Huertas, Vildoza, Granger) para ir agotando la falta de bases del Barcelona. Y el partido fue discurriendo por el sendero estrecho marcado, sin que el Baskonia diera muestras de ansiedad. Y le dio la vuelta al partido colocando el 2-0 en la semifinal, una frontera demasiado alta en cualquier eliminatoria. Se acercó el Barcelona a la victoria, pero el Baskonia colocó las vallas necesarias para defender los seis minutos de ventaja que le pueden dar el pase a la final.

Más información