Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Enrique: “Lo dejo por cansancio”

El técnico del Barcelona, que espera a un Sevilla “temible”, confirma que el año que viene no entrenará a ningún equipo

Luis Enrique y Unzue, en la sesión de esta mañana.

Persigue el Barça al Madrid en la Liga y tiene mañana una prueba morrocotuda ante el Sevilla, equipo vigoroso que en las últimas fechas, sin embargo, parece haber perdido el pelo como Sansón porque suma cinco encuentros seguidos sin ganar. “Con mejor o peor racha, todos los equipos estamos necesitados de puntos y queriendo cumplir los objetivos. No es algo que me preocupe especialmente”, resolvió Luis Enrique, técnico del Barcelona; “están haciendo una temporada extraordinaria en la Liga, donde compiten con los mejores, y podían estar en cuartos de la Champions porque ante el Leicester fallaron dos penaltis. Quizá no esté en su mejor momento, pero es un rival temible por lo que han hecho y siguen haciendo”.

Juega el Sevilla un fútbol de presión alta y con variedad de registros, capaz de someter a cualquiera. “Estamos preparados para cualquier situación. Tiene fútbol para jugar en corto, en largo y generará complicaciones”, expuso Luis Enrique, que también tuvo palabras de elogio para su homólogo Jorge Sampaoli: “Sus números son muy buenos. Vemos lo que ha hecho en el pasado y ahora, y es de los que mejores resultados que saca”. Para el encuentro, el Barça no podrá contar con los lesionados Rafinha, Arda Turan y Aleix Vidal, aunque sí que volverán al equipo Piqué y Messi. “Estamos en la continua búsqueda de controlar los tiempos de competición y valoramos de manera muy positiva este mini descanso que ha tenido. Ahora, a verlo en el terreno, que es lo que queremos todos porque está al mejor nivel como siempre”. Aunque también se refirió a Iniesta, que descansó una vez más frente al Granada. “Es básico disponer de todos los jugadores en su mejor versión. Y este año Andrés ha tenido mala fortuna con las lesiones porque son dos traumatismos. Con nueve partidos en un mes, hay que dosificar, pero ya está en su mejor nivel. Es único y es una garantía contar con él para el final de la temporada”.

“Hay que atajar las apuestas”

El Barça B venció con un sonoro 12-0 al Eldense en Segunda B y con el paso de los días se ha descubierto que obligaron a los jugadores a perder. “Es un tema muy delicado que hay que tratar con la necesaria seriedad. Es un tema que le pasa al Eldense y el Barça B no tiene nada que ver y es víctima del chantaje, pero me parece bien que esté perseguido. Hay que pararlo”. Y añadió: “No sé si es muy habitual y tampoco lo quiero saber. No me interesa. En mi época no sucedía o a mí no me sucedió. Hay que atajarlo porque hay gente ajena al fútbol que quiere sacar beneficio”.

Cuando acabe el curso, sin embargo, Luis Enrique no seguirá en Can Barça y ya tiene decidido que irá a pasar el verano en la playa de San Lorenzo (Gijón). Pero esta mañana confirmó que tampoco dirigirá a ningún otro equipo porque quiere tener un año sabático. “Si dejo el Barça, que es mi casa y donde tengo una relación increíble con el club y los jugadores….”, se arrancó; “es por cansancio y por necesidad de recuperarme. ¿Dónde voy a estar mejor que aquí?”. Sobre su posible sucesor, Juan Carlos Unzue, que ahora es su segundo, no quiso pronunciarse. “¿Pero le acompañará en sus escapadas en bicicleta?”, le insistieron. “Ya lo veremos… De todas maneras, como siempre se queda atrás, tampoco es importante”.

Toca el Sevilla (miércoles a las 19.30 / beIN LaLiga) y es lo que le ocupa su mente. “Sin Rafinha ni Arda puedo mantener perfectamente el 3-4-3”, convino; “pero tengo diferentes opciones que no las voy a comentar para no dar pistas. Cambian los perfiles, sí, pero lo puedo mantener”. Mañana decidirá.

Más información