Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergio Ramos: “Hay que ir a París a implantar nuestra identidad”

El capitán del Madrid celebra el regreso de Marcelo y Zidane dice que la mejor manera de presentarse en el Parque de los Príncipes es con la victoria de este sábado. "Hemos estado serios y concentrados"

Sergio Ramos celebra con Cristiano el gol del 3-1 al Getafe.
Sergio Ramos celebra con Cristiano el gol del 3-1 al Getafe. AP

Fue una de las peores entradas en Liga en mucho tiempo para el Madrid (55.000 espectadores). Fue también uno de los peores sábados de marzo en cuanto a clima (frío y lluvia), pero el Bernabéu, a ratos envuelto en una gris neblina, se hizo escuchar. Para reprocharle al colegiado su actuación y para ovacionar a Cristiano Ronaldo. “Fuera, fuera, fuera” empezaron a cantar desde las gradas cuando Melero López pitó penalti para el Getafe tras una falta de Nacho en la que el defensa parecía haber tocado balón. “Cristiano, Cristiano, Cristianoooooooo”, arrancó todo el estadio cuando Zidane quitó al portugués, autor de un doblete (301 tantos con la camiseta del Madrid en 286 partidos) en el minuto 78. Esta vez no hubo llamamientos en los videomarcadores de cara el partido contra el PSG como antes de que se disputara el partido de ida. No los necesitan los jugadores, que llevan la eliminatoria de octavos en el cabeza desde mediados de diciembre, cuando el sorteo.

“Ya sabemos lo que significa la Champions para nosotros, se hizo un buen partido aquí en la ida y ahora nos toca ir a París. Vamos a intentar jugar con la misma seriedad que en la ida. Y vamos a intentar implantar nuestra identidad allí. Es difícil olvidarte de ese partido y de lo que nos jugamos esta temporada”, dijo el capitán Sergio Ramos después de la victoria por 3-1 contra el Getafe.

Celebró el central la vuelta de Marcelo que, tal y como pactó con Zidane, jugó unos minutos. Media hora, en concreto. Le dio tiempo a dar tres centros, dos de los cuales acabaron en gol (uno fue anulado por falta de Cristiano). La primera parte la vio sentado en el banquillo con zapatillas deportivas. Se calzó los botines a la vuelta del descanso cuando empezó el calentamiento. “Marcelo salió a coger un poco de ritmo es necesario porque es de esos jugadores que marcan la diferencia”, le piropeó Ramos.

La incógnita siguen siendo Modric y Kroos, fuera desde hace algo más de dos semanas. Ni el croata, con una lesión muscular en el bíceps, ni el alemán, con un esguince en el ligamento externo de la rodilla, han empezado a tocar balón y a trabajar con el grupo. A Zidane le volvieron a preguntar ayer, igual que en cada previa y en cada pospartido de los últimos 15 días. ¿Hay opción de que jueguen o están descartados? “No lo sé, vamos a ver mañana, no puedo decir nada”, respondió. Intentaron enfocar las preguntas de otra manera para tirarle de la lengua. ¿Cuánto le preocupan esas bajas? ¿Son de las peores que pueda tener el equipo? “Nunca voy a lamentarme… es lo que hay, si no pueden estar, hay otros. Sabéis todos la importancia que tienen Toni y Luka y lo que han hecho en este equipo, pero no me puedo lamentar. Tenemos dos días para ver cómo llegamos”, contestó el técnico francés.

Se recuperen o no, a París viajará toda la plantilla, tal y como confirmó Casemiro en zona mixta. ¿Viendo como está Cristiano, el asunto de las bajas se ve de otra manera, con menos preocupación?, le preguntaron a Zidane. “¡No! Tenemos que convivir con estas cosas que existen y que a veces pasan. Cristiano está atravesando un momento bueno y hay que aprovecharlo”, respondió. En el último mes ha recuperado gol, acierto, pegada, sonrisa y presencia en el juego. Lo agradece el Madrid. Él, por su parte, volvió a agradecer –señalándolo ante el público- a Benzema su asistencia en el segundo gol, el que marcó justo antes del descanso. “Es mejor llegar con esta victoria al partido del martes, era muy importante hacer un partido como el de hoy, serio, bueno por parte de todos, he visto a todos los jugadores muy concentrados”, concluyó Zidane.

Más información