Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lopetegui: “Aquí no hay nada que reconciliar entre nadie”

El seleccionador destaca el buen clima entre madridistas y barcelonistas, pese a los cruces de declaraciones; las últimas, de Piqué tras la final de Cardiff

Piqué y Lopetegui, en Murcia.

Julen Lopetegui querría armar dos alineaciones; una para la primera parte y otra con 11 jugadores distintos para la segunda en el amistoso que España jugará este martes ante Colombia (21.30, Telecinco), en La Condomina. El examen es un verdadero filtro antes del partido de clasificación mundialista contra Macedonia, el domingo.

“Solo podemos hacer seis cambios”, dijo el técnico español ayer; “nos gustaría hacer más pero solamente se pueden hacer seis. Intentaremos gestionarlo de la mejor manera posible para llegar en buenas condiciones a Skopje”.

El seleccionador está inquieto porque cree que el calendario es estresante física y mentalmente para sus jugadores. El partido contra Colombia se presenta a trasmano. Tres semanas después de acabada la Liga, con un puñado de jugadores fríos, o medio tibios después de las vacaciones de verano interrumpidas, y a cuatro días de la sexta jornada de clasificación para el Mundial de Rusia. El domingo espera Macedonia en Skopje y Lopetegui procura que la plantilla llegue sana a una cita en la que solo pueden permitirse obtener los tres puntos.

Colombia, gran revelación del Mundial de 2014, es un cuadro de hombres templados en las mejores Ligas de Europa. Juegan sin presión. No tienen prisa. El domingo solo les espera un amistoso contra Camerún, en Getafe. Sus jugadores están motivados. El desafío de Lopetegui es inyectar un entusiasmo parecido en sus muchachos. Él detecta problemas múltiples pero se esfuerza por expresar visiones esperanzadoras. “Tenemos muchas ganas y mucha ilusión de jugar este partido”, declaró el técnico; “nuestro objetivo es demostrarlo. Solo podemos hacer seis cambios pero esto no se puede cambiar, así que intentaremos poner el foco en aquello que sí podemos controlar. Jugar con España siempre es una gozada. Tenemos unas ganas bárbaras de hacer un buen partido. Esa es la mejor manera de preparar el partido contra Macedonia”.

Interrogado por la difícil relación que aparentemente mantienen los jugadores del Madrid y del Barcelona, el seleccionador negó la mayor. Lopetegui dijo que todo aquello que han expresado Carvajal, Ramos o Piqué en público y fuera de la concentración de España no tiene ninguna relevancia cuando se unen al equipo nacional.

La rivalidad Ramos-Piqué

Los últimos dardos los había lanzado Piqué este martes en una entrevista en Movistar, después de que el Real Madrid ganara su duodécima Copa de Europa: "Ellos con esta temporada han dado un paso adelante muy importante, pero no se puede comparar aún lo que hemos ganado en estos años con lo que el Madrid ha ganado en estas dos temporadas. El día que nos veas hacer una rúa con una Copa podrás decir que el Madrid tiene un ciclo importante. Nosotros conseguimos eso. Conseguimos que el Madrid hiciera una rúa con una Copa del Rey", dijo en una conversación en la que también quitó hierro a la trascendencia que la rivalidad pueda tener en el ámbito de la selección: "Esto es un show que la gente consume mucho. Sergio y yo sabemos nuestra relación, es de mucho respeto y muy cordial. Y cuando nos juntamos aquí, nos acercamos más".

Lopetegui dice estar tranquilo: "El ambiente interno es maravilloso. Aquí hay un ambiente de equipo. Hemos logrado que los jugadores defiendan esta camiseta con la misma vehemencia con la que defienden la camiseta de sus clubes. Estamos encantados de que sea así. Aquí no hay nada que reconciliar entre nadie. Aquí siempre ha habido un gran ambiente”.

España afronta un doble reto en La Condomina: la gran Colombia de Pékerman y la administración del esfuerzo pensando en Macedonia. El primer portero, David de Gea, se ahorrará el trance: sufre una gastroenteritis.

Más información