Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Festival a la contra del Atlético que destroza a Las Palmas

El equipo de Simeone se impone al de Jémez con una tormenta de ataques en velocidad

atletico - las palmas
Griezmann marca el primer gol del Atlético. AFP

El contragolpe se impuso al toque. Tres fogonazos vertiginosos resolvieron un duelo de estilos antagónicos. A un lado, el Atlético de Simeone, siempre dispuesto a acortar los trámites del juego a la mínima que el contrario se lo permite. Al otro, Las Palmas de Paco Jémez, decidido a intentar evitar el descenso de su querencia por la pelota. Una tarea que se vislumbra compleja ante la falta de pesaje de Las Palmas en defensa y en el corazón del juego. La desbandada de mimbres respecto al curso anterior que encabezó Roque Mesa ha dejado un plantel con poca continuidad en el juego como para poder inquietar al Atlético.

No padecieron en exceso los rojiblancos con el exceso de pases de su contrario. Lo capearon con una buena presión por momentos, con orden y con temple. Esta vez no se descompusieron con el fútbol pendular de un rival que le mostró su mandíbula de cristal en tres ocasiones y en las tres fue castigado por ello.

La resolución del partido tardó en llegar, una hora, pero fue rotunda. Tres pérdidas de balón tres goles. Tres contras fulgurantes y definitivas en menos de 20 minutos que premiaron la superioridad rojiblanca en el primer acto y la salida voraz del descanso que protagonizaron los futbolistas de Simeone, que había dejado a Koke en la ducha para aplicar un punto más de velocidad con Carrasco. El volante ha entrado en una fase en los últimos partidos en la que percibe que ahora no es tan imprescindible para su técnico como antes.

Fue con la velocidad con lo que mataron el partido los rojiblancos y lo lograron. Si hay algo que está claro en este Atlético es que se desenvuelve mejor a toda mecha que masticando los partidos. Primero fue Griezmann el que pisó el acelerador, lanzado a la carrera por un pase de Juanfran al espacio. El francés se encontró con más de 40 metros por recorrer sin oposición por delante. La vista y el toque de Juanfran desnudaron a Las Palmas, incapaz de Cuando se encontró con Chichizola le cruzo una picada suave. El gol desató una tormenta de fútbol as toda mecha que fundió a Las Palmas. Al minuto, el propio Griezmann estampó la pelota en el poste tras otra pérdida de balón. En la siguiente el Atlético logró ese 2-0 más tranquilizador que le evitó tener que defender esos 1-0 con los que a veces ya no ofrece tanta fiabilidad. Otro error en el pase en una zona parecida lo cazó Griezmann, conectó con Correa y este con Torres. Resolvió El Niño con un regate hacia adentro y un derechazo por alto incontestable. Titular por la baja de última hora por los problemas estomacales de Gameiro, tuvo el partido que se espera de él en su mejor versión. Estiró al equipo, bajo buenos balones con el pecho y definió a la contra. Sin el pelaje guerrero de Costa, sin duda Torres es el delantero que más prestaciones similares le puede dar a su equipo. Y de serie le da el plus del compromiso y el sentimiento más allá de sus aciertos o errores. El festival de contragolpes lo cerró Thomas tras otra galopada poderosa, esta vez de Carrasco, que le cedió la pelota al ghanés para que solo tuviera que empujarla.

Atlético

4-4-2 (D.P.)

Diego Simeone

13

Oblak

19

Lucas

20

Juanfran

2

Godín

24

Giménez

11

Cambio Sale Thomas

Correa

14

Gabi

6

Cambio Sale Carrasco

Koke

8

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Saúl

9

1 goles Gol Cambio Sale Vitolo

Fernando Torres

7

1 goles Gol

Griezmann

13

Chichizola

2

David Simón

23

Cambio Sale Erik Expósito

Dani Castellano

20

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Gálvez

22

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Ximo Navarro

19

Hernán Toledo

21

Jonathan Viera

7

Peñalba

24

Cambio Sale Vicente Gómez

Tana

16

Cambio Sale Nacho Gil

Jairo

9

Jonathan Calleri

Las Palmas

4-1-4-1

Paco Jémez

En menos de 20 minutos esa tormenta de velocidad le dio al Atlético un triunfo que le demandaba su estado anímico. Eliminado de la Copa y con el traspié del Girona aún en la cabeza, la victoria le consolida en la segunda plaza. No enfiló el triunfo en el primer tiempo, pero tuvo un par de ocasiones claras para ello. Gabi en un mano a mano, tras una jugada paciente no superó a Chichizola. Y a Griezmann se le fue al palo un fino remate de tacón tras otro centro con buen pie de Juanfran. Esa falta de acierto mandó al Atlético al descanso con el inquietante cero a cero. Pero esta vez no se descompuso con el paso del tiempo. Se aferró a esa inyección de velocidad que le insufló su entrenador con la entrada de Carrasco. Este equipo lo hace todo mejor corriendo. Para defender y para atacar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información