Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marc Bartra, un defensa que se fue para buscar minutos

Sin continuidad en el Barcelona, Bartra se ha convertido en un fijo del Dortmund

Marc Bartra, con el Dortmund.
Marc Bartra, con el Dortmund. AP

Marc Bartra salió del Barça el verano pasado para jugar los minutos que nunca disfrutó en el equipo de toda su vida. Los pocos partidos que disputó la pasada campaña provocaron que se habilitase una cláusula en su contrato que le permitía irse del club por ocho millones de euros, un precio irrisorio para lo que se maneja actualmente en el fútbol. El Borussia Dortmund aprovechó la coyuntura y se llevó a un central que era asiduo en las convocatorias de la selección, joven (25 años) e ideal para el sistema de juego de Thomas Tuchel, un entrenador al que le gusta comenzar el juego desde atrás, tocando desde la zona defensiva.

Criado en La Masia, Bartra siempre estuvo en la órbita de todos los técnicos culés, desde Guardiola hasta Luis Enrique. Se antojaba como un perfecto complemento para Piqué y sustituto de Puyol. Debutó en 2010, con una derrota del Barça en el Calderón con Guardiola en el banquillo y desde entonces solo apareció sobre el césped en 103 ocasiones en sus seis temporadas de azulgrana.
Nunca tuvo la continuidad que requiere un joven central pese a que la zaga del Barcelona se fue despoblando de efectivos en sus primeros años en el primer equipo. En el curso 2013-2014, con el Tata Martino al mando, el mal estado físico de Carles Puyol, que disputó su última temporada, y las lesiones de Piqué dieron protagonismo a Bartra, que estuvo presente en 30 duelos, incluida la final de Copa del Rey, donde fue protagonista anotando el tanto azulgrana y siendo superado por Bale en la acción que supuso el gol decisivo del encuentro.
Tras esa temporada, que acabó sin títulos, el Barça contrató a dos defensas centrales como Mathieu y Vermaelen que le cerraron la puerta a la titularidad y le relegaron a ser el quinto central del equipo de entrada. Pese a ello, Bartra jugó 19 partidos en el año del triplete con Luis Enrique. En su último año la situación apenas cambió y optó por cambiar de aires. En el Borussia Dortmund el catalán es un fijo, el líder en el centro de la zaga y esencial en los planes de Tuchel. Con sus 29 partidos disputados ya casi ha superado su tope como azulgrana y su carrera se ha relanzado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información