Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Thani enreda el final de la Liga

El presidente del Málaga, rival del Madrid en la última jornada, habla de la “escoria” de Cataluña y el Barça pide una sanción

Al Thani
El presidente del Málaga, Abdullah Al-Thani, durante un partido del equipo. Cordon Press

La última vez que el Málaga recibió al Barcelona, el 8 de abril, nadie esperaba al presidente, Abdullah Al Thani, en el palco. Unos días antes, había tenido un incidente con la policía al acceder al estadio. Y él resolvió el caso con una amenaza: no volvería más. Pero no cumplió. A la siguiente jornada, asistió al campo acompañado de sus tres hijos, directivos de la entidad. Abonado a la polémica, después de enemistarse con las fuerzas de seguridad y con el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, esta vez ha dirigido sus ataques al Barcelona y a los catalanes, o, como mínimo, a tenor de sus últimos mensajes, a la prensa catalana.

En un mensaje que ha desaparecido de su cuenta de Twitter, pero que algunos medios captaron cuando fue publicado la madrugada del jueves, Al Thani aludía a la “escoria” de Cataluña y amenazaba al Barça con maniobrar para que no gane la Liga. El resultado podría estar en manos de su equipo, ya que la última jornada enfrenta al conjunto andaluz con el Madrid en La Rosaleda.

Al Thani enreda el final de la Liga

El tuit surgió como respuesta a un aficionado del Barça, que le pedía al presidente, en árabe, como están escritos la mayoría de mensajes de la cuenta del jeque, que ganara al Madrid en la última jornada. La respuesta es la que ha despertado la polémica: “Con el permiso de Dios, serán lapidados en el campo [lo que debería traducirse por un “lucharemos en el campo”]. Pero, la escoria de Cataluña no va a sentir el olor de la Liga por las mentiras que han dicho del entrenador Míchel”.

Al conocer el mensaje, el club azulgrana se sintió ofendido. Y emitió un comunicado en el que mostraba su “rechazo e indignación” por el contenido del tuit. Aseguraba, además, que se disponía a denunciar el caso ante el Comité Antiviolencia del Consejo Superior el Deporte, y que trasladará el asunto al Comité Superior de la Real Federación Española de Fútbol así como al Departamento de Integridad de la Liga.

Las referencias al entrenador del Málaga tienen que ver con las declaraciones del martes, cuando Míchel dijo en Onda Cero ser “mucho más madridista que Valdano” —Valdano y el Tenerife privaron al Madrid de dos títulos de Liga en dos temporadas seguidas, la 91-92 y la 92-93, para suerte del Barça— y que prefería tener que hacerle el pasillo al Madrid, antes que “tener que hacerle la puñeta”. Luego matizó en declaraciones a la cadena SER: “Tengo que respetar la competición e ir a ganar siempre”. La respuesta de Luis Enrique tampoco se hizo esperar, este miércoles: “¿Confiar en el Málaga? Si mi abuela tuviera ruedas, sería una bicicleta”, resolvió el asturiano.

El técnico del Málaga, Míchel González. ampliar foto
El técnico del Málaga, Míchel González. EFE

Horas después de la reacción del Barcelona, Al Thani quiso matizar sus palabras a través de la misma cuenta de Twitter. Aseguró que ese mensaje iba dirigido “a la prensa catalana por lo publicado sobre Míchel”, de modo que esos a quienes llamaba “escoria” eran solo, supuestamente, los de los diarios catalanes. Además, en mensajes sucesivos, enlazó algunos artículos de un diario deportivo de Barcelona y tachó las informaciones de “periodismo de mierda”.

En un intento por suavizar las cosas, miembros del Málaga iniciaron ayer por la tarde conversaciones con directivos del Barcelona. Querían que la entidad azulgrana no entendiera las palabras del jeque como un ataque al club.

Los líos del jeque con la policía y los árbitros

RAFAEL PINEDA, Sevilla

El jeque Abdullah Al Thani se hizo con la propiedad del Málaga en el verano de 2010. Después de dos cursos de una importante inversión en fichajes, el club andaluz vivió los mejores años de su historia: alcanzó la cuarta plaza y estuvo cerca de clasificarse para las semifinales de la Liga de Campeones en 2013. Pero el jeque decidió en el verano de 2012 aparcar sus grandes inversiones en fichajes, acumuló deudas con diversos clubes y jugadores, e incluso la UEFA castigó al Málaga sin participar un año en competiciones europeas. Tampoco pudo completar su proyecto de un puerto deportivo en Marbella.

Este curso, ha sido multado por Antiviolencia por un conflicto con la Policía Local de Málaga, a la que acusó de racista, y también por el Comité de Competición por criticar la labor de los árbitros después del Betis-Málaga. Pese a sus sombras, el club andaluz ha permanecido 10 años seguidos en Primera y Al Thani es ya su presidente más longevo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información