Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Fernández queda segundo tras Hanyu en el corto y apunta a medalla

El español roza su mejor marca personal en una jornada liderada por Yuzuru Hanyu, que mostró su recuperación de la lesión y su candidatura como favorito

Javier Fernandez Ver fotogalería
Javier Fernández realiza el programa corto en Pyeongchang. AFP

Javier Fernández demostró en su primer contacto con el hielo de Pyeongchang que ha recuperado su mejor patinaje para el momento más importante de su carrera: su tercer y último intento por lograr el podio olímpico. El madrileño, de 26 años, bordó su programa corto para sumar una puntuación (107,58) que se queda a menos de dos puntos de su mejor marca personal. Yuzuru Hanyu, vigente campeón olímpico y su compañero de entrenamiento en Toronto, registró el mejor programa de la mañana (111,68). Este sábado, el programa largo (que se suma al corto) decidirá las medallas. Allí no estará Felipe Montoya, representante español nacido en Colombia, que quedó penúltimo en sus primeros Juegos.

Fernández, bicampeón del mundo y seis veces de Europa, hizo lo que estaba en su mano y descontó además a uno de los rivales directos: Nathan Chen, el patinador estadounidense que incluye cinco cuádruples en su programa largo, por los tres de Javier o los cuatro de Hanyu. Chen, bajo los potentes focos de la cobertura mediática de su país, falló en todos sus saltos, y cayó con estrépito hasta la 17ª posición. No fallaron, en cambio, otros de los jóvenes que también planean programas libres con más dificultad que el español. El japonés Shoma Uno, 20 años, se acercó a Fernández con 104,7, mientras que el chino Jin Boyang, 20 años, quedó cuarto con 103,32. Hay, por tanto, cuatro patinadores con muchas opciones de lograr una de las tres plazas de la gloria olímpica.

El Chaplin de Javier Fernández volvió a brillar sobre el hielo con sus Tiempos modernos. Clavó los dos cuádruples de su programa, uno de ellos combinado con un triple, que elevó su gran nota técnica (59,79). La presentación, uno de sus fuertes, también recibió una buena valoración, algo por detrás de la de Hanyu, con tres dieces en actuación y un total de 47,79.

El japonés, de 23 años, favorito, despejó con su programa corto las incógnitas sobre su estado de forma. De hecho, se quedó solo a 1,04 de su mejor marca personal, que es el récord histórico. Hanyu, una figura hermética, se había mantenido fuera del circuito desde que en noviembre se dañara los ligamentos del pie derecho cuando practicaba un cuádruple. "Quería decir que... he vuelto", exclamó el también vigente campeón del mundo, que recibió 63,18 en los elementos técnicos, con dos cuádruples, uno de ellos combinados con un triple, y y una presentación de 48,50. Cuatro jueces de nueve calificaron su actuación con un 10.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información