Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kevin Durant deja a LeBron James al borde del KO

Golden State domina 3-0 la final tras vencer en Cleveland (102-110) con 43 puntos y un triple decisivo de su alero

Lanzamiento de Kevin Durant en el Cavaliers-Warriors. Ampliar foto
Lanzamiento de Kevin Durant en el Cavaliers-Warriors. USA TODAY

Kevin Durant ejecutó en Cleveland (102-110) y situó a Golden State, con 3-0, a un paso de reeditar el título. La actuación de Durántula resultó demoledora para la defensa de los Cavaliers. La redondeó con un triple desde unos ocho metros que significó la puntilla y puso el 100-106 en el marcador a falta de 50 segundos. Fue la guinda a su impresionante prestación: 43 puntos, con un 6 de 9 en triples, 13 rebotes y siete asistencias. No hubo quien le frenara y su triple fue muy parecido al que consiguió hace un año y que también sirvió para decidir el tercer encuentro de aquella final.

LeBron James volvió a quedarse demasiado solo. Logró un triple doble con 33 puntos, 10 rebotes, 11 asistencias, además de dos robos de balón y dos tapones. Pero no fue suficiente. Los Warriors supieron capear el temporal en el intenso inicio de partido que plantearon los Cavaliers y no tardaron en remontar la desventaja de 13 puntos que llegaron a acumular (37-50) en el inicio del segundo cuarto.

La pegajosa defensa de JR Smith sobre Stephen Curry surtió efecto. El base de los Warriors sufrió muchos problemas durante todo el encuentro y falló los nueve primeros triples que lanzó, precisamente después de haber batido con nueve triples el récord en unas finales en el segundo partido.

En el tercero, Curry quedó muy lejos de sus promedios habituales, con solo 11 puntos. Pero cinco de esos puntos los consiguió de golpe en los momentos más trascendentes, cuando se ventilaba el ganador. Con una canasta de dos situó a su equipo por delante (97-98) a falta de 2.40 minutos para el final. Y acto seguido anotó un triple que amplió la ventaja (97-101).

LeBron contestó con un triple (100-101), pero un mate de Andre Iguodala, que reapareció después de haberse perdido los seis anteriores partidos de los ‘playoffs’ a causa de una lesión, seguido por el triple de Durant dejó el marcador muy decantado. LeBron lo apretó de nuevo (102-106), pero Draymond Green acabó de asegurar el triunfo de los suyos. Ningún equipo ha sido capaz de remontar un 3-0 en una final de la NBA.

CLEVELAND, 102; GOLDEN STATE, 110 (0-3)

Cleveland (0): George Hill (5), JR Smith (13), LeBron James (33), Kevin Love (20), Tristan Thompson (8) –equipo inicial-; Nance (5), Jeff Green (3), Korver (0) y Hood (15).

Golden State (3): Stephen Curry (11), Klay Thompson (10), Kevin Durant (43), Draymond Green (10), McGee (10) –equipo inicial-; Iguodala (8), West (0), Looney (0), Bell (10), Livingston (8) y Young (0).

Parciales: 29-28, 29-24, 23-31 y 21-27.

Quicken Loans Arena de Cleveland. 20.562 espectadores.

Las fechas de la final

1 de junio, Warriors-Cavaliers (124-114) (1-0)

3 de junio, Warriors-Cavaliers (122-103) (2-0)

6 de junio, Cavaliers-Warriors (102-110) (0-3)

9 de junio, Cavaliers-Warriors, en Cleveland (3.00)

12 de junio, Warriors-Cavaliers, en Oakland (3.00) *

15 de junio, Cavaliers-Warriors, en Cleveland (3.00) *

18 de junio, Warriors-Cavaliers, en Oakland (2.00) *

* De ser necesarios.

La exhibición de Kevin Durant hizo posible el triunfo de los Warriors a pesar del flojo papel de Curry y también de Klay Thompson, que solo anotó 10 puntos, como Iguodala, Draymond Green y McGee.

Los Cavaliers no supieron hacer rentable su dominio en el rebote porque fueron menos eficaces en los lanzamientos. Kevin Love aportó 20 puntos y 13 rebotes. JR Smith empezó muy bien el partido, sumó 13 puntos, pero se fue diluyendo. Rodney Hood, que apenas había jugado en los dos primeros partidos, sorprendió al contribuir con 15 puntos y seis rebotes en 26 minutos de juego. Korver, en cambio, solo estuvo 11 minutos en la cancha y falló los cuatro lanzamientos que realizó. Igualmente Tristan Thompson y George Hill rindieron a un nivel muy bajo.

Los Cavaliers están contra las cuerdas. En la final de 2016 fueron capaces de remontar un 1-3. Pero ahora, con un 3-0, se antoja misión casi imposible que la escuadra de LeBron pueda conseguir otra gesta inédita en la historia de la competición.

Más información