Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla aprende a vivir sin Monchi

El club andaluz, a la espera de Jesús Navas, gasta 60 millones en su primer año desde 2000 sin el director deportivo

Nolito, en el partido ante el Leipzig de la Emirates Cup. Ampliar foto
Nolito, en el partido ante el Leipzig de la Emirates Cup. AP

“Vamos a poner el dinero en el campo”. Son las palabras de José Castro, presidente del Sevilla, poco después de que se consumara la marcha de Vitolo, todo un culebrón, al Atlético vía Las Palmas. El adiós de uno de los emblemas del equipo escoció en la forma, pero no alteró las líneas maestras de la planificación del conjunto andaluz, que tiene como primer examen la previa de la Liga de Campeones, cuyo sorteo se celebra este viernes.

Se trata, además, de una planificación especial, puesto que es la primera después de Monchi, ahora en la Roma, quien había venido confeccionando los equipos del Sevilla desde el verano de 2000. 17 años después ha surgido un nuevo Sevilla de la mano de Óscar Arias. La política del director deportivo se ha basado en tres factores. Ha tirado de chequera, ha apostado por algunos valores seguros, como Nolito, y ha mantenido la política de Monchi con el fichaje de otros futbolistas de un perfil desconocido con capacidad para revalorizarse.

Muriel, Nolito, Banega...

En el primer aspecto destaca la adquisición de Luis Muriel, delantero internacional colombiano por el que el Sevilla ha pagado 20 millones de euros a la Sampdoria. Se trata del traspaso más caro de la historia de la entidad andaluza. A punto de hacerse oficial está también la llegada del central Kjaer, capitán de Dinamarca, del Fenerbahçe. El Sevilla pondrá sobre la mesa 12 millones de euros.

La segunda pata de la planificación del Sevilla se ha basado en la compra de futbolistas que deben garantizar un buen e inmediato rendimiento. Nueve millones al City por Nolito, el regreso de Banega (ocho millones al Inter) y el inminente aterrizaje de Jesús Navas (libre tras acabar contrato con el City) consolidan el nuevo proyecto del Sevilla de Berizzo.

El trabajo de los técnicos del conjunto andaluz se ha plasmado en la llegada del lateral Corchia (cinco millones, del Lille) y del mediocentro argentino Guido Pizarro (seis, del Tigres de México), que ofreció un buen rendimiento en la Emirates Cup disputada en Londres. El Sevilla derrotó al Leipzig y al Arsenal en dos actuaciones convincentes. “Quiero futbolistas que sean capaces de jugar en diversas posiciones, con la idea de tener a dos futbolistas por puesto”, declaró Berizzo tras derrotar al Arsenal, contento con el juego del equipo.

En espera de que se hagan oficiales las llegadas de Navas y Kjaer, desde Nervión se desliza también la posibilidad de fichar a un delantero que compita con Muriel y Ben Yedder en la zona de ataque. En total, el Sevilla se ha gastado hasta el momento 60 millones de euros. Una cifra que le hace liderar el gasto de la Liga española según los datos ofrecidos por la web especializada Trasnfermark y en espera de lo que hagan el Barcelona si sale Neymar, el Real Madrid y el Atlético con el caso de Diego Costa.

El Sevilla, al mismo tiempo, no ha perdido su carácter de equipo vendedor. Ha recibido 36 millones por Vitolo, 15 por Iborra, 12,5 por Konoplyanka, seis por Rami, cuatro por Mariano y tres millones y medio por Cristóforo (en total, 77 millones). En la mente de sus jugadores y del cuerpo técnico se encuentra la previa de la Liga de Campeones, que el conjunto andaluz jugará entre los días 15-16 y 22-23 de este mes de agosto.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información