Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las futbolistas de Tigres se coronan en la Liga femenina de México

Las jugadoras de la Universidad Autónoma de Nuevo León ganan la segunda edición del torneo mexicano tras someter a las rivales de ciudad, las Rayadas, en los penaltis

Tigres Liga MX Femenil
Las jugadoras de Tigres celebran el título. Cuartoscuro

Laureles para las futbolistas de Tigres. Las felinas ganaron la Liga femenina de México frente a las Rayadas en una noche de récord con 51,211 aficionados en las tribunas, una marca indeleble en la historia del fútbol femenino de su país y a nivel internacional. Los goles de Lizbeth Ovalle y Katty Martínez habían garantizado el trofeo para las felinas, pero un gol en el último minuto de Monterrey dirimió el título en los penaltis. Ahí la tenacidad de las Universitarias se impuso para ganar 2-4 en un duelo pletórico. 

En la ciudad de Monterrey se ha exacerbado la rivalidad entre los colores de Tigres y Monterrey. La final femenina repitió a la masculina de diciembre, pero esta noche el balón fue a favor de ellas. Las jugadoras regias han adaptado el partido a su ritmo, sin un mecanismo publicitario. Sólo sus gestas en las canchas. Hace seis meses, las felinas quedaron eliminadas en las semifinales por el Pachuca; las Rayadas se quedaron en la línea de la fase final.  

El empate 2-2 en la ida. Las de Tigres hurgaron más entre la línea de defensoras. Las Rayadas intentaban aprovechar algún balón largo para Mónica Monsiváis y Dinora Garza provocaran un gol. El gol de las felinas se produjo tras un mal tiro de esquina de las Rayadas. El balón lo recuperó Carolina Jaramillo para que Belén Cruz mandara un pase al hueco para que Lizbeth Ovalle la dejara en la portería para el 0-1, el 2-3 en el marcador global. 

Tigres Liga MX Femenil ampliar foto
El remate de cabeza por parte de Blanca Solís. Cuartoscuro

En el segundo acto de la final, la guardameta María Martínez salió a los pies de la delantera Monsiváis y provocó un penalti a favor de las Rayadas. La capitana Rebeca Bernal convirtió el gol para resucitar a las de Monterrey, 1.1 (3-3). En la siguiente jugada la futbolista con apellido que remite al gran cronista mexicano, cayó sobre su hombro y tuvo que salir del campo.

El entrenador de Tigres, Osvaldo Batocletti, recurrió a la banca para que Katty Martínez, la artillera de su plantel, tuviera unos minutos en el campo y concretara una jugada a todo gas de Liliana Mercado, la cual culminó en gol, el 1-2 (3-4). 

A dos minutos del silbatazo final, Norali Armenta pegó un salto en el área para rematar y empatarlo. Su tanto frustró el festejo de las de Tigres y forzó la tanda de penaltis. Un duelo de corazón. Las Rayadas fallaron el primero y el cuarto tiro, las universitarias fueron infalibles en territorio rival con la serie favorable 2-4.  

El plantel de Tigres apuntó a lo alto. Fichó a futbolistas con rodaje en la selección femenina de México como Belén Cruz, una mediocampista que debutó con 15 años en una Copa del Mundo, y Nayeli Rangel, quien hace un año jugó en el Sporting Club Huelva de la Liga Iberdrola. La directiva logró los fichajes de dos grandes talentos forjados en la ciudad fronteriza de Tijuana: Carolina Jaramillo y Fabiola Ibarra.

El conjunto de Monterrey terminó el torneo regular como la segunda gran ofensiva con 45 goles anotados. La defensa comandada por Rebeca Bernal y la portera Claudia Lozoya sólo recibieron 13 goles. La meritocracia poco respetó a las jugadoras de Monterrey, con solo dos derrotas en el torneo y las mejores posicionadas en la clasificación. 

Los números le sonríen al fútbol femenino de México. En la final de ida, jugada en el estadio Universitario de Nuevo León, acudieron 38.230 hinchas. En la vuelta acudieron 51, 211 aficionados unas cifras récord a nivel internacional para un juego de clubes femeninos y  superiores a las entradas de nueve partidos del América masculino. (Pachuca, 26,854; Atlas, 21,412; Lobos, 18,282; Monarcas Morelia, 17,840; Xolos, 23,907; León, 28,398; Toluca, 37,170; Monterrey, 26,784 y Santos Laguna, 22,278). 

En México aún se compite por un mejor equilibrio de sueldos entre las competencias masculinas y femeninas. También contra una de regla que permite a los equipos contar con cuatro futbolistas mayores de 23 años y dos pueden jugar por cuatro. Una limitación para las veteranas. Al momento sólo pueden jugar mexicanas, sin contar a las mexico-estadounidenses.

El fútbol femenino reinó frente al regreso del béisbol de la MLB a México y en especial a Monterrey con un partido convulso, nunca quieto. Las de Tigres finiquitaron otra gesta más para el fútbol femenino. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información