Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano Ronaldo sufre un esguince de tobillo, pero estará en la final de Kiev

Las pruebas confirman que la lesión del portugués en el tobillo derecho no es grave; ya ha empezado a trabajar en la recuperación

lesion Cristiano Ronaldo
Cristiano se duele del tobillo en el césped del Camp Nou. GTRES

Cristiano vio la segunda parte del clásico en el banquillo. El lunes por la mañana ya empezó el trabajo de recuperación después de que las pruebas confirmaran que sufre un leve esguince en el tobillo derecho. Nada grave, aseguran desde Valdebebas, por lo que el portugués estará en la final de Kiev del 26 de mayo frente al Liverpool. De momento, no viajará a Sevilla para el partido de mañana, aplazado en su día por la final de Copa. Al Madrid le quedan, después de la salida el Sánchez Pizjuán, dos partidos de Liga: contra el Celta en casa el sábado 13 y contra el Villarreal, fuera, el domingo 20. En principio, Cristiano tampoco jugará frente al conjunto gallego este sábado porque Zidane no quiere riesgos. Y la última jornada, en función de cómo evolucione, podría servir para que pruebe el tobillo que se lesionó en un choque con Piqué en el gol del 1-1 en el Camp Nou.

El portugués, después de un complicado arranque de temporada —sanción de cinco partidos después de empujar al árbitro en la Supercopa de España— y falta de acierto ante la portería, ha vuelto a sus números de siempre. Lleva más goles (43) que partidos (42) este curso. La Champions fue su terapia —en Europa no bajó su promedio—, durante la travesía en la Liga. De los 25 tantos que suma en el campeonato (es el segundo en el pichichi tras los 33 de Messi y por delante de los 24 de Luis Suárez), 21 los ha anotado en los últimos tres meses y medio de competición. Hasta el 20 de enero promediaba 0,2 goles por encuentro, su peor registro desde que llegó a Chamartín. Desde el doblete contra el Deportivo el 21 de enero, promedia 1,75 por partido.

El Madrid pagó su falta de pegada porque, además, coincidió con la sequía de Benzema. “Cristiano siempre vuelve”, repetían sus compañeros. Y volvió. Volvió a lo grande cuando el equipo más lo necesitaba y el camino a Europa se hacía cuesta arriba. Marcó un doblete en la ida de los octavos contra el PSG y otro gol en París en el partido de vuelta. Marcó también un doblete en casa de la Juve en la ida de los cuartos la noche que puso de pie al Juventus Stadium con el golazo de chilena. Volvió a marcar en la vuelta y fue el tanto que metió al Madrid en las semifinales. Lo hizo de penalti en el descuento con sangre fría. Mientras a su alrededor se liaba la mundial —Buffon acabó expulsado y pasaron cinco minutos entre que el colegiado señaló la pena máxima y el lanzamiento—, Cristiano tuvo la capacidad de abstraerse de todo y marcar. Anotó en todos los partidos de Champions salvo en las semifinales contra el Bayern, y suma 15 este curso en la competición, por delante del tridente del Liverpool: 10 suma Firmino, 10 Salah y nueve Mané. Sanción aparte, el portugués se ha perdido 11 partidos por descanso esta temporada (todos los de Copa y cinco de Liga).

Igual que la temporada pasada, CR ha alcanzado su pico de forma en los meses decisivos del año. Forma parte del plan que pactó con Zidane en verano de 2016. Para evitar, como había ocurrido los años anteriores, que el portugués, de 33 años, acabara la temporada al límite —en la final de Lisboa terminó medio cojo y en el camino hacia San Siro se perdió la ida de las semifinales—, el técnico le convenció para que se dosificara. No hacía falta, le dijo, que lo jugara siempre todo; era mejor que llegara fresco al tramo más importante del curso, en el que se disputan los títulos. En ese plan de dosificación le ahorró los viajes de los partidos fuera de casa. En esta Liga, además de descansar contra el Leganés en la primera y segunda vuelta, y en Copa, no ha ido a Cornellà, Las Palmas y Málaga.

Entre ceja y ceja tiene ahora CR la final de la Champions de Kiev, a la que llegará como el máximo goleador de siempre. Acumula 120 tantos en Europa (105 con el Madrid y 15 con el Manchester) y busca la tercera corona seguida.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.