VELA | VOLVO OCEAN RACE
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Una etapa complicada

La estrategia jugará un papel importante y tendremos que tomar decisiones difíciles

Llegada del Mapfre a Melbourne el 24 de diciembre.
Llegada del Mapfre a Melbourne el 24 de diciembre.Jesús Renedo

¡Hola a todos desde Melbourne y feliz año nuevo!

Día 1 de enero, víspera de la salida de la cuarta etapa que nos llevará a Hong Kong en unos 20-21días de navegación.

Tenemos un sentimiento encontrado, entre ganas de volver a navegar y una gran pereza ya que la parada aquí ha sido atípica y sobre todo muy corta. Después de una etapa demoledora como la que nos trajo aquí por los mares del Sur, una semana no es suficiente tiempo para recuperarse física y mentalmente pero como hemos comentado en la reunión de equipo de hoy, previa a la salida, peor estarán los demás.

A favor tenemos que la moral está por las nubes, como no podía ser de otra manera, el barco impecable y la tripulación en buena forma.

Hay un dato que Volvo ha publicado hoy, y es que somos el único equipo que no hace cambios en la tripulación y hay hasta 19 tripulantes nuevos que vienen a esta regata. Por supuesto traerán aire fresco, pero por otro lado necesitarán un mínimo de tiempo para adaptarse y espero que nosotros, teniendo una tripulación bien engrasada, podamos sacar un pequeño partido a esta situación.

Por lo demás, va a ser una etapa complicada y con muchos puntos importantes en los que tendremos que tomar decisiones difíciles. Saldremos con un buen viento y remontaremos la costa australiana en popa con unos 20 nudos de viento cerca de la costa, pasando muy cerca de Sydney, así que será entretenido seguro.

Después conectaremos con los Alisios del Sur y llegaremos a las calmas ecuatoriales o Doldrums, que por ahora y aunque falta mucho, no tienen tan buena pinta como en la segunda etapa y parece que podríamos pasar varios días atrapados entre calmas y chubascos…

Una vez pasadas las calmas será una regata en popa hasta China, pero eso ya lo iré contando desde el barco.

Por ahora nos queda, como siempre, salir fuertes, apretar los primeros días y ojalá podamos estar en el grupo de cabeza otra vez peleando cada milla de esta nueva y excitante etapa.

Un fuerte abrazo a todos desde Australia y espero que nos sigáis como hasta ahora.

Xabi Fernández es patrón del Mapfre.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción